Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

3 formas para que los niños aprendan el valor del dinero

Los expertos recomiendan inculcar un objetivo para fomentar el ahorro en los más pequeños de la casa.
Tareas domésticas.
Para que los niños entiendan que el dinero se obtiene a base de trabajo, es recomendable ponerles una serie de tareas y pagarles cuando las concluyan.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) - Hablar de dinero con los más pequeños de la casa no es tan difícil como parece. Hay dinámicas sencillas que pueden enseñarles el valor del ahorro y a gastar con mesura.

1. ¡Ay, el dinero! Es difícil vivir sin él, pero ¿cómo explicarle a un niño que sirve para comprar cosas y se consigue con trabajo? José Luis López, CEO de la app de finanzas personales Finerio, señala que una forma fácil es con el ‘domingo’: luego de explicarle qué es y para qué sirve, agrega que para lograr el dinero con el que adquiere sus dulces, hay que trabajar. “Le puedes poner una serie de tareas, como ordenar su habitación o mantener su promedio”, señala López.

2. Comprendido su valor, hay que aprender a gastar, señala Jorge Ruiz, divulgador del Museo Interactivo de Economía (MIDE). A la hora de comprar un producto, hay que preguntarle si ya revisó si es el más barato, por qué le gusta o si es un gasto que puede esperar. A partir de los 12 años, se puede introducir la figura del presupuesto: padres e hijos deben anotar sus gastos semanales y analizar si se pueden reducir y comenzar a ahorrar.

3. Para Rodrigo Íñiguez, director comercial de Wealth Management de Old Mutual, para fomentar el ahorro se necesita motivación. “Inculcamos un objetivo (comprar algo) y, si en el camino se distrae de la meta, como padres podemos gestionar este cambio”, dice. Después, se puede hablar de préstamos: basta con pedirle prestado de su ahorro y devolverle el dinero con un porcentaje extra. Así sabrá que pedir tiene un costo.

Lee más: Es tiempo de hablar con tus hijos sobre dinero y crédito

El valor del dinero. Como hacían sus padres, Karmen García, secretaria en una distribuidora de materiales de construcción, comenzó a darle su ‘domingo’ a su hijo Leonardo. Se preocupó cuando notó que lo gastaba en cuanto lo recibía. Habló con él, le explicó por qué hay que pensar cómo gastar y cuestionaba sus gastos para después mostrarle cómo ella se ganaba el dinero. Poco a poco, el niño comenzó a ahorrar para comprar sus juguetes.

Publicidad

Desde pequeños. Ana Moreno tiene claro cómo enseñar finanzas personales a sus hijos, de ocho y tres años. Se ganan el dinero por su comportamiento y su contribución a las tareas del hogar. Moreno, que es enfermera, les motiva con metas de ahorro, les involucra en el presupuesto y pronto les abrirá una cuenta bancaria. Su objetivo es que lleguen a la adolescencia con hábitos financieros sanos. El mayor ya ahorra y el pequeño, que le imita, empieza también.

Una cartera vacía. Algo muy diferente vivió Manuel Valdez, auxiliar contable en una empresa de seguridad. Reconoce que nunca tuvo una charla con sus padres sobre dinero y esto influyó en la forma en la que maneja hoy su cartera: no guarda dinero a menos que exista una necesidad y, aun así, le cuesta trabajo. ¿Resultado? Altos niveles de estrés. Por el momento, no tiene ahorro para emergencias y lo único que tiene para su retiro es su afore.

La lección del Monopoly. Octavio Ramírez hablaba poco de dinero con sus padres, pero las noches del sábado toda la familia jugaba al Monopoly, el popular juego de ahorro e inversión. Lo aprendido esas noches ha guiado muchas de sus decisiones financieras. En la primaria comenzó a ahorrar y, poco después, pidió a sus padres una cuenta bancaria. Ahora, con una situación financiera estable, analiza cómo realizará su primera inversión.

¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad