Publicidad
Suscríbete
Publicidad

Nuestras Historias

Una colección especial de propiedades de lujo alrededor del mundo

Explorar Propiedades

Arquitectura de las haciendas coloniales de México

Originarias del siglo XVI, las haciendas mexicanas fueron los ejes alrededor de los cuales giró la actividad productiva del país, hoy se han convertido en joyas arquitectónicas.
mié 24 junio 2020 08:24 PM
principal.png
Hacienda Las Garitas , está construida sobre un acantilado con vistas al río Laja y al valle de Atotonilco, en una comunidad cerrada.

Las haciendas en México encierran muchos secretos, durante más de 300 años concentraron no sólo la riqueza económica, sino también gran parte de la vida social y política del país.

De acuerdo con el Censo de Población, durante el Porfiriato el número de estos inmuebles superó las 6,000 propiedades, ocupando una extensión de más de 1,000 hectáreas cada una.

alberca.png
La alberca infinita tiene inmejorables vistas al valle del río Laja.

Durante el transcurso del siglo XIX, una gran cantidad de las haciendas coloniales del país cayó en desuso. Sin embargo, en años recientes algunos arquitectos han apostado por su renovación. Muchos de estos inmuebles han sido intervenidos y renovados para crear espacios que sirvan como hoteles, restaurantes, centros culturales y residencias de gran lujo.

comedor.png
El estilo colonial, con detalles artesanales le dan calidez a cada espacio.

Características de las haciendas

Publicidad

La casa colonial típica se construía hacia adentro, con fachadas simples y rodeadas por jardines. Las habitaciones se hacían alrededor del patio central interior, frecuentemente rodeado por columnas y vigas.

esquina.png
Hacienda Las Garitas tiene su propio pozo de agua, certificado por Conagua.

Los materiales más utilizados en el interior y exterior fueron madera, piedra y ladrillo, los cuales se mantienen en las propiedades renovadas. Los muros se acostumbraba hacerlos gruesos y pesados. Además, muchos de los elementos del interior y decorativos están hechos de forma artesanal, dando prioridad a materiales y técnicas locales.

La arquitectura de estas casas privilegiaban la iluminación y ventilación cruzada, de manera que en la actualidad crean un ambiente que no necesita la instalación de sistemas de aire acondicionado.

mariposas.png
La gran sala con techos altos y puertas francesas dan al pintoresco paisaje.

El arquitecto Salvador Reyes, de Reyes Ríos + Larraín Arquitectos y maestro en Conservación Urbana y de Inmuebles de Valor Patrimonial, explica que cuando se planea la restauración de una hacienda se deben cuidar tres elementos:

  1. Preservar las cualidades del espacio, sus materiales y sistemas constructivos originales.
cocina.png
La cocina es el perfecto equilibrio entre lo colonial y lo moderno.

2. Adaptar los espacios originales a nuevos usos, siempre y cuando sean compatibles. El grado de compatibilidad se define básicamente en función de las modificaciones que el nuevo uso demanda del espacio original.

baño.png
En la hacienda se respetó al máximo la estructura original y se han sumado elementos actuales como esta tina.

3. Los materiales y elementos arquitectónicos nuevos se refieran a los originales, de tal manera que se complementen

El arquitecto Reyes, maestro en Conservación Urbana y de Inmuebles de Valor Patrimonial, resalta que los principales retos al realizar este tipo de intervenciones es lograr que la propiedad tenga un nuevo uso, que adquiera una nueva personalidad conservando sus valores arquitectónicos y personalidad originales

Hacienda Las Garitas, es una propiedad en venta, (clica aquí) construida en un terreno de más de 13,000 m² en San Miguel de Allende, Guanajuato. Conoce todos sus elementos de valor.
Publicidad
Publicidad