Publicidad
Suscríbete
Publicidad

Nuestras Historias

Una colección especial de propiedades de lujo alrededor del mundo

Explorar Propiedades

Esta es la forma de elegir los muebles correctos en una casa de lujo

Piezas hechas a medida, atención a los detalles, calidad de los materiales y un toque de fantasía son los elementos para amueblar una casa de lujo.
jue 20 agosto 2020 12:31 PM
principalNY.png
Esta residencia, ubicada Greenwich Village, Nueva York , es notable por sus cinco niveles, hermosa fachada de ladrillo estilo italiano y su reciente renovación.

Si bien la naturaleza estética de la decoración y el lujo son aspectos importantes, la funcionalidad del hogar y de los muebles juega un papel fundamental: lujoso sí, pero habitable. Así lo explica Fabián Pellegrinet Conte, diseñador argentino y copropietario de la firma Hamilton Conte, para quien la frontera entre el lujo y el mobiliario producido en masa está en su: "Carácter artesanal y en la atención que se presta a cada mínimo detalle”.

pasilloNY.png
La suite principal ocupa la cuarta planta, e incorpora una chimenea de leña y un gran vestidor y un baño revestido de mármol.

Los materiales de alta calidad y artesanía artesanal aseguran ambos aspectos. Según Scott Maddux, socio fundador de Maddux Creative, para considerar algo lujoso debe proponer "soluciones originales, que sea bespoke, artesanal o sustentable".

Aunque cada ambiente debe tener su propio estilo, es bueno seguir las pautas generales para amueblar una casa de lujo.

Una primera impresión sorprendente

Publicidad

El vestíbulo es la primera impresión de una casa. Entonces, en lugar de un perchero o un paragüero, deja espacio para una pieza de arte como una pintura o escultura.

Dependiendo del espacio, también se puede colocar una fuente de luz: una lámpara de mesa o de pie son ideales.

escalerasNY.png
El recibidor de esta propiedad en Nueva York es sobrio, bien iluminado con apenas unos detalles decorativos. Como la pieza de arte a la entrada.

Mix de muebles y texturas

La sala es el espacio dedicado a la vida cotidiana de una familia. Por lo tanto, es la habitación que, más que ninguna otra, refleja el estilo de la residencia.

Los sillones son el corazón de esta área. Recuerda que el lujo del diseño de un espacio no es proporcional a la grandeza de sus muebles, todo lo contrario. Una sala amplia y bien iluminada podría amueblarse en tonos neutros y con un estilo minimalista, así como con detalles y accesorios que crean movimiento. De la misma manera que se puede hacer que un espacio más pequeño parezca más grande mediante el uso de formas más sinuosas.

El uso de materiales en los detalles ornamentales le da ese toque extra: el cuero, las telas preciosas, el vidrio y la piedra natural utilizados con moderación crean efectos policromáticos y juegos de luz que pueden marcar la diferencia.

salasNY.png
La sala, que se distingue por techos altos, tiene una impresionante lámpara de araña Lindsey Adelman, pisos de espiga en roble blanco aserrado y un marco de paredes de paneles de madera personalizados.

Un lujoso comedor

Redondas o rectangulares, con patas incrustadas únicas o de forma regular: las mesas del comedor son el foco para crear una atmósfera de lujo.

Dependiendo de qué coordina mejor con el estilo de la sala de estar, se debe seleccionar la iluminación y los accesorios, como sillas y adornos de mesa. La regla de oro para la mesa es no exagerar: solo unos pocos objetos decorativos bien posicionados, como elegantes candelabros o vajillas falsas, le dan un toque de vida a la habitación.

La cocina: funcional, pero lujosa

Se logra al seleccionar gabinetes diseñados a medida, hechos con materiales de alta calidad, y equipar esta área con tecnología ultramoderna, pero sin perder de vista los detalles de diseño y decorativos.

cocinaNY.png
La cocina se distingue por sus excelentes gabinetes, electrodomésticos de primera línea, incluida la gama de Florence Officine Gullo y dos lavabos de latón envejecido.

Máxima personalización

Las recámaras son quizás la habitación de la casa que se personaliza más fácilmente. En una casa de lujo, donde no hay escasez de espacio, es aún más fácil inspirarse. La última tendencia, por ejemplo, es que el dormitorio tiene un vestidor abierto, que se convierte en un accesorio decorativo en todos los aspectos.

La cama, el armario y las mesitas de noche son las estrellas de esta habitación. La cama debe tener cabecera , que puede ser demasiado grande o del mismo ancho que la cama. Los tonos cálidos y relajantes son imprescindibles para un sueño reparador, así como para infundir el espacio con elegancia y lujo.

recamaraNY.png
En la residencia neoyorquina hay cinco habitaciones, todas con baño privado.

¿Tienes espacio limitado?

Amueblar un departamento de lujo significa encontrar soluciones creativas para equilibrar la elegancia y la funcionalidad de cada mueble, usando astutamente la iluminación y las formas para crear la impresión de espacio.

Pintar las paredes con colores vivos. Utilizar puertas corredizas de espejo que reflejan la luz natural y la refractan en todo el espacio, hará parecer más grande el lugar. Además, se puede decorar personalizar con pinturas, artes gráficas y composiciones florales sin sobrecargarlo.

reca2NY.png
El toque decorativo en el techo de esta recámara le da un aspecto trendy, sin dejar atrás el lujo.

No hay que exagerar con adornos o decoraciones, sino que seleccione cuidadosamente unas pocas piezas de diseño.

Para Nelly Gocheva, editora global de T Brand Studio International, un interior lujoso, ya sea un departamento o una casa, debe ser cálido y generar una sensación de comodidad para los usuarios. La capacidad de sorprender, la durabilidad y atemporalidad de los materiales, accesorios y piezas únicas son atributos importantes.

Conoce la propiedad ubicada en una de las secciones más arboladas de Greenwich Village. Sus casi 900 m2 de construcción fueron renovados hace apenas dos años por el diseñador Brad Ford.
Publicidad