Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Cuando el miedo llega... los ETF ganan protagonismo

Desde la crisis de 2008, el mercado de estos instrumentos financieros se ha cuadriplicado, gracias a su gran diversificación y poca exposición al riesgo.
vie 09 agosto 2019 05:00 AM
ETF
Cambios. La crisis financiera de 2008 modificó la forma en la que muchos inversionistas afrontaban el riesgo, que voltearon hacia instrumentos más seguros.

Septiembre de 2008 marcó un antes y un después. La crisis derivada de las hipotecas subprime fue una lección dolorosa para la mayoría de los inversionistas que buscaban atractivos rendimientos en el corto plazo. Después de esta crisis, los instrumentos que ofrecían mayor diversificación y que tenían menor exposición al riesgo fueron ganando adeptos. Y fue aquí donde los exchange-traded funds (ETF) comenzaron a brillar.

Publicidad

Estos instrumentos funcionan como un fondo de inversión pero que cotiza en Bolsa. Los ETF están conformados como una canasta en la que se incluyen las acciones de empresas que tengan alguna característica similar –por ejemplo, que sean firmas que reparten dividendos– o que repliquen el comportamiento de algún índice bursátil.

En este caso se encuentra el Naftrac, que es el ETF que replica el IPC, el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), y uno de los más demandados.

Lee: ¿Qué es el ETF Smart Beta y por qué crece en el mercado?

Desde 2008, el número de ETF en el mercado global se ha cuadruplicado hasta llegar a 6,613, que suman alrededor de 5.3 billones de dólares, según la consultora ETFGI. La cifra representa alrededor de una cuarta parte del PIB de Estados Unidos.

Publicidad

“Antes, el uso de ETF era para decisiones más tácticas. Por ejemplo, si a un inversionista le gustaba el mercado de China, se subía y luego se bajaba en menos de seis meses; era más un tema de entrar y salir de un mercado de forma rápida”, dice Giovanni Onate, director y Head en México de ETF e Index Institutional Business en BlackRock.

El primer ETF nació en Canadá en 1990 y, tres años después, se listó el primero de estos instrumentos en el mercado estadounidense. Pero no fue hasta 2008 cuando se aceleró su crecimiento y se comenzaron a usar como un instrumento para inversiones estratégicas. “En momentos de volatilidad muy alta a nivel global, los clientes se vuelven más a usar ETF porque te ofrecen la liquidez y la transparencia que muchos vehículos no. Además, de poder venderlo o comprarlo inmediatamente si quieres”, explica Onate.

Publicidad

Otro atractivo es que son sencillos de operar, señala Mauricio Rubio, director de Ventas Institucionales de Asset Management de BBVA, pues con una sola posición se puede adquirir una canasta de acciones, ahorrando costos y con una operación más transparente, ya que cada día se conoce el comportamiento de su precio.

Lee: El mercado global, una joya para la Bolsa mexicana

Los inversionistas en México no son ajenos a ello. La primera inversión en un ETF fue en 2005. Los inversionistas institucionales (las afores, los fondos de inversión, bancos y aseguradoras) fueron los primeros en apostar por ellos, pero cada vez más inversionistas patrimoniales se enamoran de estos instrumentos.

“A medida que los clientes reposicionan las carteras, ya sea por la volatilidad del mercado que estamos viendo o por tintes políticos, los inversionistas en México están aumentando su uso de ETF porque han probado que son herramientas altamente versátiles para implementar cambios específicos en sus carteras”, comenta Onate.

En México, el crecimiento de los ETF ha sido de 18% anual, en promedio. Entre 40 y 50% de la operación en la BMV es a través de estos instrumentos y alrededor de 70% de la exposición internacional de los inversionistas institucionales se hace a través de ellos.

¿Por qué hay una sequía de nuevas empresas en la Bolsa mexicana?

El ritmo continuará. Para 2019, instituciones como el Fondo Monetario Internacional pronostican que la economía mundial se desacelere. Estos estimados favorecen la volatilidad en el mercado.

El 5 de agosto, el índice VIX (conocido como el indicador del miedo y que mide la volatilidad) alcanzó los 24.6 puntos, su mayor nivel en lo que va del año. “Los asesores necesitan andarse con cuidado al revisar cuánto riesgo hay en sus portafolios y al entender la importancia de la diversificación. El aumento en el uso de alternativos es una tendencia que va a continuar”, dice Mauricio Giordano, director general de Natixis México.

El estudio ‘ETFs: Instrumentos elegidos en los portafolios de América Latina’, realizado por Greenwich Associates y BlackRock entre 50 inversionistas institucionales, reveló que 70% de los encuestados dijo que el objetivo principal para 2019 es la gestión de riesgos.

“Esa preocupación se debe al hecho de que las instituciones en Latinoamérica ven desafíos de una potencial recesión económica y lo que hacen es reacomodar su cartera de una forma muy rápida y muy eficiente usando los ETF. Deberíamos ver un gran crecimiento en estos instrumentos en los próximos años como uso de estrategia múltiple”, pronostica Onate.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad