Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Vienen meses inciertos para los mercados en México, dicen analistas

Después de la votación presidencial del 2 de junio, el mercado estará atento a las posibles reformas constitucionales, a la elección en EU y los movimientos en las tasas de interés.
vie 14 junio 2024 05:20 AM
Vienen meses inciertos para los mercados en México
Los inversionistas estarán atentos a lo que ocurra en México con el nuevo gobierno, con la elección de EU y las decisiones de política monetaria.

Los mercados en México reaccionaron con nerviosismo luego del resultado de la elección del 2 de junio, en la que Morena ganó la presidencia y la mayoría en el Congreso, que iniciará sesiones en septiembre, un mes antes de que termine la aministración de Andrés Manuel López Obrador.

Tanto la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) como el peso registraron jornadas de volatilidad tras la incertidumbre que provocó el presidente López Obrador y la futura sucesora Claudia Sheinbaum sobre reformas constitucionales que planean llevar a cabo.

Publicidad

"El nerviosismo y la aversión al riesgo sobre México se debe, principalmente, a dos cosas: miedo de las finanzas públicas; que no se reduzca el déficit y que esto lleve a un recorte en la calificación crediticia de la deuda soberana de México y, a las reformas constitucionales que deterioran el ambiente para hacer negocios en México", explicó Gabriela Siller, directora de análisis económico-financiero de Banco Base.

¿Cuándo se estabilizarán los mercados?

La aversión al riesgo se refleja en tres cosas: subidas en la bolsa, subidas en el tipo de cambio y alzas en las tasas de rendimiento de los valores gubernamentales, detalló Siller.

Estos posibles cambios, además de factores como la política monetaria y la elección presidencial en Estados Unidos, son otros aspectos que pueden hacer que los mercados locales reaccionen en los próximos meses.

“Para México, vienen meses inciertos. Por un lado el nuevo Congreso iniciará operaciones en septiembre bajo el mandato del presidente López Obrador. Él y Morena se han expresado a favor de impulsar cambios constitucionales tan pronto como sea posible”, comentó Esteban Polidura, director de estrategia de inversión para las Américas en Julius Baer.

La reforma al Poder Judicial que, entre sus pilares, pretende que jueces y magistrados sean electos por voto popular, es la que ha generado una mayor aversión al riesgo en torno a México.

“Lo que está ocurriendo en México sucedió en Perú, Chile y Brasil. Tras elecciones que tienden a cambiar un paradigma y sale un gobierno más de izquierda y tiene propuestas de cambios constitucionales, el efecto en los tres países fue el mismo: un dólar apreciándose los próximos dos años entre un 20% y un 25%, una caída en la Bolsa en torno al 10% o 12% y una baja en la calificación de esos países”, detalló Matías Osorio, sales manager y experto en mercados internacionales de Capitaria.

“Es muy probable que las calificadoras evalúen a México y vean que la calificación es más alta o más baja. El mercado está anticipando que rebajen la calificación”, anticipó al tiempo de apuntar que en Capitaria no ven que el tipo de cambio vuelva a niveles previos a la elección, por debajo de los 17 pesos. “El próximo techo que vemos es de 19.4 pesos por dólar".

Además de lo que pase en México con las reformas, el inicio de la adminsitración de Claudia Sheinbaum y la elección presidencial en Estados Unidos habrá eventos que puedan provocar que siga la volatilidad. La posible candidatura de Donald Trump, quien ya se sabe que puede hablar contra México.

Si Donald Trump gana la presidencia de Estados Unidos el dólar puede dispararse hacia los 10 o 21 pesos, de acuerdo con los analistas.

¿Por qué reaccionan los mercados?

Los inversionistas toman decisiones con la mayor cantidad de información posible. Cuando algo ocurre, generalmente ya se tiene descontado. La volatilidad se presenta cuando ocurre algo que no estaba en el radar del mercado.

El 2 de junio Morena ganó la presidencia y la mayoría calificada en la Cámara de Diputados y más de la mitad en el Senado.

Si bien el mercado esperaba el triunfo de Morena en la presidencia, no tenía contemplado el resultado en el Congreso de la Unión, uno de los contrapesos para el Poder Ejecutivo, coincidieron los especialistas entrevistados.

Publicidad

A diferencia del mercado de valores donde las inversionistas se hacen de forma “más estructural”, el tipo de cambio opera de manera más especulativa, subrayó el directivo de Capitaria.

"El tipo de cambio es el más sensible porque es la moneda más liquida de toda Latinoamérica, no tiene horario de cierre y apertura", dijo Siller. Solo dos de cada 10 dólares en México corresponde a remesas, exportaciones e importaciones, dando "una alta vulnerabilidad", agregó.

“Solo el 20% de las compras de dólares en México son a largo plazo, y el 80% son especulativas, es decir, se hacen haciendo trading, comprado a un precio y vendiendo 0.8% o 1% más caro o más barato”, detalló Osorio.

Además, agregó Esteban Polidura, “los movimientos del tipo de cambio también están dependientes del diferencial de tasas que existe entre México y Estados Unidos. El mercado asume una reducción de tasas en México de 25 puntos base en junio, pero ningún cambio en Estados Unidos. Eso reduce el diferencial que ha beneficiado al peso”.

Actualmente, detalló Matias Osorio, los inversionistas compran dólares a una tasa de 5% en Estados Unidos y los inviten en México a una tasa de 11%.

¿Qué hacer para tranquilizar al mercado?

A decir de Gabriela Siller, más que decir que las reformas no van, sino que presentarla más adelante, una vez que se lleven a cabo las consultas necesarias y que el proceso legislativo no se lleva a cabo en septiembre, como es el plan original.

Esteban Polidura, de Julios Baer, considera que hay tres factores sensibles par los mercados: la incertidumbre sobre el Estado de derecho, un plan económico y político de la próxima administración federal que fomente el crecimiento económico durante el próximo sexenio y, por último, una consolidación fiscal “para mantener estable la calificación crediticia de la deuda soberana”.

"En países similares a México, en el primer año de un gobierno electo los presidentes tienden a moderar su discurso. Son súper agresivos en campaña y cuando llegan al poder se dan cuenta que no hay presupuesto, que hay deuda y no hay suficiente dinero para financiar toda la deuda. Calculo que en un año va a moderar su discurso y los mercados comenzarán calmarse y a tener perspectivas más positivas”, anticipó Osorio.

Confianza en México

México cuenta con la confianza de los inversionistas debido a diversos factores.

Entre ellos, comentó Polidura, los inversionistas se sienten optimistas de las perspectivas de crecimiento a mediano plazo, ven una baja vulnerabilidad externa y un marco de política macroeconómica prudente.

Ahulado a eso, concluyó, el país debería seguirse beneficiando de la tendencia del nearshoring, México es el principal socio comercial de Estados Unidos; las grandes empresas automotrices han anunciado inversiones en infraestructura en el país “por un valor superior a los 10,000 millones de dólares. Se espera que el impulso de las inversiones extranjeras directas aumente las exportaciones no petroleras en 100,000 millones en 2025”.

Publicidad

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad