Publicidad
Publicidad

Esto reflejó el look de los candidatos presidenciales en el primer debate

Expertos en consultoría de imagen pública analizan el outfit y el comportamiento de los candidatos durante su participación en su primer enfrentamiento.
abril 23, 2018 02:51 PM
  1. Look y política

    Presidenciables.
    Presidenciables. Los candidatos respetaron la formalidad del evento y optaron por una vestimenta tradicional.

    No se trata de ser el candidato más guapo o el más estiloso, sino cómo este estilo se vincula con la ciudadanía. Humberto Gutiérrez, fundador y director de la consultora de imagen pública Consejos Imagen, explica que tener el mejor traje o ser el más limpio y fresco no sirve de nada si las propuestas que emite no modifican el voto de los electores.

    En el primer debate entre los candidatos a la presidencia, los cinco respetaron la formalidad del evento, aunque un saco o una corbata no es suficiente para transmitir jerarquía y poder, asegura Merle Guadarrama, directora de Asesoría en Imagen MG. “Hay que analizar la forma en que se comunican, cómo se mueven y cómo se desenvuelven ante la cámara”, apunta.

    Por esta razón, tres expertos en consultoría de imagen pública analizan el look de los presidenciables y, además, explican si su lenguaje verbal y no verbal fue el indicado para posicionarse en la mente del elector.

  2. Ricardo Anaya

    Ricardo Anaya.
    Ricardo Anaya. Según los expertos, el candidato de la coalición 'Por México al Frente' no solo fue el mejor vestido en el debate, sino el que emitió mensajes más coherentes y claros para la ciudadanía.

    Para Gutiérrez, el candidato de la coalición ‘Por México Al Frente’ fue el que proyectó mejor imagen durante el debate, y no sólo porque el traje y la corbata azul marino hacían alusión a los colores de su partido, sino porque su comunicación verbal y no verbal eran coherentes.

    “Todo el debate lo escuchamos seguro, modulaba bastante bien su tono de voz y fue quien utilizó mejor las frases de transición, es decir, respondía los ataques de sus contrincantes y, posteriormente, regresaba a dictar sus propuestas. No lo notamos forzado, sus mensajes eran claros y concretos”, indica Gutiérrez.

    Además, detalla el director de Consejos Imagen, Anaya fue el único que aprovechó los momentos en los que estaba callado, pero que la cámara seguía registrando. “En estos espacios muertos lo veíamos haciendo muecas y sonriendo, lo que se percibe como si estuviera disfrutando el momento. Esta actitud segura ante la cámara es reflejo de honestidad y confianza”.

  3. Andrés Manuel López Obrador

    Andrés Manuel López Obrador.
    Andrés Manuel López Obrador. El candidato no parecía estar muy cómodo durante el debate, los especialistas aseguran que su postura transmitía cansancio y enojo.

    El traje negro, la camisa blanca y al corbata roja es un look habitual en el candidato de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’. En esta ocasión no se arriesgó y repitió la misma fórmula, dice David Navarro, director general de la consultora Imagen Excellence. A pesar de esto, transmitió sobriedad y austeridad, lo que la ciudadanía agradece, aunque para Merle Guadarrama todavía le falta radiar poder y autoridad.

    Respecto a su lenguaje corporal, Guadarrama dice que al estar recargado en el atril y cabizbajo parecía cansado y enojado. “No hacer mucho contacto visual con otros candidatos es como si recurriera a un berrinche (…) Tiene que mejorar su postura y dejar de repetir los mismos mensajes que utiliza en sus spots. Incluir ademanes puede ser favorable”.

    Para Humberto Gutiérrez, hablar muy despacio y no modular su tono de voz provoca que el elector pierda interés. “Si bien el debate no va a modificar la intención de voto de los ciudadanos, sí es importante que López Obrador disfrute su estancia en el lugar, sea más claro y congruente en lo que dice”, agrega.

  4. José Antonio Meade

    José Antonio Meade.
    José Antonio Meade. Para los expertos, el estilo demasiado viejo y controlado para hablar del candidato de la coalición 'Todos por México' no causó impactó en los electores.

    Fue el más conservador con su vestimenta, pero el candidato de ‘Todos por México’ acertó al utilizar un traje negro tradicional y una corbata rojo oscuro, aunque Merle Guadarrama señala que hubiera preferido verlo con un tono más claro y con detalles de otro color para rejuvenecer su look. “Su estilo demasiado controlado y viejo para hablar no causó impacto. Además, si se combina con la emisión de mensajes comunes y forzados, como los que da en sus spots, la imagen en general se desmorona”, agrega David Navarro.

    En opinión del especialista, Meade perdió el debate en temas de comunicación. “No sé si fue el maquillaje o las luces, pero me dio la impresión de que estaba malo”. Y aunque se mostró seguro, el experto resalta que era muy redundante y perdía mucho tiempo en dándole vueltas a un mismo tema.

    Para Navarro, el hecho de que no recibiera muchos ataques por parte de los otros candidatos muestra que es un candidato débil y no suponía un objetivo para los otros contendientes.

  5. Margarita Zavala

    Margarita Zavala.
    Margarita Zavala. Abusar del tono grave de voz y de los ademanes acusativos jugó en contra de la candidata independiente.

    Para los especialistas consultados, una de las peores actuaciones fue la de la candidata independiente Margarita Zavala. “Esta era su oportunidad para aparecer en medios de comunicación y posicionarse en la mente del elector, pero la desaprovechó”, dice Humberto Gutiérrez. El problema, opina, es que se notaba insegura y titubeante. Cuando intentó cambiar esta postura se fue al otro extremo y se mostró dura, incluso parecía que regañaba al ciudadano.

    “La vimos abusando de un tono grave de voz, de sus ademanes acusativos y eso es peligroso, porque no sabes el efecto que puede tener en la gente”, indica el consultor de imagen.

    Respecto a su vestuario, Merle Guadarrama aplaude la idea de utilizar un traje sastre y agregar un toque de elegancia con su rebozo, elemento que se ha convertido en su sello personal. Su peinado ondulado transmite amabilidad y cercanía, pero la experta recomienda que en próximas ocasiones opte por un recogido medio para evitar que los mechones de cabello lleguen a su rostro y la distraigan. “Me hubiera gustado verla con una falda, para aportar feminidad”, refiere.

    En opinión de David Navarro, su maquillaje fue muy cargado, lo que la hizo envejecer, además de que sus aretes eran demasiado llamativos. “Tuvo una participación llena de ansiedad y poca confianza, sin duda su nerviosismo le jugó en contra”.

  6. Jaime Rodríguez 'El Bronco'

    Jaime Rodríguez, 'El Bronco'.
    Jaime Rodríguez, 'El Bronco'. El candidato independiente rompió el esquema del debate y generó empatía con los ciudadanos.

    El candidato independiente Jaime Rodríguez tenía claro que su papel en el primer debate era dictar agenda y lo logró, asegura Gutiérrez. “Él no tenía nada que perder y se arriesgó, rompió el esquema del debate al apoyarse en el atril, al ver a todos los contrincantes y al hablarles como si fueran sus ‘cuates’”, dice el director general de Consejo Imagen.

    Su comunicación fue muy directa, clara y sencilla, lo que le dio fuerza y, según Navarro, hasta le permitió jugar –en ciertos momentos– el papel del entrevistado cuando empezó a interrogar a los otros participantes. “Es un hombre carismático que, si bien no presentó propuestas políticas, fue empático y logró desestabilizar el ambiente”.

    Para la directora general de Asesoría en Imagen MG, su vestimenta era formal y adecuada para el tipo de evento. De hecho, el color morado de su corbata transmitía poder y lujo. Sin embargo, Navarro indica que la esclava que colgaba de su muñeca derecha fue inapropiada porque, más allá de agregar valor a su outfit, era un distractor para los espectadores.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad