Publicidad
Publicidad

El estrés afecta al rendimiento laboral

El trabajo y los factores del ambiente en el que nos desenvolvemos ocasionan ansiedad y estrés; las empresas deben invertir para prevenirlo con el fin de evitar una baja en la productividad.
Las emociones negativas pueden afectar nuestro trabajo y nuestra salud. (Foto: Jupiter Images)
mujer-empleada-estrés-trabajo-JI.jpg (Foto: Jupiter Images)

La ansiedad y el estrés se han convertido hoy en día, en los problemas psicológicos más acuciantes , no sólo dentro del ámbito clínico sino también dentro del mundo empresarial, en especial, en el área de la consultoría dada la relación tan directa que guarda el rendimiento laboral y la productividad con los procesos de estrés.

La excesiva competitividad en todas las esferas de nuestras vidas, el enorme desarrollo demográfico en las ciudades y su consiguiente sobrepoblación y repercusión sobre la infraestructura de estas (como es el caso de la Ciudad de México, la más poblada del mundo) son algunas características de la sociedad en la que vivimos y que dan lugar a severos trastornos como la depresión, el estrés y los trastornos de ansiedad.

"Cualquiera puede ponerse furioso... eso es fácil. Pero estar furioso con la persona correcta, en la intensidad correcta, en el momento correcto, por el motivo correcto, y de la forma correcta... eso no es fácil." Aristóteles, "Ética a Nicómaco".

Estas palabras de Aristóteles a su discípulo, resumen perfectamente la esencia de este artículo, con la única intención de que adquiramos conciencia de que determinadas emociones negativas o "tóxicas" como la ansiedad, la ira o la desesperanza, repercuten notablemente en nuestra salud, trabajo y en definitiva en el buen hacer y bien discurrir de nuestras vidas, siendo, el conocimiento de uno mismo, el autocontrol y la racionalidad, las claves para mantener el equilibrio en  el trabajo y en la vida.

Publicidad

La tensión muscular, la fatiga crónica y el síndrome de estar quemado son algunas de las consecuencias del estrés en el trabajo y todas ellas constituyen una "pandemia organizacional" que no respeta ni fronteras ni marcas y cada vez se extiende más, potenciado por nuevas tecnologías y la incapacidad  real y no virtual, de desengancharnos del trabajo.

Por citar algunos datos:

  • Un 48% de trabajadores europeos considera que el estrés afecta a su salud.
  • En Estados Unidos, el estrés y enfermedades mentales suponen un coste anual de 230 millones de dólares.
  • Lo padecen más el doble de mujeres que hombres
  • Las personas de edades comprendidas entre los entre los 25 y los 44 años son los que más la sufren
  • 68% de las personas diagnosticadas con ansiedad presentan otro trastorno.
Publicidad

A nivel individual puede afectar al bienestar físico y psicológico. Como colectivo, puede deteriorar la salud de organización, el clima organizacional y la productividad.

Finalmente, hay que decir que la mejor solución es la prevención activa que las compañías pueden llevar a cabo, destinando parte de su presupuesto de capacitación a formar y entrenar a su "talento", los empleados, a afrontar los procesos de estrés contando con las técnicas y herramientas psicológicas necesarias para superarlo minimizando el desgaste que este produce.

*El autor es jefe de la Unidad de Psicología Clínica de la Universidad Panamericana.

Publicidad

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad