Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Controla tu miedo a perder el trabajo

El temor a ser despedido es común en medio de la crisis laboral que afecta al país; pero debes aprender a manejarlo para evitar impactos negativos en el ámbito personal y profesional.
Cambiarse o no de trabajo es una decisión que debe pensarse minuciosamente. (Foto: Jupiter Images)
empleado-empleo-preocupado-estres-JI.jpg (Foto: Jupiter Images)

La crisis económica en México tiene un impacto negativo sobre la salud física y psicológica de los trabajadores, debido a la inseguridad y temor que provoca la posibilidad de perder sus fuentes de ingresos , coincidieron expertos.

"El miedo a perder el empleo trae consigo problemas de estrés y ansiedad en los empleados", dice Ana Rosales, especialista en Terapia Gestalt de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

"Les provoca tensión y preocupación, pierden la seguridad y la confianza en la estructura cotidiana laboral y en sí mismos, y les impide concentrarse al 100% en sus actividades por lo que su productividad laboral disminuye".

Sin embargo, comenta Rosales, es importante que mantengan la calma y afronten el trabajo con inteligencia y prudencia, sin anticiparse a los acontecimientos futuros.

En este sentido, Julio Yunes, coordinador del Curso Optimización del Rendimiento Personal y del Estrés de la Universidad Iberoamericana, ofrece algunas recomendaciones para controlar el miedo y tener una mayor productividad laboral :

Mantén la calma: el miedo provoca estrés, ansiedad, irritabilidad y una baja en el rendimiento y la concentración laboral, así que mejor piensa de forma positiva y confía en tus capacidades, pues las personas que viven atemorizadas no escuchan y, por ende, no resuelven adecuadamente las situaciones que se les presentan.

Publicidad

Destaca tus fortalezas: todas tus habilidades que den un valor agregado a la empresa te harán un elemento valioso.

Muestra actitud y flexibilidad: a la hora de hacer recortes, los jefes toman en cuenta la capacidad de un trabajador para adaptarse a diversas tareas y el entusiasmo y actitud que expresan al emprenderlas.

Procura un ambiente cordial: aunque veces resulta difícil, evita enemistarte con los compañeros o tener roces con los jefes, porque a la hora de los despidos prescindirán de las personas conflictivas.

Concéntrate: Realiza tus actividades laborales sin anteponer tiempos, trabaja por objetivos y ordenadamente, eso hablará bien de ti.

Fortalece tus debilidades: todas aquellas deficiencias o fallas que hayas detectado trabájalas hasta dominarlas.

Innova: en cada tarea muéstrate creativo y propositivo y no olvides tu salud, realiza ejercicios de respiración y actividad física regularmente, eso te ayudará a controlar las emociones negativas.

¿Ya lograste tu ascenso?
Te enviamos la información para que alcances tus metas profesionales.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad