Publicidad
Publicidad

Tener un oficio: la “otra” carrera alterna a la universidad

Aprender un oficio es una alternativa que genera incluso mayores ingresos que un recién egresado; 5.8 millones de ofertas de empleo hay en EU, el problema es que los candidatos no cumplen el perfil.
Los aprendices de plomero ganan 117,000 dólares en promedio en el primer año. (Foto: Shutterstock )
plomero fontanero casa reparar lavabo baño

Mike Taylor podría simbolizar la solución a la carencia de personal cualificado en Estados Unidos.

Cursó los cuatro años de universidad y luego trabajó como mesero mientras luchaba por pagar los préstamos universitarios . Dos años más tarde, hizo lo que muy pocos estadounidenses hacen: se convirtió en un aprendiz.

Hay 5.8 millones de ofertas de empleo en Estados Unidos, un número récord. Es un dato positivo e indica que las empresas están contratando. Pero detrás de esa enorme cifra de vacantes se oculta el hecho de que muchos estadounidenses no tienen las habilidades para llenarlas.

Una posible solución son los programas de pasantías donde aprendes y te capacitas mediante prácticas, ser un aprendiz como Taylor. Te pagan mientras te capacitas y trabajas. Lo mejor de todo es que completas estos programas sin tener que endeudarte y algunos de esos empleos cualificados pagan mejor que los sueldos base en Wall Street.

Publicidad

"Ser un aprendiz es como cursar otra universidad, sólo que sin la deuda", dijo a CNNMoney el Secretario de Trabajo Tom Pérez.

El presidente Obama espera que estos programas de capacitación ayuden a resolver el déficit de competencias laborales. Su administración etiquetó 175 millones de dólares para subvenciones, el mayor monto federal que han recibido estos programas.

Taylor, oriundo de Nueva Jersey, egresó de la Universidad St. John en Nueva York con una deuda de 75,000 dólares por préstamos estudiantiles. Sabía que su trabajo como mesero no le daría para llegar a fin de mes y pagar deudas.

Taylor decidió enrolarse en un programa de aprendiz de plomero de 5 años ofrecido por el sindicato de fontaneros Plumbers Local 1 en Queens, Nueva York. Cada dos semanas, asiste a clase un día y trabaja nueve días, cada uno de esos días, incluyendo el de su clase, son pagados por el programa.

Publicidad

Tal vez los salarios no han crecido en el país, pero sí han mejorado para muchos aprendices. Taylor gana 28 dólares la hora. El año entrante, con más competencias y conocimientos adquiridos, ganará 42 dólares por hora. Taylor ha pagado la mayor parte de su deuda y el año pasado compró una casa con su esposa, quien está esperando su primer hijo.

Cuando Taylor termine el programa de aprendiz, puede elegir tomar unas clases más para obtener una titulación técnica, todo pagado por el programa de capacitación.

"Ojalá hubiera hecho esto antes. ¿Cuántos chicos de 28 años conoces que sean propietarios de una casa?" dice Taylor.

Taylor y los otros aprendices de plomero ganan 117,000 dólares en promedio en el primer año del programa. Así es: los fontaneros ganan más arreglando las tuberías en Wall Street que los financieros recién contratados.

Publicidad

"Y con justicia, tenemos más cualificaciones que los banqueros", bromea Chris Pancia, otro aprendiz en Plumbers Local 1.

Los programas de capacitación han ganado tracción este año, pero no siempre fue así. De hecho, entre 2002 y 2013, el número de aprendices en Estados Unidos se redujo de 469,000 a 288,000, pues disminuyeron sus fondos.

Históricamente han sido los sindicatos los que han financiado los programas de capacitación, no el gobierno federal. Y dado que los sindicatos han perdido poder de negociación, también han bajado la financiación y la popularidad de estos programas. Tampoco han ayudado los recortes presupuestarios durante la recesión y la tendencia de enviar a más preparatorianos a la universidad.  

"A medida que desaparecen los sindicatos en el país, estas oportunidades se esfuman también", dice Arthur Klock, responsable de la capacitación en Plumber Local 1.

Publicidad

Entrar como aprendiz tampoco es sencillo. Klock tiene 500 plazas, pero recibe rutinariamente 2,000 solicitantes. Algunos aspirantes acampan durante tres días frente a las oficinas sólo para obtener una solicitud. Klock dice que su programa tiene una tasa de finalización del 90%.

Pero estos programas también tienen sus fallos. Algunos están fuertemente sesgados hacia la población masculina caucásica. Otros, como el de  Plumber Local 1, han hecho un esfuerzo para incluir a más minorías y mujeres. Aún así, a nivel nacional no suelen destacar por su diversidad. Klock argumenta que cuando trata de reclutar mujeres es objeto de burlas.

Sin embargo, hay mujeres, como Brandi Dunham, originaria de Milwaukee y fan de los Green Bay Packers. Dunham estudió en línea en la Universidad de Phoenix en 2006 y también tiene una deuda estudiantil.

Trabajó durante nueve años como cajera de banco ganando 22,000 dólares al año. Deseosa de un cambio y un mejor salario, Dunham solicitó empleo como trabajadora de la línea de montaje en la compañía Hayes Brake, fabricante de frenos para motocicletas y equipo agrícola.

Publicidad

Hayes le pagó a Dunham una capacitación de 18 meses mientras trabajaba. Dunham la terminó el año pasado y ahora gana 37,000 dólares al año.

Dunham quiere ganar más - y confía en que lo hará - pero es una gran diferencia respecto a sus días de cajera, y además puede pasar los fines de semana con su hijo, algo imposible cuando trabajaba en el banco.

Con todo, sobre estos oficios pesa cierto estigma.  Algunos dicen que sienten que sus clientes demeritan su trabajo y perciben que hay un estigma negativo sobre el trabajo manual frente al trabajo de escritorio.

Sin importar las etiquetas negativas, los aprendices dicen que su formación y carrera profesional los encaminan hacia la clase media. Podría ayudar a cerrar otra brecha: la desigualdad de ingresos.

Publicidad

"El sueldo es bueno, a menudo mejor que el de un universitario recién egresado. Esto permite cerrar las brechas de ingresos", dice Diane Swonk, economista jefe de Mesirow Financial en Chicago. "No todo el mundo está hecho para un título universitario de 4 años."

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad