Publicidad
Publicidad

Cuándo te conviene declararte en insolvencia

Cuando tus pertenencias no alcanzan a pagar tus deudas deberás negociar con acreedores; si recibes alguna demanda, un juez de lo civil determinará si estás imposibilitado a pagar.
Un 31% de los mexicanos gastan más de lo que ganan. (Foto: Thinkstock )
deudas (Foto: Thinkstock)

Si tus deudas ya superaron tus ingresos y la suma de tus activos no alcanza para pagarle a tus acreedores, entonces estás en un problema de insolvencia.

Se escucha grave, pero puedes salir limpio y recuperar la confianza de quienes te prestaron. La vía para salir del “hoyo” son la negociación, quitas y la reestructura. Pero si eres comerciante, el concurso mercantil es la mejor opción, dicen expertos.

De acuerdo con la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda, 80% de los mexicanos no tienen un control de sus gastos e ingresos y 31% gastan más de lo que ganan.

Publicidad

“Evadir las deudas y no pagar será más caro en el futuro, porque se perderá la confianza de los acreedores y se cerrarán las puertas a un crédito futuro”, dijo el experto en finanzas personales y profesor en la Bolsa Mexicana de Valores, Luis Manuel Sánchez.

Identifica cuál es tu situación y toma cartas en el asunto.

Publicidad

Si eres asalariado

“Las personas físicas asalariadas son regidas por el Código Civil y pueden ser obligadas a pagar si hay un documento (contrato o pagaré) que los comprometa al pago”, explicó la especialista fiscal Ana Ramírez del despacho contable y fiscal Sarez Consultores.

Publicidad

Ellas tendrán que hacer frente a sus deudas con su patrimonio  como propiedades, automóviles, herencia o enseres domésticos, por ejemplo.

Frente a la demanda de alguno de los acreedores, un juez de lo civil deberá determinar la capacidad de pago de la persona y dictar sentencia, que puede ser el pago con los bienes que tenga o en caso de que no sean suficientes alguna otra forma de pago, dijo Luis Manuel Sánchez.

“Sin embargo, el estado de insolvencia, no los imposibilita a pagar, porque pueden volverse a emplear”, dijo Sánchez.

Publicidad

Ofrece una solución:

- Analiza la causa que te llevó a esa situación. “Seguramente no haya sido la falta de ingresos, sino la indisciplina en el gasto”, aseguró el profesor de la BMV.

- Analiza cuánto generas de ingresos y qué gastos tienes. Detecta y reduce gastos innecesarios.

Publicidad

- Habla con tus acreedores y negocia tiempos de espera, quitas o reestructuras.

- ¿Tienes bienes que puedes monetizar como propiedades, autos u objetos que no utilices? Véndelos o ponlos a trabajar.

- Aprovecha tus habilidades y aptitudes, administra tu tiempo y consigue un segundo empleo temporal o vende algún producto, mientras pasas esta racha.

Publicidad

- Paga primero las deudas que te cobren mayor tasa de interés, recomendó Ramírez.

Si tienes una empresa

Publicidad

La Ley de Concursos Mercantiles otorga el derecho a las personas físicas con actividad empresarial de operar sus pequeños negocios para pagar sus deudas o liquidar a la empresa para hacer frente a sus obligaciones patronales, con proveedores y el fisco, explicó Ana Ramírez.

Según el artículo 5 de la dicha Ley, sólo podrán acceder a este recurso los pequeños comerciantes cuyas obligaciones no excedan las 400,000 UDIS (unos 2 millones de pesos).

Publicidad

Para salir del bache:

-Un juez declarará a tu negocio en concurso mercantil y asignará a un perito para que identifique cuántos suman los activos de tu pequeño negocio.

-Definirá cuáles son tus acreedores “reconocidos”: empleados, IMSS, fisco, proveedores.

Publicidad

-Comenzará a saldar deudas. Los acreedores no recibirán el 100% de su dinero.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad