Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un líder estudiantil en Fresno crea polémica por su situación migratoria

Pedro Ramírez nació en México, destacó como estudiante y es presidente de la asociación de alumnos en la Universidad Estatal de Fresno
jue 18 noviembre 2010 10:06 AM
pedro ramirez
pedro ramirez pedro ramirez

Pedro Ramírez es el presidente del cuerpo estudiantil de la Universidad Estatal de Fresno, en California. También es un inmigrante ilegal. Se mudó de México con sus padres cuando tenía tres años y recuerda poco sobre vivir en otro lugar además de Tulare, California, situado a 72 kilómetros de Fresno. Dijo que pensaba que era ciudadano estadounidense hasta su último año de preparatoria, cuando sus padres le dieron la noticia.

"Yo quería entrar a las fuerzas armadas, pero entonces comencé a hacer preguntas y descubrí que no era ciudadano. Y entonces me di cuenta de que era indocumentado", dijo a CNN en una entrevista telefónica.

"Sabía que había nacido en México, pero creía que habíamos arreglado nuestra residencia legal. Así que cuando me enteré de que no era el caso, estaba un poco aturdido. (Mis padres), ellos trataron de protegerme. No lo hicieron para hacer daño".

Durante los últimos cuatro años, Ramírez ha mentido sobre su ciudadanía. Cuando comenzó la universidad en Fresno, le dijo a algunos amigos sobre su situación ilegal, y esperaba que mantuvieran el secreto. El martes, se descubrió después de una denuncia anónima al periódico de la Estatal de Fresno, The Collegian. "No sé qué es lo que pasará conmigo", dijo.

Bajo el reglamento de la Universidad Estatal de Fresno, no hay requisitos de ciudadanía para que un estudiante se una al gobierno de la universidad.

Ramírez dijo que cuando se postuló para la presidencia del cuerpo estudiantil, no reveló su condición de ilegal. Ahora que sus colegas lo saben, no tiene planes para renunciar.

Publicidad

"No soy de los que renuncian. Esa es una cosa que aprendí al estar en este gran país. Voy a continuar sirviendo a estos estudiantes", dijo. "Yo fui votado. Si los estudiantes sienten que no debería representarlos, espero que ellos lo hagan a través de un proceso democrático".

Al menos un estudiante espera fomentar ese proceso. Cole Rojewski, el líder de College Republicans, quiere que se vaya. Ramírez derrotó a Rojewski para la presidencia del cuerpo estudiantil.

"Él engañó a los estudiantes. No dijo nada de eso. Y nadie lo sabía. Así que pienso que debe renunciar y tener una reelección", Rojewski del dijo a la afiliada de CNN en Fresno, KFSN.

Pero Ramírez dice que todo mundo tiene derecho a dar su opinión y que compitió bajo las mismas reglas que Rojewski.

El presidente de la Universidad Estatal de Fresno, John Wealty, dijo que Ramírez presentó los papeles apropiados cuando aplicó para la universidad. El presidente dijo que Ramírez le notificó a él y a otros asesores del cuerpo estudiantil sobre su situación migratoria y se ofreció a trabajar sin sueldo. Su estatus no le permite recibir cheques. "Felicito al señor Ramírez", dijo el presidente en un comunicado.

El estudiante de Ciencias Políticas paga una cuota como residente del estado, como resultado de una ley que permite a inmigrantes ilegales hacer eso. El también apoya el Dream Act, una propuesta de ley federal que permitiría a los estudiantes ilegales en el país obtener su estatus legal si asisten a la universidad o al ejercito.

Ramírez trabaja como representante estudiantil para una organización que aboga por la aprobación del Dream Act, iniciativa que se podría votar en el  Congreso en enero.

"(El Dream Act) afecta a miles y miles de estudiantes en todo Estados Unidos. Simboliza el espíritu estadounidense: estudiantes trabajando duro. No es amnistía. Es una ruta, y los estudiantes deben ganarse ese camino", dijo Ramírez.

Cuando creció en Tulare, Ramírez no se interesaba en la política. "Estaba en la banda de marcha", dijo. Pero estar en el centro del debate migratorio, hace del tema algo importante para él, dijo.

Ramírez espera convertirse en ciudadano estadounidense, pero dice que no hay vías para eso.

"Soy una persona que quiere seguir el camino correcto. No me quiero casar con alguien sólo para volverme legal. Ahora mismo, estoy viviendo en un vacío desconocido. Cualquier cosa puede pasar. Puedo ser deportado o alguien puede atacarme, realmente no lo sé. No lo puedo decir. Estoy preocupado. No sólo por mí, también por otros estudiantes a mi alrededor".

Él también se preocupa por sus padres, una sirvienta y un empleado de restaurante. Espera que los dejen fuera de la controversia que lo rodea. "Ellos siempre me dijeron 'no te rindas', y 'seguiremos adelante'. No soy pesimista. Siempre veo el lado amable de las cosas", dijo.

El estudiante espera que sus colegas vean lo que ha logrado. "No se si ganaría una reelección… no puedo especular en lo que podría pasar", dijo.

El joven de 22 años que compitió sobre una plataforma de transparencia, espera que la falta de ella no regrese para atormentarlo.

Publicidad
Publicidad