Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tres médicos cubanos deciden quedarse en Chile tras ayudar en el terremoto

Miembros de una brigada médica cubana decidieron no regresar a la isla y quedarse en el país sudamericano, donde ayudaron tras el terremoto
vie 19 noviembre 2010 08:53 AM
El paso de los días descubrió el tamaño de la tragedia en Chile
Bombero con bandera

Tres miembros de la comitiva médica cubana que llegaron a Chile para prestar ayuda tras el terremoto del 27 de febrero abandonaron la delegación para quedarse en el país, informaron medios locales.

Los cubanos pertenecen a la brigada Henry Reeve, formada por 72 médicos voluntarios que trabajaron en los hospitales de campaña de Rancagua y Chillán, y que este viernes deben regresar a la isla.

La embajadora cubana en Chile, Ileana Díaz-Argüelles, restó importancia al asunto y destacó que "lo importante es que la mayoría sí regresa".

"Lo importante a destacar es el resultado de la mayoría de esa brigada que vino a prestar su colaboración, los otros que hayan decidido no retornar a la patria es una decisión personal", dijo la embajadora a Radio Cooperativa.

Díaz-Argüelles dijo que desconoce los motivos que llevaron a los tres médicos a abandonar la comitiva. "Eso depende de los valores que tenga cada persona. Hay gente que valora más las cosas materiales, es decisión de cada cual", sostuvo.

Los tres cubanos fueron identificados como Argelio Santana Cano, el traumatólogo Joel Hernández de León y el técnico anestesista Orlando Campuzano.

Publicidad

Dagoberto Hernández, portavoz de la Asociación de Solidaridad con Cuba, dijo a Radio Cooperativa que recibió un correo electrónico de Argelio Santana en el que le comunicaba su decisión de quedarse en Chile.

En el mensaje Santana asegura que es una "decisión dolorosa", que seguirá "siendo cubano" y que no quiere que lo vean "como un enemigo ni como un traidor a la patria".

Hasta el momento, ninguno de los tres médicos ha solicitado asilo en el país, a pesar de que varias organizaciones les han ofrecido asistencia.

La brigada Henry Reeve llegó a Chile pocos días después del terremoto y el maremoto que azotó al país a fines de febrero, para prestar ayuda médica a los damnificados.

El equipo se instaló en los hospitales de campaña de Rancagua y Chillán, donde realizaron cerca de 79,000 atenciones médicas y más de 3,000 intervenciones quirúrgicas.

Este jueves se celebró una ceremonia para despedir a la delegación, que tiene previsto emprender el viaje de regreso a la isla el viernes.

Publicidad
Publicidad