Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El presidente de Pakistán recibe exhortos para no indultar a una mujer

Hafiz Ibtisam Elahi Zaheer, un líder clerical en Lahore, dijo que otorgar el perdón a la mujer sería una “negligencia criminal"
mié 24 noviembre 2010 06:32 PM
asia bibi firma un documento
asia bibi asia bibi firma un documento

Dos prominentes líderes musulmanes pakistaníes amenazaron el miércoles con llamar a una protesta a nivel nacional, si el presidente otorga el perdón a una mujer cristiana condenada a muerte por insultar al profeta musulmán Mahoma.

“Si el presidente indulta, levantaremos nuestras voces en todo el país hasta que se vea obligado a dar marcha atrás a su decisión”, dijo el conocido a nivel nacional muftí (jurista), Muneer Ur Rehman.

Hafiz Ibtisam Elahi Zaheer, un líder clerical en Lahore, dijo que otorgar el perdón a la mujer sería una “negligencia criminal”, y provocaría tensiones entre religiones.

El gobernador de Punjab, Salman Taseer, dijo el martes a CNN que el presidente, Asif Ali Zardari, podría indultar a Bibi si el Tribunal Superior no le concedía su petición de misericordia.

Bibi, que ha estado encarcelada por casi 15 meses, fue condenada por una corte pakistaní a principios de este mes, por violar la polémica ley de blasfemia del país, al insultar al profeta del Islám, Mahoma; un delito castigado con la pena de muerte o cadena perpetua, según el código penal de Pakistán. Ella fue condenada a muerte.

Un portavoz de Zardari dijo el miércoles que no se ha tomado ninguna medida, pero que el presidente le otorgaría el perdón si fuera necesario.

Publicidad

“No se ha tomado una decisión”, dijo el vocero Farhatullah Babar. “Según la constitución, el presidente tiene que actuar de acuerdo al consejo del primer ministro. Él aconsejará al presidente que tome cualquier medida que proponga”.

Babar dijo que juristas y expertos legales han debatido sobre si el presidente tiene poder absoluto en la constitución para conceder el indulto.

Sin embargo, dijo que Bibi no está en peligro de ser ejecutada.

“No puede ser ejecutada ahora”, dijo Babar. “Según la ley, una sentencia de muerte dictada por una sesión de tribunales no puede llevarse a cabo hasta que no sea aprobada por el Tribunal Superior”.

Farahnaz Ispahani, una portavoz del presidente, dijo que Pakistán sigue comprometido con la protección de las minorías religiosas.

“Pakistán es una nación con muchas credos y religiones, y todos los pakistaníes, no importando cual sea su religión, son iguales ante la ley”, dijo Ispahani en una declaración escrita.

“El presidente Zardari, ha seguido el caso de Asia Bibi muy de cerca y tomará las medidas apropiadas, si es necesario, otorgará el perdón o garantizará clemencia para asegurar que Asia Bibi no sea encarcelada o lastimada”.

Una investigación preliminar demostró que Bibi fue acusada falsamente, dijo un funcionario del gobierno el lunes.

“El presidente me solicitó investigar su caso, y mis resultados preliminares muestran que ella es inocente y que los cargos en su contra son infundados”, dijo a CNN el ministro de Asuntos de las Minorías de Pakistán, Shahbaz Bhatti.

Bhatti dijo que el miércoles entregará a la oficina de Zardari un último informe.

Los fiscales dicen que Bibi, una trabajadora de campo de 45 años, insultó al profeta Mahoma después de que se vio envuelta en una acalorada discusión con compañeras musulmanes que se negaron a beber de una cubeta con agua que ella había tocado, ya que no es musulmana.

El fin de semana, en una breve conferencia de prensa en la prisión en donde se encuentra detenida, Bibi dijo que las acusaciones en su contra son mentiras fabricadas por un grupo de mujeres que no la quieren.

“Tuvimos algunas diferencias y ésta es su manera de tomar venganza”, dijo.

La sentencia de muerte de Bibi levantó indignación entre los grupos de derechos humanos, que condenaron la ley sobre la blasfemia de Pakistán como una fuente de violencia y persecución contra de las minorías religiosas.

Sin embargo, Babar dijo que el partido del presidente carece del poder en el parlamento para derogar las leyes sobre blasfemia de Pakistán.

“El manifiesto del Partido Popular de Pakistán pide que la ley sea derogada, pero el partido no ha podido eliminarla debido a la falta de mayoría en el parlamento”, dijo Babar. “No tenemos el número suficiente para hacerlo”.

Más del 96% de la población de Pakistán es musulmán, según el Foro Pew sobre Religión y Vida Pública.

Publicidad
Publicidad