Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El abogado del fundador de WikiLeaks niega que vaya a ser encarcelado

Según Mark Stephens, el activista sólo puede ser vigilado por la Interpol, pero no será encarcelado
jue 02 diciembre 2010 04:55 PM
Wikileaks informe
Wikileaks informe Wikileaks informe

El abogado del fundador del sitio de filtraciones WikiLeaks, Julian Assange, negó el jueves que Suecia haya emitido una orden de arresto válida por supuestos delitos sexuales, pese a que Estocolmo insiste en que se resolvieron las dificultades legales.

La policía sueca dijo anteriormente que los problemas técnicos que dificultaban el arresto de Assange, de 39 años, fueron resueltos mientras un periódico afirmó que el creador de la organización estaba en Gran Bretaña.

Pero en una entrevista, su abogado en Londres, Mark Stephens, quien no revelará la ubicación de Assange debido a las amenazas de muerte que ha recibido, dijo que no se ha emitido una orden de arresto válida bajo la ley de Suecia, Europa o internacional.

"No hay una orden de arresto contra él. Hubo un 'aviso rojo' de Interpol , que no es una orden de arresto, alertando a las autoridades que vigilen sus movimientos", dijo Stephens.

"La orden de arresto fue enviada de vuelta por Scotland Yard (la policía londinense) porque no se ajustaba con la ley y era defectuosa", agregó.

Assange pasa gran parte del tiempo en Suecia y a inicios de este año fue acusado de conducta sexual inapropiada por dos mujeres de ese país.

Publicidad

Fiscales suecos abrieron, abandonaron y reabrieron una investigación sobre las acusaciones.

Suecia autorizó una orden de arresto en su contra bajo sospecha de "violación, abuso sexual y coerción ilícita". Sin embargo, Assange no ha sido acusado formalmente de ningún delito en ese país.

Stephens también dijo que su cliente no ha sido informado de acusaciones en su contra ni se han presentado evidencias. Afirmó que su cliente deseaba reunirse con los fiscales suecos pero fueron ellos quienes no quisieron verlo.

El periódico inglés The Independent dijo que Assange llegó a Gran Bretaña en octubre y entregó a la policía sus datos de contacto. El medio citó a fuentes policiales que dijeron saber su paradero. Se cree que el australiano está en el sudeste de Inglaterra, aseveró la publicación.

WikiLeaks ha divulgado una gran cantidad de material que enfureció a Estados Unidos y algunos de sus aliados.

La más reciente filtración se dio esta semana cuando la organización divulgó cables diplomáticos estadounidenses clasificados, algunos de los cuales son embarazosos y muestran los secretos detrás de las relaciones internacionales de Washington.

 

Problemas técnicos para su arresto

En Suecia, los esfuerzos de Assange para evitar una orden de arresto fracasaron cuando la Corte Suprema se negó a escuchar el caso .

"El tribunal supremo no ha otorgado el permiso para apelar, así que la decisión de la corte de apelaciones se mantiene", dijo la funcionaria del máximo tribunal Kerstin Norman.

Citando fuentes no identificadas, The Independent dijo que la Agencia Contra el Crimen Organizado de Gran Bretaña (Soca) necesitaba aclaraciones sobre la Orden Europea de Arresto emitida por la fiscalía sueca, pero describió la demora como un asunto técnico.

La Policía Metropolitana y la Soca declinaron hacer comentarios cuando fueron contactadas.

Tommy Kangasvieri, jefe de la unidad internacional de la Policía Nacional Sueca, dijo que el problema de la orden de arresto había sido resuelto.

"Hemos solucionado esto y estará completa durante el día", explicó, añadiendo que la policía sueca no recibió ninguna información oficial de Assange desde Gran Bretaña.

La portavoz de la Fiscalía sueca Helena Ekstrand dijo que la institución no ha recibido información sobre el paradero de Assange y que la orden de arresto se mantenía.

El portavoz del Departamento de Estado, P.J. Crowley, dijo en una entrevista con Radio 4 de la BBC que Assange no había cooperado con la investigación estadounidense sobre la filtración.

"Dejamos claro en una conversación este fin de semana con el señor Assange el hecho de que tiene material clasificado del gobierno de Estados Unidos, es propiedad robada y le pedimos que la devolviera. Se negó a ello y nosotros investigaremos las implicaciones de eso", explicó Crowley.

Publicidad
Publicidad