Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El 2011 en Latinoamérica: El año de las mujeres políticas

Por lo menos en cuatro países de América Latina la presencia de la mujer en la política será determinante este año que inicia
lun 03 enero 2011 03:01 PM
Mujeres políticas - 2011 - AL
Mujeres políticas - 2011 - AL Mujeres políticas - 2011 - AL

Este 2011 será grande para las mujeres políticas en Latinoamérica.

Brasil dio la bienvenida a su primera presidenta apenas al iniciar el año . Laura Chinchilla entrará a su segundo año como presidenta de Costa Rica, la hija de Alberto Fujimori espera seguir los pasos de su padre en Perú y otra que es cabeza de Estado busca dar la vuelta a su suerte política en Argentina.

Dilma Rousseff, la primera presidenta de Brasil, fue la ex jefe de gabinete de su popular predecesor, Luiz Inácio Lula da Silva.

Ricardo Gutierrez–Mouat, director del Programa de Estudios para Latinoamérica y el Caribe de la Universidad Emory en Atlanta, Georgia, dijo que Rousseff tendrá su "plato lleno".

“Ella tiene un reto realmente difícil de seguir ya que Lula fue el presidente más popular en toda Latinoamérica, no sólo en Brasil”, dijo. “En Brasil, el índice de aceptación era alrededor del 80% tras ocho años de gobierno , lo que es increíble”.

Jennifer McCoy, directora del Programa para las Américas en el Centro Carter con sede en Atlanta, y profesora de ciencias políticas en la Universidad Estatal de Atlanta, dijo que habrá algunas diferencias entre el gobierno de Rousseff y el de su predecesor”.

Publicidad

“Creo que veremos un estilo diferente del de Lula y probablemente con más enfoque en la agenda doméstica, incluyendo la agenda de políticas sociales, lucha contra la pobreza y, por supuesto, el desarrollo de nuevos yacimientos petroleros en Brasil serán una parte importante de su presidencia”, dijo McCoy.

Rousseff es la más reciente de una línea de mujeres que tienen el poder en América Latina, junto con Chinchilla en Costa Rica y Michelle Bachelet de Chile, (quien fue sucedida por Sebastián Piñera en el 2010).

Se espera que una mujer sea contendiente en las elecciones presidenciales de Perú en abril. Keiko Fujimori, hija del ex presidente peruano Alberto Fujimori, quiere seguir los pasos de su padre , pero no lo tendrá fácil. Ella enfrentará a fuertes oponentes con largas carreras políticas.

“El hecho significativo es que ninguno de los candidatos, (Luis) Castañeda, el ex alcalde de Lima, y (Alejandro) Toledo, ex presidente de Perú, ganarán cómodamente en contra de Keiko en una segunda vuelta”, dijo Gutierrez-Mouat. “ Ella tiene un apoyo popular de consideración , pero no el suficiente como para que la impulse a la presidencia”.

Otra mujer latinoamericana tiene la oportunidad de ser reelegida en el 2011. Pero la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, también enfrentará una batalla cuesta arriba en las elecciones de octubre. McCoy, del Centro Carter, dice que su “destino político dependerá enormemente de su desempeño en estos siguientes meses del 2011”.

“Con la repentina muerte de su esposo (el ex presidente Néstor Kirchner) , hace dos meses, se abrió realmente el escenario político en Argentina”, dijo McCoy, “y probablemente atraiga a una cantidad de aspirantes que no hubieran salido si aún estuviera vivo con la posibilidad de competir él mismo ”.

Mientras tanto, hay un líder varón latinoamericano, que parece estar en buena posición para consolidar su controvertido régimen, mientras otro parece estar soltando las riendas del control del Estado.

En Venezuela, el presidente Hugo Chávez podrá gobernar por decreto por los próximos 18 meses , gracias a una ley aprobada recientemente por la Asamblea Nacional.

“El objetivo que ha declarado es el profundizar la revolución, profundizar y extender el socialismo , y mostrar al país la visión de su experimento socialista”, dijo McCoy.

Gutierrez-Mouat dio un paso más adelante: “el juego de Chávez es confrontar a la democracia contra sí misma, por lo que tiene que jugar bajo las reglas para poder ganar”.

Y en Cuba, las reformas económicas de Raúl Castro , incluida la eliminación de medio millón de puestos de trabajo en el gobierno, serán puestas en marcha en el 2011. McCoy dijo que será un “ajuste importante”, mientras la gente intenta conseguir trabajo en el naciente sector privado. “Ésta no será una tarea fácil, pero es necesario para que Cuba se coloque a sí misma en un suelo más firme para el futuro, hablando económicamente”.

El equilibro económico y político en el gobierno será muy interesante de observar, dijo Gutierrez-Mouat. “Por lo que tendremos que ver el próximo año, un año después que tanto encaja esta liberación o si no encaja en un sistema autocrático, el sistema político, que no está siendo liberalizado”, dijo Gutierrez-Mouat.

Otro país a seguir en el 2011 es México. Después de una cifra récord de muertes violentas este año, el presidente Felipe Calderón tendrá la presión de revisar su guerra en contra del narcotráfico y si quiere hacer de esta estrategia parte de su legado presidencial.

Publicidad
Publicidad