Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Lamentamos el ataque en Tucson, dicen los padres del presunto agresor

En un breve comunicado, los padres de Jared Lee Loughner dijeron que "lamentan mucho" la muerte de seis personas y heridas a 14 más
mar 11 enero 2011 07:43 PM
familia-tucson
familia-tucson familia-tucson

Los padres de Jared Lee Loughner, acusado de efectuar los disparos que mataron a seis personas en Tucson, Arizona, e hirieron de gravedad a la congresista Gabrielle Giffords, dijeron este martes que no saben por qué ocurrió el incidente y que “lamentan mucho” la pérdida de los familiares de las víctimas.

El breve comunicado de los padres del sospechoso fue publicado al tiempo que los médicos informaban que Giffords respira por su cuenta, y que se difundía una imagen del presunto agresor, que lo muestra fuertemente armado en el mitin del sábado pasado, cuando sucedió el hecho.

Loughner, de 22 años, supuestamente llevó una mochila al centro comercial de Tucson Safeway, de acuerdo con un oficial cercano a la investigación. El hombre tenía una pistola semiautomática, municiones y un cuchillo. Los investigadores intentan determinar cuántas balas fueron disparadas.

El oficial dijo que las autoridades permanecen en la escena del crimen, con equipo que toma medidas que pueden ser utilizadas para reconstruir los hechos.

Loughner ha sido descrito como un joven con problemas y quizá con desequilibrios mentales , debido a los mensajes que publicó en Internet y a comentarios de sus conocidos.

Su familia pidió privacidad durante este “momento muy difícil para nosotros”.

Publicidad

“No hay palabras que puedan expresar cómo nos sentimos. Deseamos que las hubiera, para que pudiéramos hacerlos sentirse mejor. No entendemos por qué pasó esto”, señala el comunicado.

“Quizá esto no haga ninguna diferencia, pero deseamos poder cambiar los atroces eventos del sábado . Nos preocupan profundamente las víctimas y sus familias. Lamentamos mucho sus pérdidas. Gracias. La familia Loughner”.

Randy Loughner, padre del sospechoso, pidió a un vecino que dijera a los reporteros que acamparon el lunes afuera de la casa de la familia, en Tucson, que después emitiría un mensaje.

“Por ahora, no puede hablar. No puede decir tres palabras sin llorar”, señaló el vecino Wayne Smith a la cadena KGUN, afiliada a CNN.

Este martes, los médicos que atienden a la congresista Giffords informaron que ya respira por su cuenta, aunque su condición sigue crítica pero estable.

La representante demócrata y otras 13 personas resultaron heridas en el ataque ocurrido en un mitin en Tucson, el sábado . Seis personas más murieron.

La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, visitó este martes el hospital donde se encuentran las víctimas del ataque, con la finalidad de darles un mensaje de apoyo, reportó la agencia EFE.

Loughner está detenido y el lunes acudió por primera vez ante el juez.

Publicidad
Publicidad