Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Benedicto XVI pide a los jóvenes difundir el Evangelio en redes sociales

En un mensaje con motivo del Día de las Comunicaciones, Benedicto XVI pidió a los jóvenes a no perder su identidad en el mundo digital
lun 24 enero 2011 07:50 AM
Papa Benedicto XVI
EFE_Papa_Benedicto_XVI_vida_digital Papa Benedicto XVI

El Papa Benedicto XVI se mostró a favor de difundir el Evangelio a través del mundo digital y que comunicarlo no significa poner sólo contenidos religiosos en la red, sino también dar testimonio coherente en el propio perfil digital.

Con motivo del XLV Día Mundial de las Comunicaciones Sociales 2011, que se celebrará el 5 de junio próximo, el pontífice emitió el mensaje Verdad, anuncio y autenticidad de vida en la era digital, sobre la necesidad de respetar la verdad en una época, como la actual, "dominada y muchas veces condicionada por las nuevas tecnologías" y cómo ésta puede ayudar a la Iglesia católica.

En su mensaje, el pontífice agregó que los cristianos deben dar a conocer el Evangelio en su integridad, sin desvirtuarlo, "ya que su verdad no puede ser objeto de consumo ni de disfrute superficial, sino un don que pide una respuesta libre", precisó el Papa.

En el texto, escrito principalmente para los jóvenes, pidió a los jóvenes que hagan "un buen uso" de las redes sociales de internet, para que éstas no sean un instrumento "que reduce a las personas a categorías, que intenta manipularlas emotivamente o que permite a los poderosos monopolizar las opiniones de los demás".

Benedicto XVI resaltó que internet no puede sustituir el contacto directo entre las personas, pero aceptó que las nuevas tecnologías no modifican sólo el modo de comunicar, sino la comunicación en sí misma, por lo que hay que ponerlas al servicio del bien de la persona y de la humanidad entera.

"Si se usan con sabiduría, pueden contribuir a satisfacer el deseo de sentido, de verdad y de unidad que sigue siendo la aspiración más profunda del ser humano", señaló el Papa.

Publicidad

Agregó que las nuevas tecnologías propician que la comunicación no se reduzca a un intercambio de datos, sino que se desea compartir, pero advirtió ante la tendencia de muchos "a comunicar sólo algunas partes del propio mundo interior y el riesgo de construir una cierta imagen de sí mismos que suele llevar a la autocomplacencia".

A un clic con la realidad

En el mensaje Verdad, anuncio y autenticidad de vida en la era digital, el Papa Benedicto XVI señaló que el anhelo de compartir en las redes sociales , de establecer "amistades", implica el desafío de ser auténticos, fieles a sí mismos, sin ceder a la ilusión de construir artificialmente el propio "perfil" público.

Pidió a los usuarios de estas plataformas a "evitar riesgos, como buscar refugio en una especie de mundo paralelo, o una excesiva exposición al mundo virtual".

En su mensaje señaló también que las nuevas tecnologías permiten a las personas encontrarse más allá de las fronteras del espacio y de las propias culturas, permitiendo "un mundo nuevo de amistades potenciales", pero que ello obliga al ser humanos a hacerse nuevas preguntas.

“¿Quién es mi ‘prójimo’ en este nuevo mundo?, ¿existe el peligro de estar menos presentes con quien encontramos en nuestra vida diaria?, ¿podemos caer en la dispersión, dado que nuestra atención está fragmentada y absorta en un mundo ‘diferente’ al que vivimos? ¿Dedicamos tiempo a reflexionar críticamente sobre nuestras decisiones y a alimentar relaciones humanas que sean realmente profundas y duraderas?”, cuestiona el líder de la Iglesia católica.

Benedicto XVI responde que el contacto virtual "no puede y no debe sustituir el contacto humano directo" y que también en la era digital, cada uno siente la necesidad de ser una persona auténtica y reflexiva.

El Día Mundial de las Comunicaciones Sociales fue creado por la Iglesia hace ya 44 años para reflexionar sobre la importancia y la influencia de esos medios en el mundo actual y lo celebra todos los años el domingo antes de Pentecostés, este año el 5 de junio.

El mensaje papal se publica el 24 de enero por ser la festividad de San Francisco de Sales, el patrón de los periodistas.

Publicidad
Publicidad