Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un testigo desmiente en EU la historia del anticastrista Posada Carriles

Gilberto Abascal declaró en el juicio contra Luis Posada Carriles, que éste ingresó a EU en una embarcación privada
mié 26 enero 2011 12:07 PM
carriles
carriles carriles

El anticastrista Luis Posada Carriles viajó en marzo de 2005 desde México a Miami vía marítima, abordo de la embarcación La Santrina, y desembarcó en una lancha rápida antes de llegar a puerto, según explicó el testigo Gilberto Abascal en un tribunal federal de El Paso (Texas).

Abascal señaló que cuatro tripulantes entre los que se encontraban el empresario Santiago Álvarez, Osvaldo Mitat, José Pujol, Raúl López Castro y él mismo llegaron en un barco a Isla Mujeres (México) en marzo de 2005 y ahí se encontraron con Posada Carriles, quien viajó con ellos de regreso rumbo a Miami.

Al acercarse al puerto, el ex miembro de la CIA desembarcó y viajó en una lancha pequeña hasta un restaurante, antes de que Álvarez, dueño del barco, se reportara a las autoridades portuarias con el resto de los tripulantes.

Con el testimonio de Abascal, los fiscales de Estados Unidos buscan demostrar que el acusado mintió durante su proceso de naturalización en 2006 al indicar bajo juramento que entró a través de la frontera de Matamoros (México) y Brownsville (Texas), vía Houston rumbo a Miami.

De acuerdo al testigo, Álvarez habría dicho a Posada en una conversación sostenida rumbo a Miami que le iba a perjudicar lo que había dicho a la periodista Louis Bardach, quien en 1998 publicó en el New York Times una entrevista en la que presuntamente reconoció haber solicitado a otra persona colocar bombas en destinos turísticos de La Habana, y hacerlas explotar.
Posada negó en su audiencia de petición de asilo político haber orquestado las explosiones en la isla en 1997, en las que perdió la vida el turista ítalo-canadiense Fabio di Celmo.

Los 11 cargos que enfrenta Posada Carriles son por fraude y perjurio en sus solicitudes y testimonios ofrecidos bajo juramento durante los dos procesos migratorios que inició para permanecer legalmente en Estados Unidos.

Publicidad

La defensa, por su parte, increpó a Abascal, en relación a su propia solicitud de ciudadanía en 2007, y en la que declaró no haber dejado de presentar ninguna declaración de impuestos en el pasado.

Publicidad
Publicidad