Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Funcionario de Libia ante Naciones Unidas acusa a Gadhafi de genocidio

La presión para Moammar Gadhafi se intensifica mientras llegan reportes de manifestantes que atacan edificios gubernamentales
lun 21 febrero 2011 01:28 PM
foto de gadhafi en un cartel
moammar-gadhafi foto de gadhafi en un cartel

El gobierno de Libia  lleva a cabo nuevos esfuerzos para detener las protetas, luego de aparentemente perder el control de la ciudad de Benghazi y enfrentar deserciones de altos funcionarios del régimen de Moammar Gadhafi

La Liga Árabe sostendrá una reunión urgente este martes para discutir los hechos en Libia, reportó la agencia oficial de noticias egipcia, MENA.

La televisora estatal reportó que las fuerzas de seguridad gubernamentales allanaron "nidos de destrucción y horror". Un líder del grupo opositor Frente Nacional para la Salvación de Libia aseguró que helicópteros estaban disparando contra la multitud.

Antes, manifestantes habían encendido fuego a edificios gubernamentales en Trípoli, según un testigo.

CNN no pudo confirmar de inmediato los reportes sobre las áreas en torno a la ciudad de Benghazi. El gobierno mantiene un fuerte control sobre las comunicaciones y no ha respondido a las repetidas solicitudes de CNN para ingresar al país. CNN ha entrevistado a numerosos testigos por teléfono.

El embajador adjunto de Libia en las Naciones Unidas, Ibrahim Dabbashi, condenó la reacción de Gadhafi a las protestas y dijo que ha declarado una guerra contra los ciudadanos de ese país y que estaba cometiendo genocidio. Dabbashi no renunció a su puesto. Aclaró que estaba al servicio del pueblo libio y no del régimen. El paradero del resto de la misión libia ante Naciones Unidas no está claro.

Publicidad

También llamó a Gadhafi, con 42 años en el poder , "a dejar el pais tan pronto como sea posible".

El ministro de justicia libio, Mustafa Abdul Jalil, renunció. Argumento que estaba protestando por la "situación sangrienta" y "el uso excesivo de fuerza" en contra de personas desarmadas, de acuerdo con el periódico Quryna.

El diario no mencionó el inició de las manifestaciones la semana pasada sino que publicó propaganda a favor del régimen. Ahora parece haber cambiado de posición y reporta el número de víctimas.

Gadhafi permanece en Libia, confirmó una fuente diplomática a CNN, la cual también negó que las fuerzas aéreas lleven a cabo ataques contra los manifestantes. Otro alto funcionario del servicio secreto de Italia corroboró que Gadhafi sigue en Libia.

El secretario del Exterior de Gran Bretaña, William Hague, había dicho este lunes que el mandatario libio podría ir rumbo a Venezuela.

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, "tuvo una extensa discusión" con Gadhafi este lunes. "Expresó su preocupación profunda en la escalada de violencia y enfatizó que debe detenerse inmediatamente", dijo un vocero de la ONU.

Un alto funcionario de Turquía informó que el primer ministro de su país también habló con Gadhafi, y que el líder libio le prometió asegurar la seguridad de los ciudadanos turcos. Turquía envió este lunes un avión a Benghazi pero fue obligado a regresar antes de poder aterrizar, sostuvo el funcionario.

Aviones en Malta

Dos aviones libios aterrizaron en Malta este lunes por la tarde, de acuerdo con periodistas en el aeropuerto. No estaba claro quién iba a bordo.

El gobierno de Malta aclaró a través de un comunicado que "dos aviones libios de la fuerza área Mirage F1 de un pasajero" aterrizaron en su país tras pedir permiso, porque tenían poco combustible. Los pilotos fueron conducidos a la policía para llevar a cabo una investigación.

Los pilotos desertaron a Malta luego de que se les exigió bombardear a ciudadanos libios, informó una fuente del gobierno maltés. Los jets llevaba cohetes y armas cargadas, agregó.

Libia se ubica entre los dos países donde las protestas llevaron a sus líderes a renunciar en semanas recientes: Túnez y Egipto.

La situación en Trípoli

En Trípoli, algunos manifestantes molestos esperaban obtener el control de la capital.

Residentes de Trípoli aseguraron que la televisión estatal al-Shababiya fue atacada el domingo por la noche por manifestantes antigubernamentales. Un testigo dijo a CNN que la televisora estuvo fuera del aire hasta cerca la 01:30 horas (local).

Otro testigo contó a CNN que vio edificios de seguridad de Trípoli incendiándose el lunes por la mañana.

Un grupo de manifestantes se reunión en el vecindario Gergash para tratar de llegar a la plaza Green, pero fueron interceptados por fuerzas de seguridad que les arrojaron gases lacrimógenos y los dispersó.

Los disturbios, estimulados por demandas de libertad y empleo, ha dejado al menos 233 muertos, de acuerdo con Human Rights Watch (HWR), quien cita fuentes hospitalarias. CNN ha estado en contacto con médicos y testigos en Libia, quienes confirman la información de HWR.

La conversación de Gadhafi y Ban Ki-moon

Durante la conversación entre Gadhafi y Ki-moon, este último "reiteró su llamado de respeto a las libertades básicas y los derechos humanos, incluido el acceso a la información", dijo un vocero. Ki-moon subrayó la necesidad de asegurar la protección de la población civil bajo cualquier circunstancia", añadió.

"Llamó a las autoridades a participar en un diálogo con una amplia base para atender las dependas legítimas de la población", agregó.

Los disturbios continúan

Disparos esporádicos continúan escuchándose en la nación norafricana. Cerca de 500 manifestantes tomaron por asalto una construcción surcoreana cerca de Trípoli. Hirieron a 17 trabajadores, según el ministerio del Exterior de Corea del Sur.

El hijo de Gadhafi, Saif al-Islam Gadhafi , formó un comité que investigará "las circunstancias y razones" que llevaron a la caída de "muchas víctimas" durante las protestas recientes, informó la televisión estatal.

Saif al-Islam envió este lunes un mensaje a través de la televisión en el que advirtió de "una feroz guerra civil" si los manifestantes no se detenían, sin embargo, la gente no mostraba señales de atacar el llamado.

El segundo hijo de líder libio propuso la implementación inmediata de reformas democráticas significativas en el país tradicionalmente restrictivo al mismo tiempo que advirtió que el colonialismo y una pobreza generalizada regresaría si las protestas continúan.

"Podemos hablar racionalmente, podemos ahorrarnos sangre, podemos estar juntos por el bien de Libia", dijo. Pero si los disturbios continúan, "olviden la democracia, olviden las reformas, será una guerra civil".

El joven Gadhafi, nombrado coordinador general de Libia en el 2009, también acusó a los medios de comunicación internacionales de exagerar la violencia, aunque reconoció "errores" de la policía y el Ejército al manejar los disturbios. Culpó a los alcohólicos, los criminales y los extranjeros de instigar los ataques que amenaza con hacer trizas al país.

No está claro por qué Gadhafi, de 68 años, no se dirigió directamente a los libios y lo hizo su hijo. Algunos han comenzado a preguntarse sobre su paradero.

Protestas violentas

A diferencia de Egipto y Túnez, donde los manifestantes llamaron a no utilizar la violencia, en Libia, algunas personas han prendido fuego a carros y trataron de ingresar a un cambio militar, según testigos. Un manifestante dijo que ese campo militar era significativo porque es sede del palacio de Gadhafi en el este.

Un hombre dijo a CNN que militares abrieron fuego contra miles de dolientes que asistían al funeral de manifestantes muertos en las protestas.

Algunos manifestantes antigubernamentales tenían armas, según un testigo. Saif Gadhafi aseguró que algunos criminales habían robado armamento y disparado, en un intento por culpar al Ejército y las fuerzas de seguridad de los hechos.

Un experto en tecnología que ha colocado cámaras de video en Benghazi estima que el número de manifestantes ha crecido desde que las protestas iniciaron el martes 15 de febrero.

En caso de que Gadhafi caiga, no se sabe quién o qué gobierno tomaría el control. Libia es en teoría, gobernada por consejos locales populares. En la práctica, es un estado autoritario, reporta el Libro de hechos del mundo de la CIA.

La población de 6.5 millones de personas está formada por numerosas tribus, y oficialmente repartidas en 22 divisiones políticas.

Publicidad
Publicidad