Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Italia intenta controlar la inmigración ilegal de tunecinos y egipcios

Las revueltas en el mundo árabe han provocado una ola de migración a Italia que ya alcanza las 5,000 personas
lun 21 febrero 2011 08:12 AM
migrantes llegan a la isla de lampedusa
lampedusa-lancha-migrantes migrantes llegan a la isla de lampedusa

Una delegación de la agencia europea de control de las fronteras (Frontex) llegó a la isla Lampedusa, Italia, para intentar poner control a la migración de tunecinos y egipcios , mientras cientos de personas continúan desembarcando en ese lugar.

"Es una señal clara de la solidaridad europea con los países miembros y una prueba concreta del compromiso de la Comisión Europea para ayudar a Italia en esta difícil situación", dijo la comisaria europea de Asuntos Internetos, Celicia Malmstrom.

Una ola de migración ilegal hacia Italia se desató tras la violenta revuelta en Túnez que derrocó al ex presidente Zine Al Abidine Ben Ali el 14 de enero, y que más tarde se contagio a Egipto. La gente huye de la inestabilidad política en sus paises.

La isla de Lampedusa está a solo 113 kilómetros del norte de África. La madrugada de este lunes llegaron a este lugar dos lanchas con 131 indocumentados que se sumaron a otros dos desembarcos del día anterior con 73 personas.

La Guardia Costera asegura que en el centro de acogida de la isla hay 1,300 indocumentados.

En los últimos días han llegado alrededor de 5,000 egipcios y tunecinos a Italia, según las autoridades migratorias.

Publicidad

El ministro italiano del Interior, Robero Maroni, calcula que las revueltas políticas en el mundo árabe podrían atraer al país europeo una "marea humana" que podría llegar hasta las 80,000 personas.

El funcionario mostró preocupación por la situación en Libia , desde donde solían partir la mayoría de las lanchas con inmigrantes que llegaban a Italia hasta el 2009.

En días pasados Italia decretó estado de emergencia humanitaria y solicitó el apoyo de la Unión Europea. El país europeo teme que la red terrorista Al-Qaeda aproveche la migración para infiltrarse .

Publicidad
Publicidad