Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Fuerzas militares libias retoman un puerto petrolero clave en Ras Lanuf

La Plaza de los Mártires de Zawiya estaba llena de los restos quemados de tanques de guerra, mientras seguidores de Gadhafi celebraban
vie 11 marzo 2011 02:37 PM

Las fuerzas militares de Moammar Gadhafi dieron un golpe este viernes en Ras Lanuf, puerto petrolero clave que estaba en manos de las fuerzas rebeldes. Asimismo, su liderazgo ha prometido con mucha seguridad que recuperará todo el territorio en manos de la oposición.

Fuerzas pro Gadhafi llevaron a cabo un intenso bombardeo contra la ciudad, que se cree se hizo con cohetes, artillería y tanques. Una refinería fue afectada y un tanque de depósito está incendiándose. Se aprecian grandes cantidades de humo negro y espeso.

Decenas de camiones de rescate pertenecientes a la oposición se retiran de la ciudad en medio del miedo, mientras las fuerzas libias avanzan conforme el bombardeo continúa. Los rebeldes evacuaron hacia un punto de revisión fuera de la ciudad, pero dicho punto así como otros cuarteles de los opositores han sido atacados por aviones militares.

Los rebeldes afirman que esta ciudad del este ha estado prácticamente vacía mientras los civiles huían y las fuerzas de oposición se retraen por los constantes ataques en su contra. Medios de comunicación del Estado afirmaron que la ciudad había sido “limpiada” de los rebeldes.

Esto refleja el cambio de la suerte a favor de las bien equipadas fuerzas militares de Gadhafi, quienes han tomado la ventaja tras el apoderamiento de varias zonas en todo el país por parte de las fuerzas rebeldes.

De la mano con esta ofensiva en Ras Lanuf, los soldados del régimen forzaron la retirada de los rebeldes en Zawiya, al este de la capital Trípoli.

Publicidad

La Plaza de los Mártires de Zawiya estaba llena de los restos quemados de tanques de guerra y otros vehículos militares. Trabajadores limpiaron la evidencia mientras los partidarios de Gadhafi cantaban y ondeaban banderas verdes.

Saif al-Islam Gadhafi, uno de los hijos de Gadhafi y vocero del régimen, prometió que retomarán las tierras del este de Libia que eran controladas por la oposición y advirtió a la comunidad que los libios no darán la bienvenida a la OTAN y a los estadounidenses. La OTAN está contemplando establecer una zona con restricción de vuelos, pero necesita la autorización de la ONU para hacerlo.

“Diariamente recibo cientos de llamadas del este y todas dicen, “Sálvennos”. Nos suplican que los salvemos y mi respuesta son dos palabras. Escúchenme y quiero que los grupos armados me escuchen bien, quiero que nuestra gente en el este sepa que: Ya vamos”, afirmó.

Saif al-Islam Gadhafi es uno de los dos hijos de Gadhafi, quienes comparten el primer nombre de Saif.

En el frente diplomático, la oposición internacional contra Moammar Gadhafi ha cobrado impulso. Este jueves, el gobierno francés reconoció al recién creado movimiento de oposición libio como el único representante del país y el Secretario de Relaciones Exteriores de Inglaterra habló telefónicamente con un representante de la oposición.

El viernes, el embajador libio ante los Estados Unidos y las Naciones Unidas llamará a los Estados Unidos para que al igual que Francia, reconozca a la oposición como un legítimo representante de Libia.

La Secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton anunció sus planes de reunirse con los líderes de oposición cuando visite a Túnez y a Egipto la próxima semana. Dijo que Estados Unidos están suspendiendo relaciones con la embajada libia en Washington y un oficial de la administración agregó que la embajada “debe cerrarse”.

Las protestas contra Gadhafi, de 68 años, comenzaron el 15 de febrero, cuando manifestantes antiGadhafi buscaban destituirlo tras cerca de 42 años de gobierno. El descontento fue escalando hasta convertirse en una sangrienta guerra civil.

La cuota de muerte a principios de semana alcanzaba entre 1,000 y 2,000 víctimas.

El jueves por la mañana, la guerra forzó la salida de cerca de 250,000 personas, muchos de los cuales son trabajadores migrantes quienes han estado varados en las fronteras con Túnez y Egipto, según informes de la agencia de refugiados de la ONU.

Publicidad
Publicidad