Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un pino se convierte en signo de esperanza ante la devastación en Japón

La planta es una señal para el poblado de Rikuzentakata de que hay un futuro, luego de que el 10% de los habitantes muriera por el terremoto
dom 17 abril 2011 04:13 PM
un pino en japon da esperanza a un pueblo
pinojapon_cnn un pino en japon da esperanza a un pueblo

Más de un mes después del tsunami que azotó Japón , no hay muchas cosas en pie en Rikuzentakata, y mucho menos con vida.

Pero a través de un puente destruido y entre el concreto y los montones de escombros, hay una vista sorprendente a lo largo de la costa, un árbol de pino imponente.

Es el último superviviente de lo que fue una vez un bosque que se elevaba por encima de la playa de arena blanca, y que se había convertido en un destino turístico muy popular.

Estos árboles se plantaron a lo largo de la costa hace unos 300 años por los pobladores para protegerse de los vientos, las olas y la erosión de las tormentas del Pacífico, que regularmente accidentan la orilla.

Pero no fueron lo suficientemente fuertes para protegerlos de las grandes olas del tsunami el pasado 11 de marzo, que se internaron varios kilómetros hacia el interior y alcanzaron más de 10 metros de altura.

Al menos el 10% de las 23,000 personas que alguna vez llamaron casa a la ciudad están muertas o desaparecidas, dice el alcalde de la ciudad, Futoshi Toba.

Publicidad

Hay enormes troncos acumulados a lo largo de la costa, muchos se quebraron por la mitad debido a las olas.

Residentes en un refugio local recuerdan haber visto los árboles gigantes barrer la ciudad.

Ahora la gente de la ciudad ve al pino como un símbolo de esperanza y renovación.

Pero primero lo tienen que salvar.

El agua salada, el petróleo y los productos químicos han empapado la tierra alrededor de sus raíces.

Sus ramas más bajas han sido arrancadas.

Los líderes locales han luchado por mantenerlo vivo. Le dan seguimiento e incluso consideran excavar la tierra a su alrededor para sustituirla por otra más fresca.

Por ahora, el "árbol de la esperanza" es un recordatorio diario para la gente de que todavía hay un futuro para Rikuzentakata y tal vez un regreso de los árboles y de la gente de allí.

Publicidad
Publicidad