Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"¡Larga vida a Siria. Abajo Bashar!": miles desafían la represión policial

Líderes de las Naciones Unidas, Estados Unidos o México se han unido al pedido de cese a la violencia contra los manifestantes en este país
dom 24 abril 2011 12:32 PM
Mujeres protestan en Jordania contra el presidente
Siria_protestas_Jordania Mujeres protestan en Jordania contra el presidente

Miles de sirios llamaron el domingo a derrocar al presidente Bashar al-Assad durante los funerales de manifestantes que murieron a manos de las fuerzas de seguridad en la sureña ciudad de Nawa, dijo un testigo.

"¡Larga vida a Siria. Abajo Bashar!", gritaban los dolientes durante el funeral, según se escuchaba a través del teléfono. "Vete, vete. El pueblo quiere el derrocamiento del régimen", decían.

El testigo dijo que cinco personas murieron el sábado en Nawa, unos 25 kilómetros al norte de la ciudad de Derá, donde surgieron las primeras manifestaciones contra el gobierno autoritario de Assad, cuando se reunieron a protestar contra tiroteos anteriores.

Al menos 100 personas murieron en Siria el viernes, la cifra más alta en cinco semanas de disturbios, cuando las fuerzas de seguridad dispararon contra los manifestantes que exigían libertades políticas y el fin a la corrupción en el país, gobernado hace 41 años por la dinastía Assad.

Activistas describieron las muertes del viernes como un punto de inflexión que exponía cuán vacío era el anuncio de Assad de eliminar la ley de emergencia que rige hace 48 años en el país, además de abolir la corte de seguridad estatal.

Al menos 12 personas más murieron el sábado en un funeral masivo de manifestantes, y activistas de derechos humanos dijeron que la policía secreta allanó casas cerca de Damasco en la madrugada del domingo, arrestando activistas en el área.

Publicidad

Assad asumió el poder cuando murió su padre en el 2000 tras haber gobernado Siria por 30 años. Las consignas hostiles del domingo en Nawa reflejaron un creciente fortalecimiento de las demandas de los manifestantes, que inicialmente pedían más libertades y ahora buscan derrocarlo.

Reacción internacional

La condena internacional contra Assad también se ha intensificado. Inicialmente no se escucharon críticas desde Occidente debido a las esperanzas de que Assad implementara una reforma genuina y que la revolución en Siria cambiara el mapa político en Oriente Medio.

"Deploro la creciente violencia en Siria y estoy horrorizado por la muerte de manifestantes a manos de las fuerzas de seguridad sirias", declaró el domingo el secretario británico de Asuntos Exteriores, William Hague, aconsejándole a todos los británicos que abandonen siria.

El presidente estadounidense, Barack Obama, exhortó el viernes a Assad a detener el "escandaloso uso de la violencia para sofocar protestas ". Autoridades sirias, que culpan a grupos armados por la violencia, desestimaron sus palabras.

Turquía llamó a una "contención máxima" y a continuar con las reformas.

Un activista de derechos humanos dijo que las fuerzas de seguridad mataron a tiros al menos a un civil el domingo mientras se desplegaban en la ciudad costera de Jabla tras una protesta a favor de la democracia la noche anterior.

Las protestas del fin de semana se extendieron desde la ciudad portuaria de Latakia hasta Homs, Hama, Damasco, sus suburbios y ciudades al sur. La cifra de muertos subió a unos 350, con cientos de desaparecidos desde el inicio de las marchas el 18 de marzo, según activistas de derechos humanos.

Un eminente grupo de juristas dijo el domingo que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas debe investigar las "matanzas" llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad, lo que garantizaría un proceso en la Corte Penal Internacional.

"Quienes ordenan y llevan a cabo estos ataques, incluyendo quienes disparan balas de metal a las multitudes, deben ser responsabilizados por sus crímenes", declaró Wilder Tayler, secretario general de la Comisión Internacional de Juristas.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos dijo que decenas de personas fueron arrestadas por fuerzas de seguridad tras las protestas del viernes, incluyendo a nueve en la provincia Idlib, cuatro en la segunda ciudad del país, Aleppo, y otras cinco en la provincia oriental de Raqqa.

Mansour al-Ali, una importante figura de la secta gobernante minoritaria alauita, fue arrestado en Homs tras criticar los disparos contra manifestantes, declaró un activista en Homs.

Publicidad
Publicidad