Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Detenidos en Guantánamo planearon ataques tras el 9 / 11: WikiLeaks

Según cables filtrados por el sitio de Julian Assange, varios detenidos habrían referido planes para atacar diversos objetivos en EU
vie 13 mayo 2011 04:51 PM
Khalid Sheikh Mohammed
Khalid Sheikh Mohammed Khalid Sheikh Mohammed

En los últimos documentos clasificados del gobierno publicados por WikiLeaks , hay cientos de archivos de evaluación del riesgo de los detenidos en Guantánamo en donde están la historias de complots terroristas y se consideran los potenciales planes, como un seguimiento a los ataques del 11 de septiembre.

Khalid Sheikh Mohammed , quien se hace llamar el autor intelectual de los ataques en que aviones se estrellaron contra el World Trade Center y el Pentágono, parecía estar muy ocupado haciendo complots antes de su captura, según los documentos. Tras decir a sus interrogadores que Al-Qaeda había planeado crear una "tormenta nuclear infernal", Mohammed dio una lista escalofriante de ataques en proceso.

Inmediatamente después del 11 de septiembre, dijo que comenzó a planear un ataque en contra el aeropuerto de Heathrow en Londres. Según los documentos, le dijo a los interrogadores que había dos células para el ataque, una basada en el Reino Unido encargada de obtener entrenamiento como pilotos de una escuela de vuelo comercial en Kenya, y otra en Arabia Saudita, asignada a identificar a las personas dispuestas a morir en el ataque.

A finales de 2001, Mohammed estaba tramando un plan para secuestrar un avión comercial y que lo han volaran contra el "edificio más alto en California", de acuerdo a los documentos, la mayoría de los cuales fueron publicados por WikiLeaks el 24 de abril. Él plan era que utilizaran al menos dos bombas de zapatos para tener acceso a la cabina del piloto, dicen los documentos.

Luego, en abril de 2002, dicen los documentos, Mohammed pensó en secuestrar aviones de carga y chocarlos simultáneamente contra de varios aeropuertos en Estados Unidos. Pidió ayuda al operador de Al-Qaeda, Iyman Faris, para que estudiara la manera de entrar en las zonas de carga de los aeropuertos.

Faris también sería crucial para el plan de Mohammed de destruir el puente de Brooklyn cortando los cables de suspensión, según los documentos.

Publicidad

El videojuego Sega también tuvo un papel en los planes de Mohammed. Los documentos dicen que discutió el uso de cartuchos de juegos como dispositivos para activar las bombas de control remoto. Los dispositivos fueron encontrados durante una redada en Karachi, en septiembre de 2002, según los documentos.

Los cuarteles de la CIA y del FBI, plantas de energía nuclear en los Estados Unidos y los edificios más altos de Washington también formaron parte lista de objetivos potenciales de Mohammed.

La información reunida por la comunidad de inteligencia sobre planes terroristas potenciales se mandó a las autoridades, dijo a CNN el comisionado de policía de Nueva York, Ray Kelly.

"Nunca fue exacto. Así no es como se entrega información de inteligencia. A veces hay contradicciones, a veces es confusa. Pero no había información que indicara que había un complot contra un puente de la película Godzilla", dijo Kelly.

La policía de Nueva York tomó esa referencia como que se trataba del puente de Brooklyn y dedicó recursos adicionales para vigilarlo, incluyendo la asignación de agentes y coches de policía a las entradas. Kelly dijo que al departamento también se le asignó un barco para observar el puente desde el agua y se enviaron helicópteros para sobrevolarlo.

Al-Qaeda abandonó el plan, diciendo que el clima estaba "muy caliente", es decir, que había demasiada seguridad en el puente para que siguiera adelante. Sin embargo, Kelly dijo que la idea de cortar los cables, utilizando sopletes especiales, podría haberse concretado si un atacante hubiera entrado en una sala de seguridad donde los cables están anclados.

"Si entras a ese cuarto serías capaz de, a mi juicio, capaz de cortar los cables (y) no ser visto por el público, no ser visto por el tráfico que pasa sobre el puente", dijo Kelly. "Así que sí hubiera sido posible hacerlo y (es) potencialmente viable".

Al parecer Mohammed no fue el único ocupado. Los documentos de evaluación de riesgos publicados por WikiLeaks resaltan los de otro detenido.

"Me alegro de que el pueblo estadounidense está empezando a aprender con cuántos de estos tuvimos que enfrentarnos. Creo que es algo bueno", dijo a CNN el Contribuyente de Seguridad Nacional, Fran Townsend, quien fue asesor de seguridad nacional del ex presidente George W. Bush.

A principios de 2002, según los documentos, el detenidos Abu Zubaydah trabajó con Mohammed para enviar a Binyam Ahmed Muhammad y José Padilla a Chicago, en donde los dos crearían una explosión de gas natural. Muhammad y Padilla, quienes fueron detenidos, planearon rentar dos apartamentos en edificios de gran altura que utilizan gas natural para cocinar y calefacción, y luego crear una explosión que derrumbaría los edificios.

Los documentos también muestran una charla sobre el papel del combustible para aviones en el colapso de las Torres Gemelas entre Mohammed y el eventual detenido Majid Khan, quien desató otro complot para hacer explotar gasolineras. Con la ayuda de dos a tres musulmanes conversos afroamericanos, Khan planeaba entrar en los enormes tanques de combustible subterráneos y poner explosivos en el interior.

El complot de gas de la estación, así como los planes para atacar puentes colgantes, fueron dados a conocer en 2003 a los medios noticiosos por fuentes familiarizadas con el interrogatorio de Khalid Sheikh Mohammed.

En otra conspiración, Saifullah Paracha discutió usar su negocio de textiles como un escondite para contrabandear explosivos y agentes químicos a Estados Unidos. Le dijo a Mohammed que el transporte de explosivos ya fabricados y los agentes químicos ocultos en medio de la ropa de niños y mujeres, pasarían desapercibidos por las autoridades portuarias que buscarían en los contenedores.

Funcionarios de Seguridad Interna dicen que esta revelación llevó a reforzar la seguridad portuaria. Paracha fue arrestado en Pakistán en 2003.

Townsend, sin embargo, advierte que no todos los complots divulgados en las salas de interrogatorio eran creíbles.

"Eso es parte del problema con WikiLeaks. Muchas de las cosas que han sido filtradas y publicadas son cosas que la comunidad de inteligencia y fuerzas policiales desestimaron por falta de credibilidad", dijo. "No todas esas cosas, aunque estén por escrito, resultan creíbles".

Por ejemplo uno de los detenidos, Bashir Lap, expresó su deseo de casarse con cuatro esposas y tener 12 hijos con cada una para crear su propio ejército de yihad.

"Resulta tan ridículo como parece. Entonces, te das cuenta que tienes que dar un paso atrás y recurrir a técnicos expertos que expliquen qué tan posible es algo, si es posible, qué tan probable es que sea exitoso, y lo que requerirían nuestros enemigos para realizar un ataque de éxito", dijo Townsend.

Los documentos también muestran que Khalid Sheikh Mohammed, expresó su descontento con el intento fallido del terrorista declarado culpable, Richard Reid, de volar un avión en vuelo. Mohammed llamó a Reid "irresponsable". Dijo que le recomendó que se afeitara la barba antes de abordar el avión y que detonara la bomba que ocultaba en los zapatos en el interior del baño del avión. Reid no hizo ninguna de las dos.

Y en la categoría de conspiraciones fallidas, los documentos dicen que el autoproclamado enemigo de Estados Unidos señaló que debido a que no atacó la Casa Blanca el 11 de septiembre, como lo había planeado, "de alguna manera trataría de atacar de nuevo algún día, debido a su valor simbólico para Estados Unidos".

Publicidad
Publicidad