Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las protestas estallan en las ciudades sirias, donde mueren 12 personas

El operativo de las autoridades contra las protestas en Homs, Daraa, Sanamen y al-Numan Maara implicó detenciones y gases lacrimógenos
vie 20 mayo 2011 10:45 AM
Un auto incendiado en las protestas en Homs
AFP_Siria_protestas_Homs_YouTube Un auto incendiado en las protestas en Homs

Las manifestaciones contra el gobierno de Siria estallaron nuevamente este viernes, después de la oración semanal musulmana, donde los activistas presentaron los informes de al menos 12 muertos en los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y los protestantes.

El Enlace de Información de Derechos Humanos de Siria dijo a CNN que al menos nueve personas murieron en la ciudad occidental industrial de Homs, cuando las fuerzas de seguridad dispararon contra la multitud.

Durante los últimos dos meses, Siria ha respondido a las protestas callejeras con represión política y un fuerte operativo de seguridad contra los manifestantes. Las acciones violentas del gobierno hacia ellos y las miles de detenciones masivas han provocado críticas generalizadas.

Las protestas de este viernes estallaron tras las oraciones del viernes en varias ciudades de Siria, como han ocurrido durante semanas.

Estados Unidos ha impuesto sanciones al presidente sirio, Bashar al-Assad y a otros altos funcionarios; apenas este jueves el mandatario estadounidense Barack Obama eligió a Siria para centrar su discurso sobre el Medio Oriente .

Un activista de los derechos adscrito en Homs contó que vio espeso humo negro sobre esta ciudad, mientras miles de manifestantes salieron a las calles para exigir la destitución de al-Assad. Según el relato, varios de los convocados se reunieron en varios barrios en torno a Homs.

Publicidad

Los manifestantes corearon consignas pidiendo la liberación de los presos políticos y algunos derechos como la libertad, la igualdad, y las reformas fundamentales, agregó el testigo. Mientras la multitud crecía, las fuerzas de seguridad dispararon tiros al aire y trataron de dispersar la reunión.

Cuando las personas se negaron a abandonar el sitio, las fuerzas de seguridad dispararon contra la multitud, matando al menos a siete e hiriendo a otros, agregó el activista.

A pesar de la erupción de la violencia, los manifestantes permanecieron en las calles y gritaron por la caída del régimen.

El Enlace de Información de Derechos Humanos de Siria también dijo que al menos una persona murió en la turbulenta ciudad sureña de Daraa , otro en Sanamen fuera Daraa, y un tercero en al-Numan Maarat al suroeste de Alepo.

Un testigo relató que los manifestantes en las afueras de Damasco en el suburbio de Qaboon marcharon hacia la Gran Mezquita de la ciudad, una manifestación que inició con 800 personas y aumentó a 3,000. Cuando el grupo se acercó a la mezquita, una fuerte presencia de seguridad rodeó a los manifestantes. El personal de seguridad disparó gases lacrimógenos contra la multitud y detuvieron a algunos de los presentes, dijo.

En tanto, la agencia de refugiados de la ONU dijo este viernes que la gente sigue cruzando hacia Líbano, huyendo de la región turbulenta de Siria, donde la violencia ha estallado recientemente.

Cerca de 1,400 personas han entrado a Wadi Khaled y a Tall Biri, regiones altas del Líbano en la última semana, desde la ciudad siria de Tal Kalakh, informó la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR, por sus siglas en inglés).

El número es "adicional a los que han cruzado desde finales de abril. Las autoridades locales estiman que alrededor de 4,000 sirios han cruzado al Líbano", reportó la agencia en una declaración escrita.

"Muchos de los que han cruzado la frontera recientemente han llegado sin ningún tipo de pertenencias, huyendo de lo que dicen fue intenso bombardeo militar en Tal Kalakh y sus alrededores", agregó. "La mayoría ha encontrado refugio con parientes o familias de acogida, y algunos están viviendo temporalmente en una escuela de Tall Biri".

Los enfrentamientos entre ciudadanos y fuerzas de seguridad han sido reportados por varios días en el asediado Tal Kalakh, y los testigos reportan una fuerte presencia de seguridad pese a las afirmaciones del gobierno de una retirada de las tropas.

En su discurso transmitido este jueves, Obama dijo que los sirios han mostrado "coraje para exigir una transición a la democracia", pero el régimen "ha elegido el camino del asesinato y las detenciones masivas de sus ciudadanos".

"El presidente Assad tiene ahora una opción: puede realizar la transición o salir del camino" señaló Obama. "El gobierno de Siria debe dejar de disparar contra los manifestantes y permitir las protestas pacíficas, liberar a los presos políticos y eliminar las detenciones injustas; permitir que los derechos humanos tengan acceso a ciudades como Daraa; e iniciar un diálogo serio para avanzar en una transición democrática. De lo contrario, el presidente Assad y su régimen seguirán siendo cuestionados desde dentro y aislados en el extranjero".

Las manifestaciones comenzaron en los alrededores de la ciudad sureña de Daraa a mediados de marzo y se han extendido a otras ciudades como Homs, Banias , Duma y ​​Latakia.

Más recientemente ha habido disturbios en Tal Kalakh cerca de la frontera libanesa. Una docena de personas han muerto allí, según los informes de los activistas de derechos humanos.

La agencia estatal de noticias siria citó este jueves a una fuente militar que señaló que las unidades del ejército comenzaron a retirarse de la ciudad, "después de cumplir su misión de poner fin al estado de desorden de seguridad causado ​​por los grupos armados fuera de la ley".

"La vida en la ciudad poco a poco volverá a la normalidad", citó la fuente.

Sin embargo, CNN habló con un activista que dijo que "los tanques del ejército se retiraron de Tal Kalakh, siguen manteniendo su sitio de la ciudad". Otro testigo relató que el ejército permanece en el centro de la ciudad y en los suburbios y las fuerzas de seguridad están haciendo detenciones”.

En cuanto a los refugiados en el Líbano, el primer ministro de ese país, Saad Hariri, pidió al Alto Comité de Socorro supervisar y coordinar el trabajo con los refugiados. La agencia de refugiados de la ONU ha ayudado a distribuir colchones, mantas y alimentos.

"El papel proactivo de las autoridades del Líbano garantizará que los recién llegados reciban asistencia", dijo la agencia de la ONU.

"La mayoría de las personas que han cruzado la frontera en las últimas semanas son mujeres y niños", mencionó. "Además de su necesidad inmediata de alimentos, refugio y asistencia médica, también necesitan de apoyo psicosocial. Este último está siendo dirigido por el Ministerio de Asuntos Sociales".

La agencia dijo que ha "establecido una presencia sobre el terreno en el norte, en estrecha colaboración con el Ministerio para evaluar y proporcionar las intervenciones de protección necesarias".

Arwa Damon, Nada Husseini, Salma Abdelaziz, Hamdi Alkhshali y Joe Sterling contribuyeron con este informe.

Publicidad
Publicidad