Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Combatientes tribales se apoderan de edificios del gobierno en Yemen

El enfrentamiento entre los rebeldes de la tribu al-Hashid y las fuerzas públicas es ajeno a la protesta de los jóvenes, aclaran sus líderes
Yemen - protestas - Ibb
Yemen - protestas - Ibb Yemen - protestas - Ibb

Tribus antirrégimen se enfrentaron este miércoles con fuerzas yemeníes y ocuparon el complejo de la agencia de noticias del gobierno y el Ministerio de Turismo en la capital.

Esas entidades del régimen son las más recientemente tomadas durante las batallas callejeras de esta semana, dijeron testigos.

Cientos de miembros de la tribu al-Hashid ocuparon y rodearon la agencia de noticias SABA y el edificio de turismo en Sanaa luego de pelear en contra de fuerzas del gobierno en el vecindario de Hasabah.

Estos y otros edificios del gobierno en Hasabah fueron evacuados el martes en la noche por personal del Ministerio del Interior, mientras continuaban la lucha.

La televisión del estado yemení dijo que los simpatizantes leales a la principal tribu de oposición al-Hashid estaban bombardeando los edificios gubernamentales.

La pelea inició cuando un trato regional negociado, que pedía la salida del presidente, se cayó . La poderosa tribu al-Hashid quiere que el presidente Ali Abdullah Saleh deje su cargo.

Publicidad

"Expresamos nuestra preocupación por la situación deteriorada en este país", dijo el presidente Barack Obama el miércoles en una conferencia en Inglaterra, junto con el primer ministro británico David Cameron.

La oficina del presidente Saleh hizo un llamado a varios medios, incluyendo a Yemen TV, y emitió declaraciones en las que este se defiende.

"No seré forzado por tribus a meterme a una guerra civil", dijo Saleh. "No cederemos y pelearemos aquellos que amenazan la seguridad y estabilidad en el país".

El martes murieron hasta 41 personas en peleas similares; ambas partes reclamaron muertos.

El líder de la oposición, Sheikh Sadeq al-Ahmar, dijo que 17 hombres de la tribu al-Hashid fueron asesinados en esas peleas. El gobierno dijo que 14 soldados y 10 civiles fueron asesinados.

El nuevo brote de violencia marcó la última ronda de enfrentamientos en Yemen, un aliado clave de Estados Unidos en la lucha contra Al-Qaeda.

El país ha sido sacudido por las protestas, durante la mayor parte del año, en medio de manifestaciones en contra del gobierno. Éstas se han extendido por gran parte del mundo árabe , muchos de los manifestantes en Yemen quieren que Saleh renuncie luego de tres décadas de gobierno.

Pero representantes de los manifestantes, que han tomado las calles por meses, insisten que su movimiento no es violento y dicen que continuarán una revolución pacífica mientras las tribus y el gobierno pelean.

"El gobierno quiere mostrarle al mundo que nuestra revolución es violenta. Les decimos que no, es pacífica y siempre será pacífica", dijo Mohammed Saleh Abdullah, un líder de la revolución juvenil.

Riyadh Areqi, otro líder de la revolución juvenil, dijo que las protestas continuarán "en cualquier circunstancia hasta que Saleh caiga y sea hecho responsable por todos sus crímenes".

"Lo que sucede entre la familia al-Ahmar y el gobierno no tiene que ver con la revolución yemení", dijo. "Millones está protestando pacíficamente hoy alrededor del país, mientras Saleh derrama sangre de los yemeníes".

Los estados del Golfo Árabe dijeron el lunes que suspendieron esfuerzos para facilitar al presidente que deje su cargo , luego de resistirse a firmar un trato con los líderes opositores .

En una declaración publicada por la Agencia de Prensa Saudí, ministros de relaciones exteriores junto con el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) dijeron que dejarían el trato de lado "por la falta de circunstancias adecuadas para el acuerdo".

El consejo está formado por representares de Emiratos Árabes Unidos, Bahrain, Arabia Saudita, Oman, Qatar y Kuwait.

Bajo su plan, Saleh debía haber cedido su poder a un gobierno trasnacional después de 30 días.

En su reunión el miércoles con Cameron, Obama dijo "estamos orgullosos del liderazgo del CCG al buscar una resolución pacífica y ordenada a la crisis y podemos llamar al presidente Saleh a moverse inmediatamente en su compromiso a transferir el poder".

Los líderes de oposición firmaron el pacto el sábado, pero Saleh dijo que no lo haría a menos que la oposición volviera a firmar el acuerdo en una ceremonia pública en su palacio presidencial, que está rodeado por manifestantes armados en pro del gobierno.

Miembros de la oposición han dicho que Saleh no tiene la intención de firmar el tratado.

Saleh dijo el miércoles que "estaría dispuesto a firmar la propuesta, pero con base en el diálogo".

"No daré más concesiones con el fin de retirarme", dijo.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad