Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Autoridades de EU reportan dos casos sospechosos de bacteria ‘E. coli’

Las dos personas que fueron sometidos a pruebas por parte de la CDC viajaron recientemente a la ciudad alemana de Hamburgo
jue 02 junio 2011 05:48 PM
E. coli en Estados Unidos
E. coli en Estados Unidos E. coli en Estados Unidos

Las autoridades estadounidenses dijeron este jueves que dos personas que viajaron recientemente a la ciudad alemana de Hamburgo podrían haberse contagiado con la bacteria E. coli causante de la infección que ha provocado ya 18 muertos en Europa.

"Hemos confirmado dos casos sospechosos del síndrome hemolítico urémico", una insuficiencia renal originada por la bacteria, dijo Brittany Raines, portavoz del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

El centro con sede en Atlanta, en los Estados Unidos, prevé ofrecer más información a lo largo del día de este jueves sobre los casos identificados como sospechosos.

El CDC aseguró en un comunicado que ha entablado contacto con las autoridades alemanas sobre el nuevo brote.

"Hemos alertado a los departamentos de salud estatales de Estados Unidos sobre el brote", señaló el centro, que indicó que hasta la fecha nunca se había registrado una infección en el país a raíz de la nueva variante de la bacteria E. coli.

Científicos alemanes han logrado descifrar el genoma de la bacteria E. coli responsable de la agresiva infección y que han identificado como una nueva variedad, hasta ahora desconocida.

Publicidad

Según informaron este jueves fuentes de la Clínica Universitaria Eppendorf, de Hamburgo, el agente fue identificado la noche pasada y se trataría de un "pariente lejano" de la variedad más común de dicha bacteria.

En el genoma analizado se han localizado tanto agentes ya conocidos de la bacteria, calificados por el profesor Holger Rohde de "clásicos" como otros de naturaleza totalmente desconocida.

La combinación de estos elementos da como resultado una bacteria muy agresiva, que permanece más tiempo de lo habitual en el intestino y provoca por tanto daños de efectos mucho más persistentes, hasta llegar a producir la muerte.

Publicidad
Publicidad