Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La nota suicida de un granjero muestra el impacto del desastre en Japón

Un granjero se suicidó por la situación precaria de ese sector, que no ha sido atendido por el gobierno ni por TEPCO
mar 14 junio 2011 11:38 AM
Japón - desastre
Japón - desastre Japón - desastre

El adiós de un granjero, pintado en gis blanco, resuena como una amenaza en el sector agrario japonés. 

"Deseo que no hubiera una planta nuclear. Mi paciencia ha llegado a su fin", dice la nota. 

El granjero, en sus 50, se mató en la tierra por la que luchó desde que empezó la crisis japonesa por el terremoto y el tsunami

El mensaje suicida del productor de lácteos fue escrito en una de las paredes de sus granjas, dijeron miembros de la oficina local de granjeros. El hombre también se disculpó con su familia y amigos en la nota.

Publicidad

Hiroyuki Ebihara, un miembro del capítulo local de las Cooperativas de Agricultura de Japón, dijo que conocía personalmente al granjero e intentó contactarlo después del desastre del 11 de marzo .

El 11 de junio, dice Ebihara, miembros de su grupo encontraron el cuerpo.

"La situación es deprimente para todos", dice Ebihara. "Todos estamos en la misma situación. Nuestro futuro en nuestro trabajo diario es incierto, especialmente porque no sabemos cómo nos van a compensar. Queremos que TEPCO (La Compañía Eléctrica de Tepco) o el gobierno establezcan un plan de compensación". 

El hombre huyó con su familia a Filipinas días después del terremoto y tsunami. Regresó a su granja 10 días después para cuidar a sus vacas. La familia del granjero regresó esta semana al funeral del hombre.

Ebihara dijo que le sobreviven su esposa y dos hijos. 

El sector agrícola de Soma, la región del granjero, fue gravemente afectada por la crisis en la planta nuclear de Fukushima Daiichi .

El gobierno japonés detuvo los envíos de leche de la región a consecuencia de la fusión nuclear en la planta. El gobierno levantó la prohibición el 21 de abril, pero los consumidores están reacios a consumir productos lácteos producidos cerca de la planta.

Un granjero de vegetales de 64 años de la ciudad de Sukagawa en la prefectura de Fukushima también se suicidó luego de las prohibiciones por la crisis nuclear. El granjero se colgó el 24 de marzo, un día después de que el gobierno emitió la prohibición de vegetales de Fukushima.

Publicidad
Publicidad