Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Turistas en Roma se topan con nuevo impuesto

Desde el uno de enero, los no residentes de Roma deben pagar un cargo extra al hospedarse en un hotel o visitar algún sitio turístico
mar 04 enero 2011 01:08 PM
coliseo romano
colisero romano

Un nuevo impuesto a los turistas en la Ciudad Eterna está causando controversia, con los hoteles expresando su temor de que puede perjudicar a sus negocios y ahuyentar a los turistas.

Desde el uno de enero, los no residentes de Roma deben pagar un cargo extra al hospedarse en un hotel o visitar algún sitio turístico, como si fuera un museo que cobre por la entrada.

El alcalde de Roma, Gianni Alemanno, presentó la ley de impuestos el año pasado después de que el gobierno italiano de Silvio Berlusconi recortó fondos para las ciudades italianas, incluyendo la capital, como parte de sus medidas de austeridad.

El nuevo impuesto tendrá un costo de 3 euros (4 dólares) por persona por noche en hoteles de cuatro y cinco estrellas, y 2 euros (2.70 dólares), para menores categorías. Los niños pequeños están exentos.

También se cobrará un euro extra (1.35 dólares) en los museos de la ciudad y otras atracciones turísticas.

La nueva ley no solo aplica a turistas extranjeros, también aplica a turistas italianos y a viajeros de negocios que no son residentes en Roma.

Publicidad

Roma tuvo una ley de impuestos similar en el pasado, pero fue abolida hace 20 años.

La ciudad de Roma dice que el impuesto generará alrededor de 200,000 euros (casi 268,000 dólares) al día, con un total aproximado de 80 millones de euros (107.2 millones de dólares) al año. Se dijo que se espera invertir el dinero en la mejora del patrimonio cultural y demás infraestructura de la ciudad sin tener que cobrar impuestos a sus ciudadanos.

Roma recibe alrededor de 30 millones de visitantes al año.

Claudia Basilli, encargada de reservaciones del hotel Giulio Cesare, un hotel cuatro estrellas en el centro de Roma, dijo que no está a favor de la nueva medida.

“Nosotros y otros hoteles hemos dicho que no nos gusta en lo absoluto”, dijo Basilli a CNN. “Nos piden que cobremos algo que no queremos cobrar e imponerlo. Y sobre todo porque  la forma en que tenemos que hacerlo es algo salido de la Edad Media, sólo efectivo, y separado de la facturación del hotel”.

Puso como ejemplo que con el nuevo impuesto, una familia de cuatro hospedándose en su hotel debe pagar 12 euros extra la noche, un costo que puede empezar a pesar después de un par de noches.

“La ley nos castiga, a los hoteles, y podría perjudicarnos durante la temporada baja”, dijo Basilli. “Pero creo que con el tiempo se convertirá en un hecho aceptado. Espero que no espante al turismo para que venga”.

Publicidad
Publicidad