Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El alcalde de Columbus, en EU, admite que traficó armas a México

Eddie Espinoza, detenido en marzo, enfrenta una pena de hasta 10 años de cárcel por cada uno de tres cargos por tráfico de armamento
jue 14 julio 2011 06:28 PM
Armas
Armas Armas

El alcalde de Columbus, Eddie Espinoza, se declaró culpable del delito de tráfico de armas por el que fue detenido junto con otras personas en marzo pasado, informó en un comunicado la oficinal del fiscal de Estados Unidos para el distrito occidental de Texas.

Espinoza, de 51 años, admitió su responsabilidad en un cargo por conspiración, tres por emitir declaraciones falsas y tres por traficar armas desde Estados Unidos a México. Columbus, en el sureño estado de Nuevo México, es vecino de la localidad mexicana de Palomas, ubicada en el estado de Chihuahua.

El funcionario, quien permanece detenido por autoridades federales, enfrenta una pena de hasta 10 años de prisión por cada cargo de tráfico de armamento y de cinco por cada uno de los cargos restantes. De acuerdo con el fiscal, aún no se ha programado una fecha para que se le dicte sentencia.

Publicidad

A principios de marzo, Espinoza, el jefe de la policía de Columbus, Ángelo Vega, el regidor José Blas Gutiérrez y 12 personas más fueron detenidas por ser sospechosas por haber traficado armas a México .

Dos semanas después, autoridades federales aprehendieron a su hermano, Gilbert Espinoza, quien es acusado de narcotráfico . Según la acusación, el hombre escondía 51 kilogramos de marihuana en su automóvil.

Las detenciones se han derivado de la investigación de la agencia antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés), de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) y de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), en colaboración con la policía municipal de Ciudad Juárez y la estatal de Chihuahua.

En medio del escándalo por las aprehensiones, los regidores de Columbus decidieron el martes disolver la policía local como una medida para ahorrar fondos. Por tanto, desde ahora la oficina del alguacil del vecino condado de Luna se encargará de la seguridad de la comunidad, de unos 1,800 habitantes.

Estos hechos ocurren en momentos en que el gobierno de Barack Obama ordenó que las armerías de los cuatro estados del sur de Estados Unidos —Texas, Nuevo México, Arizona y California— reporten las ventas múltiples de rifles de asalto , como una medida para combatir el tráfico de armamento.

Las autoridades mexicanas exigen que Washington tome las acciones necesarias para detener ese flujo, puesto que esas armas llegan hasta los grupos del crimen organizado en su territorio.

Publicidad
Publicidad