Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un periodista que denunció a 'News of the World' es encontrado muerto

Sean Hoare contó en 2010 al diario 'New York Times' que su editor lo impulsaba a espiar los mensajes de voz de figuras públicas
lun 18 julio 2011 02:00 PM
ultima portada del news of the world
portada-news-of-the-world ultima portada del news of the world

Uno de los primeros periodistas en denunciar el espionaje telefónico por parte del diario News of the World fue encontrado muerto este lunes, informó la Asociación de Prensa Británica.

Sean Hoare era un antiguo reportero de News of the World que contó a New York Times en 2010 que su exeditor, Andy Coulson, lo animaba al espionaje, “fue encontrado en su casa en Watford, Hertfordshire, después de que se desataran dudas sobre su paradero.

“Su muerte está siendo tratada como inesperada, pero no como sospechosa”, según el reporte que cita a la policía de Hertfordshire.

Hoare acusó públicamente al News of the World de espiar llamadas telefónicas y de emplear el pinging — un método usado solo por la policía que se usa para localizar a una persona usando su número de celular o teléfono — según The New York Times.

El exreportero fue una de las pocas fuentes que permitió a Times usar su nombre al hablar sobre el caso el año pasado para una investigación sobre espionaje telefónico de parte del tabloide británico.

El Times describió que Hoare fue “alguna vez un amigo cercano de Coulson”.

“Los dos hombres trabajaban juntos en The Sun, donde, según Hoare, hizo grabaciones de mensajes intervenidos para Coulson”, escribió Times en su reporte de septiembre pasado. "En News of the World, Hoare siguió adelante con la práctica. Coulson ‘activamente me animaba a hacerlo'”, dijo Hoare.

El reporte agrega que, según Hoare, fue despedido “durante un periodo en el que luchaba con las drogas y el alcohol. Dijo que ahora estaba revelando el uso de artes oscuras (que incluían espiar los mensajes de celebridades como David y Victoria Beckham) porque no era justo que un periódico culpara exclusivamente a un periodista que cubrió a la familia real.

“Coulson se negó a hacer comentarios para este artículo pero dijo que no estaba al tanto del espionaje”.

Coulson trabajó para David Cameron hasta que la policía abrió una nueva investigación sobre el espionaje telefónico en enero, por lo que decidió renunciar. Aseguró que era inocente, pero también dijo que se había convertido en una distracción para el primer ministro.

La semana pasada, el Times reportó que Hoare, un exreportero de negocios para News of the World, también dijo que el periódico había practicado pinging.

Hoare contó que cuando trabajaba ahí, el periódico pagaba cerca de 500 dólares cada vez que usaba esa técnica, según el rotativo estadounidense.

Un exeditor respaldo los dichos de Hoare bajo anonimato, reportó Times.

El diario publicó que personal de la policía recibió sobornos para usar esa tecnología, según los dos experiodistas de News of the World.

El periódico The Guardian también habló con Hoare la semana pasada.

“Repetidamente expresó su esperanza de que el escándalo de espionaje llevaría el periodismo en general a ser más limpio y dijo que había decidido dar la alarma sobre las actividades de algunos de sus excompañeros del News of the World teniendo eso en mente”, reportó Guardian el lunes.

“También contó que se había lastimado en una reunión la semana pasada al quitar una carpa levantada para una fiesta de niños. Dijo que se había roto la nariz y se había lastimado seriamente un pie cuando un pariente accidentalmente lo golpeó con un tubo de la carpa”, según el reporte.

Hoare enfatizaba que no estaba ganando dinero al contar su historia, según el reporte de Guardian.

La noticia sobre la muerte de Hoare se da a conocer el mismo día que John Yates, el número dos de Scotland Yard, la Policía Metropolitana de Londres, anunciara que renunciará por el escándalo de escuchas telefónicas, en el que el diario espió los teléfonos de miles de celebridades, políticos y víctimas de delitos, y sobornó a policías.

El domingo renunció el número uno de Scotland Yard, Paul Stephenson, mientras que la exeditora del tabloide,  Rebekah Brooks fue detenida y más tarde liberada por la policía de Londres .

News of the World forma parte de News Corporation, propiedad del magnate de medios, Rupert Murdoch, quien  cerró el tabloide e inició una campaña de disculpas .

Publicidad
Publicidad