Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La camarera que acusó a Strauss-Kahn rompe el silencio y habla a la prensa

Nafissatou Diallo, la empleada que acusó al ex director del FMI de agresión sexual, hizo público su nombre al entrevistarse con la prensa
dom 24 julio 2011 04:44 PM
Depa de Strauss-Kahn
Strauss-Kahn-Arrest-Reuters Depa de Strauss-Kahn

La mucama que acusó al ex director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, de agredirla sexualmente en una habitación en un hotel de Nueva York ha decidido dar por terminado su silencio y hablar ante el público.

Nafissatou Diallo habló para la revista Newsweek de acuerdo con un artículo publicado este domingo en su página web, y concedió una entrevista a la periodista Robin Roberts, que saldrá al aire este lunes en el programa Good Morning America de ABC.

CNN no identificó previamente a Diallo por las políticas de la cadena para nombrar a víctimas de violación sexual. Sin embargo, ahora su nombre es público tras su decisión de presentar su caso a los medios de comunicación.

El 14 de mayo Diallo acusó a Strauss-Kahn, que además de ser un líder económico global había sido mencionado como uno de los principales aspirantes a la presidencia de Francia, de intento de violación en el hotel Sofitel de Manhattan, donde trabajaba como mucama. El ex director del FMI fue acusado de abuso sexual e intento de violación, y se declaró no culpable de todos los cargos.

En una entrevista realizada en la oficina de su abogado en Nueva York, Diallo le dijo a Newsweek que Strauss-Kahn se encontraba desnudo cuando se cerró la puerta de su habitación en el hotel de lujo que se hospedaba y la obligó a realizarle sexo oral.

La mujer guineana de 32 años le dijo a la revista que estaba “nerviosa” y con “miedo” cuando finalmente salió corriendo de la habitación, cuando pudo poner fin a la supuesta agresión que duró unos 15 minutos.

Publicidad

Sin embargo, las consecuencias del suceso han sido más extensas y continúan.

Strauss-Kahn, fue arrestado en un inicio en el aeropuerto John F. Kennedy en Nueva York, mientras se encontraba a bordo de un avión con destino a París. Su arresto fue un escándalo internacional, lo que provocó su dimisión como jefe del FMI, cuando en un inicio un juez le ordenó arresto domiciliario.

Pero poco tiempo después, la Corte lo liberó sin pago de fianza , luego de que la fiscalía admitió que la camarera del hotel tenía problemas de credibilidad en relación con su pasado y por las mentiras que declaró ante un jurado investigador.

La defensa de Strauss-Kahn, conformada por los abogados William Taylor y Benjamin Brafman, emitió una declaración este domingo en relación a las declaraciones de la mujer a los medios de comunicación al indicar que “lleva a cabo una campaña mediática para convencer a la fiscalía para presentar cargos contra su defendido, del cual sólo quieren su dinero”.

“El número de manifestaciones, conferencias de prensa y eventos en los medios de comunicación es una orquestación de una serie de mentiras e inexactitudes que han hecho a la policía, amigos, profesionales médicos y periodistas”, indicó el abogado, al referirse a la mujer y las acciones de su abogado. “Es hora de que este circo pare”.

Kenneth Thompson, abogado de Diallo, contraatacó acusando a los abogados de Strauss-Kahn de llevar a cabo "una campaña de difamación sin precedentes contra la víctima de un ataque sexual violento".

"Debido a los ataques despreciables, sin fundamento y anónimo, la Sra. Diallo fue obligada a presentarse con el fin de ponerle cara al brutal crimen", dijo Thompson en un comunicado.

La próxima fecha para una audiencia de Strauss-Kahn está prevista para el 1 de agosto. La audiencia había sido postergada desde mediados de julio cuando los fiscales trataron de determinar si se debe retirar los cargos o avanzar en el caso, dijo Erin Duggan, director de comunicaciones del fiscal de Manhattan Cyrus Vance.

Este domingo, en medio de la renovada atención en relación con las entrevistas de Diallo, Duggan se abstuvo de comentar sobre lo que ella llamó el "caso criminal pendiente."

"Para proteger la integridad del sistema de justicia penal, los derechos de la víctima, y los derechos de los acusados​​, no vamos a discutir los hechos o las pruebas de lo que es una investigación en curso", dijo en el comunicado.

Publicidad
Publicidad