Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El manifiesto de Breivik sugiere que está perturbado, pero no loco

El manifiesto 1,500 hojas del sospechoso de la masacre en Noruega, muestra a un asesino con plena consciencia, no una persona loca
mié 27 julio 2011 01:50 PM
Noruega - ataques - duelo
Noruega - ataques - duelo Noruega - ataques - duelo

El supuesto manifiesto de 1,500 hojas del sospechoso de la masacre en Noruega , Anders Behring Breivik, muestra a un asesino con plena consciencia y no a una persona loca, destacaron expertos criminólogos.

Después de que el abogado de Breivik declarara que su cliente “podría estar” loco , Brian Levin, un criminólogo de la Universidad Estatal de California, en San Bernardino, comentó a CNN que rechazaba esa posibilidad. Basándose en lo que se conoce hasta el momento, “él no está loco”, señaló Levin; es un “sociópata”, pero “no loco”.

El criminólogo James Alan Fox, de la Northeastern University, coincidió con Levin. “El comportamiento es loco, pero no necesariamente el estado mental de la persona que lo comete”, señaló. “Los asesinos en masa rara vez son psicóticos. Saben lo que están haciendo. No escuchan voces en un cuarto vacío. Están locos, pero en términos de amargura y resentimiento, no en el tradicional sentido de “loco” para describir una enfermedad mental”.

Ambos afirman que una persona “loca” puede entenderse comúnmente como alguien que no sabe la diferencia entre el bien y el mal, y no comprende la naturaleza y las consecuencias de sus acciones.

Breivik, de 32 años , reconoció haber llevado a cabo el bombardeo y la balacera del pasado viernes, informó un juez el lunes. Las autoridades afirman que ocho personas murieron en el bombardeo de un edificio en Oslo donde se encuentran las oficinas del primer ministro, Jens Stoltenberg, y otras 68 murieron en un campamento de verano juvenil organizado por el Partido Laborista.

Breivik dijo que los ataques eran necesarios para evitar la “colonización” del país por parte de musulmanes, señaló el juez. Expertos –quienes conocen a Breivik, pero han examinado los materiales que supuestamente le pertenecen– presentaron diferentes puntos de vista sobre si el manifiesto sugiere que estaba motivado por una ideología o por el deseo de infamia.

Publicidad

Aunque varios coincidieron en que parece tener más en común con asesinos en masa, como el “Unabomber” Ted Kaczynski o el tirador de Virginia Tech, Seung Hui Cho , que con otros terroristas y extremistas típicos de derecha. “Si ves a este asesino como sólo un terrorista, puedes pensar que es excepcional”, dijo Jack Levin, otro criminólogo de la Northeastern University. “Si también lo ves como un asesino en masa, se ajusta al perfil”.

Levin dijo que el supuesto manifiesto de Breivik y las “fotos estilo hollywoodense de él mismo” –incluyendo una en la que está vestido con un traje de buzo con un parche que dice “cazador marxista” y sosteniendo un rifle de alto calibre– sugiere una “patología personal, la necesidad de ser famoso y alcanzar una infamia mundial podrían ser las causas reales de este crimen”, más que un esfuerzo por generar terror en una población específica.

Cho, quien asesinó a 33 personas en Virginia Tech en el 2007, también tenía un manifiesto y tomó fotografías y un video de él mismo, destacó Levin.

Fox, colega de Jack Levin en la Northeastern University, tiene un punto de vista similar. “Pienso que esto es más sobre vanidad que sobre locura… e incluso más de promoción personal que de cualquier ideología en particular”.

“Las fotografías con poses, el video y por supuesto, el manifiesto parecen representarlo en su totalidad. Y cuando consideras sus antecedentes, era poco exitoso, lo cual es un factor común entre asesinos en masa. Ellos ven, a través de sus crímenes, la oportunidad de sentirse importantes”.

El manifiesto señala que una “guerra civil europea” llevará a la ejecución de “marxistas culturales” y la desaparición de musulmanes. En cierto punto, el escritor afirma que su “declaración de independencia europea” le llevó nueve años para completarla. El documento contiene la liga a un video.

El escritor se define a sí mismo como Anders Behring Breivik.

CNN no pudo verificar de manera independiente que Breivik haya escrito el documento o que hubiera publicado el video de 12 minutos de duración, y las autoridades noruegas no quisieron confirmar si el hombre que tienen en custodia escribió el manifiesto, afirmando que era parte de su investigación.

Breivik afirma que estaba en contacto con células terroristas en Noruega y con otras en el extranjero, pero los ataques lo llevó a cabo solo, según informó su abogado.

Fox destacó que “los asesinatos en masa son tradicionalmente ejecuciones bien planeadas”. Asimismo, agregó que el supuesto manifiesto de Breivik presenta similitudes con el terrorista doméstico estadounidense Timothy McVeigh, quien asesinó a 168 personas en el bombardeo de un edificio federal en la ciudad de Oklahoma en 1995 y a Kaczynski, quien asesinó a tres personas e hirió a 23 más en una serie de bombardeos entre 1978 a 1995. El FBI lo apodó el “Unabomber” por sus primeros blancos: universidades y aerolíneas.

“McVeigh tenía su propio rencor contra el gobierno. Y el Unabomber tenía sus problemas con la tecnología. En estos casos y en muchos más, utilizaron el asesinato como medio para presentar una queja”, dijo Fox.

Magnus Ranstorp, director de investigación del Centro de Estudios de Amenazas Asimétricas del Colegio de Defensa de Suecia, escribió en un artículo para CNN.com que Breivik “representa la excepción más que la regla en los círculos de extremistas de derecha”.

“Tradicionalmente, el extremismo de derecha ha sido desorganizado e impulsivo, y generalmente se ha manifestado a través de crímenes contra inmigrantes … Breivik fue el polo opuesto. Su preparación de nueve años para crear el extenso manifiesto, el acto violento que argumenta y los documentos a gran detalle contradicen nuestra perspectiva tradicional. El argumenta en contra de actos impulsivos de acoso a inmigrantes extranjeros y a favor de ataques espectaculares y bien preparados”.

Levin, de la Universidad Estatal de California, dijo que Breivik es “mucho más deliberado” que personas como “los impulsivos neonazis” que salen y atacan a la gente, y que se asemeja más a McVeigh, quien planeó su ataque de manera premeditada.

Levin dijo que cree que probablemente la ideología fue la principal motivación de Breivik –y que la búsqueda de un beneficio personal pasó a segundo término. “Estamos viendo el surgimiento del extremista aspiracional”, dijo Levin, describiendo a alguien que “percibe a la sociedad como cayendo a toda velocidad de un precipicio”.

“Este Breivik tenía un argumento ideológico muy ajustado para lo que estaba haciendo”, señaló el criminólogo.

Los contratiempos de la vida de Breivik ciertamente jugaron también un papel, agregó Levin. “Cuando la gente se enfrenta a contratiempos difíciles y personales, y se acostumbran a una ideología que les da comodidad, pueden escalar a formas violentas de la misma”.

Levin advirtió que no se considere a Breivk, con sus escritos “islamofóbicos” , como una excepción que no refleja una manera de pensar más extendida a su alrededor. “Mientras la violencia fue extrema, los sentimientos son sentimientos que se expresan ampliamente de alguna manera a través de la corriente europea”, agregó.

Publicidad
Publicidad