Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ollanta Humala: gobernaré especialmente para los más pobres

El recién investido mandatario afirmó que luchará por la inclusión social de todos los peruanos
jue 28 julio 2011 12:03 PM
REU
Humala-Peru-REU REU

El izquierdista Ollanta Humala rindió protesta este jueves en una ceremonia en el Congreso del país andino donde afirmó que luchará “incansablemente” por lograr la inclusión social de todos los peruanos.

“Juro por la patria que ejerceré fielmente el cargo de presidente de la república”, dijo Humala, durante su juramento, y afirmó que gobernará “especialmente para los más pobres”.

Humala, la primera vicepresidenta Marisol Espinoza, y el primer vicepresidente, Omar Chehade, juramentaron por la Constitución de 1979, lo que generó protestas de la bancada fujimorista, cuyos integrantes mostraron la Constitución de 1993 —promulgada por Alberto Fujimori de manera unilateral para consolidar su poder— en medio de gritos y abucheos.

El mandatario peruano aseguró que no se legalizará ningun tipo de droga. “Sueño con un Perú donde la vida no sea un riesgo”, dijo el presidente electo tras quejarse de “la corrupción y la inseguridad” que vive el país, y reconoció que transformarlo “no será tarea fácil”.

Humala afirmó que combatirá con toda la fuerza del estado al narcotráfico. "Se arrastran 30 años de fracaso en el combate a la inseguridad y el narcotráfico", dijo. Además buscará que Perú sea sede de una cumbre regional antidrogas.

Publicidad
En su primer discurso a la nación, destacó la urgencia de reparar las injusticias, corregir el rumbo y restablecer el dialogo en nuestra sociedad. “Durante mucho tiempo ha existido un discurso y una práctica de la exclusión, del rechazo a la diferencia, de un ‘tú no eres igual que yo’, que cobijó a la intolerancia”, dijo Humala al afirmar buscará solidificar la diversidad del país.

En materia económica detalló que fomentará "una economía de mercado abierta al mundo” pero “con inclusión social” donde "el estado será un promotor de la inversión y del desarrollo", afirmó.

Humala también anunció que el salario mínimo mensual tendrá “un aumento de 75 soles (27 dólares) a partir de agosto y de 75 soles a partir del 2012, para alcanzar los 750 soles (273 dólares) que se ofreció”. Además anunció una pensión vitalicia para mayores de 65 años.

El presidente también destacó que se cambiará la jornada escolar hasta alcanzar las ocho horas, y la implementación de un programa de becas para que los jóvenes continúen sus estudios superiores en instituciones públicas o privadas.

Humala prometió mejorar en otros rubros, como en el de salud y en el agrario.

La izquierda llegó al poder

Humala derrotó por estrecho margen a su rival de derecha, la legisladora Keiko Fujimori, en los comicios presidenciales del pasado 5 de junio, para convertirse en el presidente número 94 de Perú.

Con un discurso económico enfocado a redistribuir los frutos del boom peruano, Humala derrotó a Keiko al obtener el 51.4% de los votos, contra el 48.5% de la senadora hija del ex presidente Alberto Fujimori.

El mandatario electo comenzará su gestión con una desaprobación del 31%, según una encuesta de la empresa Ipsos Apoyo publicada por el diario El Comercio el 17 de junio pasado, y con la recomendación del 84% de los encuestados de que su hermano Alexis —quien realizó un incómodo viaje a Rusia a nombre de Perú — no intervenga en los asuntos públicos.

El nuevo presidente de casi 30 millones de peruanos es un exoficial del ejército vinculado a un levantamiento militar en el 2000, dirigido contra el entonces presidente Fujimori. También combatió a Sendero Luminoso, una brutal insurgencia de izquierda que aterrorizó al país a finales de la década de los 80 y los 90.  

El militar retirado ganó las elecciones tras presentarse por segunda vez a la contienda. Humala perdió por estrecho margen su intento presidencial en 2006 ante el expresidente Alan García, debido a su discurso radical, según reconoció recientemente en una entrevista con CNN en Español.

Para ganar en su último intento, Humala adoptó una retórica menos radical y cambió sus camisetas rojas para los trajes de negocios y las camisas azules. Además se distanció de líderes considerados radicales, como el presidente venezolano Hugo Chávez, a quien Humala le pidió no intervenir en la elección.

Segundo de siete hijos de una familia de clase media, cursó una maestría en Ciencias Políticas en la Pontificia Universidad Católica del Perú

De 49 años, está casado con Nadine Heredia, una de las fundadoras del Partido Nacionalista Peruano, con quien tiene tres hijos —dos niñas y un bebé— de nombres Illariy, Nayra y Samín.

Alan García, el gran ausente

El aún presidente peruano Alan García se despojó este jueves de la banda presidencial durante un evento público y se la entregó a un militar, con lo que se confirma que no estará presente en el cambio de poderes en el cual el izquierdista Ollanta Humala asumirá la presidencia del país.

García se despidió desde los patios del palacio presidencial, rodeado de los ministros de su gobierno, y entregó la banda presidencial al jefe de la casa de Gobierno, mostraron imágenes transmitidas en vivo por la televisora estatal TV Perú.

Posteriormente, García abordó un vehículo y abandonó la sede del gobierno rumbo a su residencia, según TV Perú.

García anunció que solo iría al Congreso si había un compromiso de los congresistas de no abuchearlo como sucedió en 1990, al final de su primera gestión presidencial.

En tanto, el presidente electo Humala llegó a la cancillería donde esperará a una comisión parlamentaria que lo invitará a la sesión del Congreso, donde jurará como el próximo presidente de la nación andina y dará su primer discurso a los peruanos.

A la toma de posesión del teniente coronel retirado del Ejército acuden al menos 10 líderes latinoamericanos, a excepción del venezolano Hugo Chávez y del paraguayo Fernando Lugo —quienes convalecen por problemas de salud—, así como del presidente mexicano Felipe Calderón.

Al evento acuden los presidentes sudamericanos Rafael Correa, de Ecuador; Sebastián Piñera, de Chile; Dilma Rousseff, de Brasil; Evo Morales, de Bolivia; Cristina Kirchner de Argentina; Juan Manuel Santos, de Colombia; y José Mujica, de Uruguay.

También acuden los presidentes centroamericanos Porfirio Lobo, de Honduras; Álvaro Colom, de Guatemala; y Ricardo Martinelli, de Panamá. En la ceremonia estará presente el príncipe Felipe, heredero de la corona española, y el presidente de Georgia, Mijail Saakashvili.

Publicidad
Publicidad