Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La policía detiene a un soldado que pretendía atacar la base de Fort Hood

Naser Jason Abdo, un militar desertor de origen musulmán, admitió que quería disparar a otros soldados de la base más grande de EU
jue 28 julio 2011 02:03 PM
El recluta Naser Jason intentó disparar en Fort Hood
CNN. Fort Hood-Naser Jason El recluta Naser Jason intentó disparar en Fort Hood

Un soldado desertor estadounidense de origen musulmán arrestado cerca de Fort Hood, Texas, admitió ante un grupo de investigadores que quería atacar a otros militares afuera de la base, informaron este jueves dos funcionarios de justicia.

Agentes de la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) descubrieron en un hotel un conjunto de materiales que podrían ser usados para fabricar una bomba. La habitación del hotel estaba a nombre de Naser Jason Abdo, quien se negó a viajar a Afganistán y después desertó de Fort Campbell, en Kentucky, tras ser acusado de poseer pornografía infantil, dijo el vocero Erik Vasys, del FBI.

Luego de recibir una llamada de alerta desde una armería local, la policía de Killeen arrestó a Abdo el miércoles, en una parada de tránsito, según el vocero.

Fort Hood es la base militar texana donde, en 2009, un tiroteo causó la muerte de 13 personas . Otro soldado estadounidense de origen musulmán, Nidal Hassan, permanece detenido y acusado de esos asesinatos.

Tras el arresto del sospechoso, “no existe ninguna amenaza adicional para la comunidad”, afirmó durante una conferencia de prensa el jefe de la policía de Killeen, Texas, Dennis Baldwin. Este confirmó que personal militar era blanco de posibles ataques, y que el sospechoso enfrentará cargos federales. Aseguró que el detenido no tiene cómplices, hasta donde la policía sabe.

“Gracias a la rápida acción de un vendedor de armas en Texas, que alertó a la policía sobre un hombre sospechoso, y a la respuesta pronta del Departamento de Policía de Kileen, puede que hayamos evitado una repetición del trágico ataque de 2009 contra las instalaciones militares más grandes del país”, dijo el legislador John Carter, republicano de Texas.

Publicidad

“Ahora tenemos una muestra de qué hacer para prevenir este tipo de ataques, y mientras los siguientes días revelen más detalles de este intento, podremos determinar mejores formas para ejercer esfuerzos similares en el futuro”, agregó.

La oficina de Carter aseguró que la tienda de armas Guns Galore, la misma usada por Hasan para comprar las armas usadas en su supuesto ataque, avisó a la policía sobre un “hombre sospechoso” que adquirió pólvora, municiones de escopeta y un cargador para pistola semiautomática. Los materiales encontrados por la policía alcanzaban para fabricar dos bombas, aseguró a CNN un funcionario del Departamento de Defensa.

La policía de Killeen agregó que el sospechoso adquirió uniformes con parches de Fort Hood en una tienda de accesorios militares, según la oficina de Carter.

Se espera que el exmilitar sospechoso enfrente cargos federales, posiblemente la tarde del jueves, dijo un hospital de policía.

La policía halló en la mochila del exmilitar "literatura extremista islámica", una pistola calibre .40 y una lista de compras de componente para bomba, según un oficial.

Testigos aseguran que identificaron a Hasan mientras caminaba tranquilamente a través del edificio médico de Fort Hood disparando y recargando frecuentemente su pistola mientras gritaba “Allah Akbar”, que significa “Dios es grande” en árabe.

Publicidad
Publicidad