Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Perry y Bachmann se enfrentan por atraer los reflectores en Iowa

El gobernador Rick Perry, el exsenador Rick Santorum y la congresista Bachmann midieron sus fuerzas en Iowa, un bastión del Partido del Té
lun 15 agosto 2011 05:08 PM
EU - Bachmann y Perry - Iowa
EU - Bachmann y Perry - Iowa EU - Bachmann y Perry - Iowa

Una cena dominical para la recaudación de fondos republicanos en un pequeño poblado al este de Iowa se trasformó en una verdadera contienda por la presidencia, con tres candidatos profundamente conservadores haciendo campaña ante militantes del partido.

El evento, una cena de la celebración anual republicana del Lincoln Day en beneficio del condado de Black Hawk, se dio justo cuando la campaña republicana entra en una nueva fase, tras la salida de la competencia del ex gobernador de Minnesota, Tim Pawlenty.

Todos los ojos de la cena en el Electric Park Ballroom, en Waterloo, estuvieron puestos en los dos candidatos que planean reivindicar electoralmente para su favor a Iowa en los próximos meses: el gobernador de Texas, Rick Perry , y la congresista de Minessota, Michele Bachmann .

Perry hizo su debut en el estado de Iowa un día después de entrar formalmente a la carrera presidencial y con la expectativa de estar a la altura de la anunciada candidatura con bombo y platillo.

Bachmann, la favorita en Iowa, llegó a Waterloo con la cabeza en alto tras su victoria el sábado en el sondeo de Ames Straw.

Después de dejar de lado a Pawlenty, alguna vez su principal rival en el estado, Bachmann se presentó para demostrar que puede mantener su ventaja de cara a un nuevo desafío con un enemigo que tiene mucho dinero y que también tiene el mismo atractivo tanto para con los cristianos evangélicos como con los militantes del Partido del Té .

Publicidad

Está claro que Perry presentará un mayor reto que Pawlenty.

Vestido con un traje perfectamente cortado y unas mancuernillas como salidas de alguna serie de televisión, el imponente texano ingresó a la escena con movimientos confiados y se movió velozmente para establecer una historia favorable: el que él es un conservador que cubre un amplio espectro, con un impecable record de creación de empleos, el cual puede derrotar a Obama en el 2012.

"Puede que existan asuntos que nos separen, pero unir a esos diversos grupos y asegurarnosde que tenemos un candidato que puede derrotar a Obama en noviembre es nuestro deber fundamental”, dijo a la audiencia, que puso mucha atención al recién nombrado precandidato. "Y este tiene que ser alguien que entienda, que sepa el cómo, que haya tenido la experiencia de crear empleos en su historial".

El exsenador, Rick Santorum, quien fue el primero en turno del trío de candidatos durante el programa de conferencias, y que ha pasado más tiempo en Iowa que cualquier otro candidato, se paró junto a Perry, evaluando cuidadosamente a su nuevo rival.

Bachmann, mientras tanto, llegó tarde a su discurso, pero pronto alcanzó las palabras que la han impulsado a la cima de las encuestas en Iowa.

“Siempre he estado orgullosa de ser una conservadora en lo social, y necesitamos tener conservadores en lo social aquí, y no expulsarlos”, aseguró Bachmann. “Sin conservadores del ámbito social será muy difícil derrotar a Obama en el 2012”.

Ella enfatizó una y otra vez que nació en Waterloo y que pasó los primeros años de su vida ahí.

Perry escuchó todo el discurso, sentado en medio de la audiencia, bebiendo agua mientras ella hablaba.

Tras el discurso, Bachmann habló con reporteros, pero evadió preguntas sobre cómo una tres veces miembro del Congreso puede enfrentar a dos republicanos con experiencia en el Ejecutivo –Perry y el ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, quien lleva la delantera nacional- en el ámbito de crear empleos en medio de turbulencias económicas.

“Le damos la bienvenida al gobernador Perry a la competencia”, dijo Bachmann, quien manifestó “aún no haber” hablado con Perry sobre su ingreso a la carrera por la silla presidencial.

Fue claro cuáles argumentos Bachmann prefiere discutir. En repetidas ocasiones mostró a las cámaras la primera plana del diario Waterloo Courier, las cuales la daban como ganadora del sondeo.

Mientras que Bachmann llegó tarde al evento y rara vez dejaba su guarida de asesores y guardias de seguridad, Perry llegó una hora antes de lo programado, y se desplegó en una forma típica de campaña, presentándose ante los concurrentes al evento, uno por uno, y en algunos casos, dando abrazos y besos en las mejillas de las mujeres. Fue asediado por reporteros y cámaras mientras intentaba pasar entre la muchedumbre

Se sentó en la mesa con una pareja local, Jim y Celia Mudd, quienes expresaron su frustración por el manejo de la economía que ha hecho el Presidente. Perry se mostró de acuerdo con su parecer.

“Acabamos de pasar por tres años de experimentos sobre la economía de los Estados Unidos, la cual ha sido estrepitosamente errónea”, aseveró. “Hay muchos no afiliados a partidos, e incluso algunos demócratas que van a echar un vistazo a las opciones aquí planteadas. La gente se decidió por un claro llamado a la esperanza y el cambio, el cual  ha sido económicamente un desastre y, francamente, también lo ha sido en el ámbito de una política exterior inteligente”.

Mientras se movía por el cuarto, se negó a responder la mayoría de las preguntas que lanzaron los grupos de periodistas, ávidos de tener una primera impresión del candidato Perry.

Se detuvo para decirle a un reportero sobre su atractivo natural con los votantes de Iowa, gracias a su comprensión de los valores del mundo rural. Perry creció en el pequeño pueblo granjero de Paint Creek, en Texas.

"En los 50 estados, cada entidad es diferente, pero desde el punto de vista de hacer campaña aquí en Iowa, no se aleja mucho de la campaña que hice para ser Comisionado de Agricultura, en Texas, en 1990”, aseguró. “Ir a una serie de pequeños poblados, a muchas comidas de campo, a muchas ferias. Pasaremos mucho tiempo aquí en Iowa. Su gente es muy parecida a la gente con la cual crecí. La mayoría de ellos son gente dedicada a la agricultura, gente de pueblo. Vamos a pasar un buen rato intentando comprenderlos mejor”.

El jefe de campaña de Bachmann, Ed Rollins, paseaba silenciosamente por ahí, y denominó a Perry como “una persona formidable”.

“Queremos darle batalla a Perry”, dijo Rollins a CNN. “Creo que lo fundamental es que mientras se meta de lleno a los debates, veremos cómo es él. Tiene un buen discurso de campaña. Posee las palabras correctas”.

Perry planea pasar tres días viajando por cinco ciudades del estado para encontrarse con republicanos, los cuales participarán en las asambleas electorales del partido el próximo año. Dio el anuncio de su campaña en Carolina del Sur, estado que tiene las primeras elecciones primarias del sur en la contienda por la nominación. Visitó el sábado New Hampshire, estado primero en turno de las mismas elecciones primarias.

Ray Sullivan, uno de los principales asesores de Perry, dijo que el gobernador planeó presentarse a sí mismo ante los republicanos de Iowa antes de “marcar contrastes” con los republicanos que han estado en la competencia desde hace mucho tiempo.

“No tenemos intención de atraer rápidamente a los republicanos en esta carrera”, dijo. “Debemos contar con los votantes de Iowa, New Hampshire y Carolina del Sur para hacérselo de su conocimiento”.

Sin embargo, Sullivan advirtió que si es atacado por Rommey, Bachmann o Santorum, “defenderemos con vigor, sin duda alguna,  los puntos de vista y records que tiene el gobernador”.

Publicidad
Publicidad