Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los rebeldes libios discuten en París bases para la transición democrática

La secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, les dijo que la comunidad internacional los apoyará para que Libia sea un país libre
jue 01 septiembre 2011 02:54 PM
Libia fantastic 4 rebeldes
Libia fantastic 4 rebeldes Libia fantastic 4 rebeldes

Los líderes rebeldes delinearon este jueves frente a representantes de 60 países, reunidos en París, los requerimientos políticos y humanitarios para la reconstrucción y la transición de Libia hacia la democracia.

La presentación de una hoja de ruta para la creación de una constitución y elecciones democráticas fue el resultado de esta conferencia, según dijeron algunos voceros.

Durante una conferencia de prensa, tras la cumbre, el presidente francés Nicolas Sarkozy defendió la intervención de la OTAN y dijo que “decenas de miles de vidas fueron salvadas”.

“Nos hemos comprometido a desbloquear los fondos de la Libia del pasado para financiar el desarrollo de la Libia del futuro”, dijo el presidente galo, quien organizó la cumbre junto con el primer ministro británico David Cameron, a la que asistieron 13 jefes de estado, primeros ministros y representantes de más de 60 países.

Por su parte Cameron afirmó que los combates no han terminado, y que “la OTAN y sus aliados continuarán con las operaciones el tiempo que sea necesario para proteger a los civiles”.

“Estamos aquí para mostrar nuestra fuerte solidaridad con los libios”, dijo Cameron.

Publicidad

“No esperamos estar más de un día de lo necesario. Queremos terminar con la operación cuando la situación lo permita, dijo por su parte el ecretario General de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, se reunió con dos líderes libios senior, el director del Consejo Nacional de Transición, Mustafa Abdul-Jalil, y con el primer ministro del consejo, Mahmoud Jabril; antes de acudir a la sesión en el Palacio del Eliseo.

Clinton reconoció los logros de los rebeldes libios pero dijo que todavía hace falta mucho para garantizar una transición exitosa tras el régimen de Gahdafi.

“Ganar una guerra no ofrece garantías de ganar la paz. Lo que ocurra en los siguientes días será crítico”, dijo Clinton.

“La transformación de Libia ha sido y deberá continuar con un liderazgo libio. Pero la comunidad internacional tiene un papel crucial en apoyar a los libios para lograr una transición hacia la democracia”.

Clinton hizo hincapié en la necesidad de que las operaciones militares de la OTAN continúen en Libia “siempre y cuando los civiles sigan en riesgo de ser víctimas de un ataque”.

La secretaria de Estado también dijo que “ha llegado el momento para dar la bienvenida de nuevo para Libia a la comunidad internacional”, destacando que casi 70 países, incluyendo a la Liga Árabe, ahora reconocen al Consejo Nacional de Transición (CNT) como legítimo.

Urgió a la comunidad internacional a asegurar que el CNT tenga fondos necesarios para atender las necesidades de la población libia. Estados Unidos y Gran Bretaña son países que ya han liberado activos congelados tras las sanciones levantadas por las Naciones Unidas.

El trabajo del CNT también debe estar encaminado a crear un espíritu de reconciliación nacional, dijo Clinton.

“Será un gran reto construir una estable, pacifica, unida y libre Libia, una Libia que nunca antes ha existido en la historia moderna”.

En la reunión en París, el CNT describió sus propios planes para dar estabilidad y seguridad a la región y un programa para solventar la crisis humanitaria, dijo un funcionario del Departamento de Estado de EU a reporteros.

La habilidad del consejo para entregar agua, alimentos, y otros insumos a la población libia “será una verdadera prueba en los próximos días para mostrar sus habilidades y la credibilidad que tienen”, dijo el funcionario.

Un funcionario de las Naciones Unidas dijo a CNN que durante las primeras negociaciones se determinó que la ONU tendrá un papel fundamental en la era post-Gadhafi en Libia.

A la sesión en París también asistieron miembros de la OTAN, de la Unión Africana y de la Liga Árabe.

Publicidad
Publicidad