Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Afganistán: un periodista de la BBC muere por un disparo estadounidense

Ahmad Omid Khapalwak recibió el disparo de un soldado estadounidense que lo confundió con un bombardero suicida durante un ataque insurgente
jue 08 septiembre 2011 09:07 PM
soldados afganistán
soldados afganistán soldados afganistán

Un reportero murió a tiros tras el disparo de un militar estadounidense en julio pasado, en el sur de Afganistán, debido a una confusión de identidad, según los resultados de una investigación de la OTAN publicados este jueves.

Ahmad Omid Khapalwak, un colaborador de la BBC y la Agencia de Noticias Pajhwok en Afganistán, falleció durante un ataque insurgente en la ciudad de Tarin Kowt, en la provincia de Uruzgan, el 28 de julio. El periodista tenía 25 años y se había incorporado a la BBC en mayo de 2008, según la difusora británica.

“Mr. Khapalwak recibió un disparo de un miembro de la ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad), quien lo confundió con un insurgente que representaba una amenaza y que estaba por detonar un dispositivo explosivo improvisado en un abrigo suicida”, informó la OTAN en un comunicado. La ISAF confirmó que los soldados en la escena eran estadounidenses.

“El oficial investigador encontró que el miembro de la ISAF envuelto en el incidente cumplió con las leyes de un conflicto armado y las reglas de participación y actuó razonablemente bajo las circunstancias”.

Peter Horrocks, director de BBC Global News, consideró la muerte “una tragedia para su familia y amigos, al igual que sus colegas en la BBC”.

Esto “subraya aún más los grandes peligros que enfrentan los periodistas que ponen sus vidas en la línea para proveer noticias vitales de alrededor del mundo ”, dijo. “Es esencial que los periodistas reciban la mejor protección posible mientras reporten en situaciones de peligro para que el mundo pueda escuchar sus historias”.

Publicidad

La muerte del reportero ocurrió cuando los insurgentes afganos realizaron un “ataque complejo” contra varios objetivos, incluyendo el complejo del gobernador de la provincia e instalaciones de Radio Televisión Afganistán (RTA), según la ISAF. El Comité para la Protección de los Periodistas aseguró que al menos 22 personas murieron y 37 resultaron heridas.

El general John Allen, comandante de la ISAF, anunció una investigación independiente que examinará las circunstancias de la muerte.

El supuesto accidente ocurrió luego de que dos insurgentes lograron entrar a un recinto de la difusora RTA tras la detonación de coche bomba que destruyó una puerta y parte de una pared en las instalaciones.

Desde el edificio, abrieron fuego contra fuerzas afganas y luego dispararon contra soldados estadounidenses que llegaron a la escena. El fuego insurgente disminuyó con la respuesta estadounidense.

El mando afgano informó a las fuerzas americanas que dos bombarderos suicidas se encontraban en el edificio y que “no estaban alertados de que hubiera civiles presentes”, detalló la ISAF.

“Después de que soldados estadounidenses entraron en el edificio de la RTA, los dos suicidas detonaron sus explosivos, colapsando las paredes frontales del edificio y atrapando a miembros del equipo bajo escombros pesados”, según la ISAF.

Mientras algunos soldados ayudaron a los heridos, otros despejaron el resto del edificio y otros “permanecieron vigilando para proveer seguridad”.

Durante la operación de limpieza, un soldado “identificó en el edificio el movimiento de un adulto joven a través de un gran agujero en la pared”.

“El cuarto donde el hombre estaba, era adyacente al cuarto donde uno de los bombarderos suicidas había detonado su chaleco con explosivos, y cruzando el pasillo donde ocurrió la otra detonación, minutos antes”, explicó la ISAF.

El soldado escuchó un disparo que, pensó, venía de la “ubicación exacta” del hombre. “Es probable que el disparo que escuchó haya sido disparado por un soldado dentro del edificio durante la limpieza del edificio”, añadió la ISAF.

El soldado “consideró que el individuo observado era un enemigo e hizo un disparo que falló. En la tensión y la urgencia del momento, es altamente probable que los soldados en el patio exterior del edificio hayan percibido el disparo como un intercambio de fuego con el hombre en el edificio”.

Varios soldados pensaron que el hombre estaba disparando y lanzaron advertencias, según la ISAF.

“Un soldado se dirigió a escalar la pared rota donde fue visto el hombre. Mientras el soldado se aproximaba, se observó a un adulto joven con algo en un puño y tratando de alcanzar algo en su cuerpo con la otra mano”.

El efectivo estadounidense consideró que las acciones como las de un bombardero suicida que estaba tratando de detonar un dispositivo explosivo que “significaba una amenaza letal”.

El soldado disparo y mató al hombre. Después descubrieron que el hombre era Khpalwak, quien se encontraba desarmado.

“Parece que los disparos percibidos como salidos de su ubicación fueron disparados por soldados estadounidenses”, informó la ISAF.

La BBC informó que “la confusión que rodeaba las circunstancias” intensificó “la tragedia sentida por familiares y colegas del periodista”.

“La BBC reconoce que la ISAF ha dado la claridad de que fue muerto por un soldado estadounidense, terminando un periodo de incertidumbre”, informó en un comunicado la televisora. “Estudiaremos los detalles de los hallazgos y esperaremos el reporte completo”.

Publicidad
Publicidad