Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El 11-S y la violencia son producto de la desigualdad social: Dalai Lama

El líder espiritual de los tibetanos dijo que la falta de valores crea la desigualdad que detona la violencia y ataques como el del 11-S
sáb 10 septiembre 2011 07:02 AM
Dalai Lama - visita a México
Dalai Lama - visita a México Dalai Lama - visita a México

Los actos violentos como los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos son producto de la desigualdad y la falta de valores éticos y morales que hay en el mundo, señaló el Dalai Lama.

A unas horas de que el mundo conmemore el décimo aniversario del 11-S, el líder espiritual de los tibetanos recordó que en su momento expresó que había dos maneras de encarar ese problema. Una, que es el más inmediato y al que generalmente recurren los líderes, es la de la violencia que no lo soluciona de fondo.

Mejor, dijo, hay que encararlo considerando las razones fundamentales que originaron el problema. "Y cuando lo analizamos desde ese punto de vista vemos que hay una carencia de valores éticos y morales".

"En realidad todo el desarrollo que se ha llevado a cabo en los países es un desarrollo material, que en lo único que se piensa es en dinero, dinero, dinero, se habla mucho de dinero, y a partir del dinero se habla de poder. Pero nunca se habla, no se habla mucho de la ética, los valores morales y éticos, esa carencia de valores es lo que genera la injusticia en el mundo".

En conferencia de prensa a unas horas de que dicte un par de conferencias masivas dentro del programa de su tercera visita a México , mostró su confianza en que "si todos logramos que se empiece a diseminar este punto de vista, entonces toda la sociedad tiene la posibilidad de cambiar, y olvidar el modelo de poder y dinero, porque ya vemos cómo estamos".

El décimo cuarto Dalai Lama insistió en que la carencia de valores interiores se manifiesta en la brecha tan grande de ricos y pobres que existe en un mismo país, en el mismo mundo, donde hay gente que tiene mucho dinero, y hay otra que no tiene ni lo más mínimo para subsistir.

Publicidad

Eso ocurre en África, ejemplificó, pero también en países como el mismo Estados Unidos, donde hay una sociedad con gente con mucha riqueza, pero en los mismos suburbios de Washington hay otra que carece de todo.

"Ese tipo de diferencias e injusticia son las que llevan a que surja la violencia, el resentimiento, y actos como el que vimos", afirmó. Por eso los valores son una garantía para que cambie la situación del mundo.

El líder espiritual consideró que la situación entre ricos y pobres del mundo es muy injusta. Recordó que Marx propuso un modelo socialista, con una distribución basada en la igualdad, "desde ese punto de vista yo sería un marxista. Creo que no es justo que exista esa diferencia entre ricos y pobres".

La misión de la juventud del siglo XXI

La generación de los menores de 20 o 30 años es la los jóvenes del siglo XXI. "El resto pertenecemos al siglo XX, ya estamos mirando a nuestra próxima reencarnación, o desde un punto de vista cristiano estaríamos mirando si ir al cielo o al infierno", dijo.

"La responsabilidad de crear un mundo mejor está sobre sus hombros, sobre esta generación del siglo XXI, está en ustedes poder crear una sociedad más feliz, más pacífica, más justa y más compasiva. Este es un trabajo que les corresponde más a ustedes que a nosotros", aseguró.

El Dalai Lama confió que le gustaría que hubiera un cambio en el mundo como producto del esfuerzo de la juventud, aunque lamentablemente no alcanzara a verlo.

Publicidad
Publicidad