Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El anuncio de ETA "no es el fin de la historia": ministro español

El Ministro del Interior de España, Antonio Camacho, dijo que ahora tienen la difícil tarea de evitar que el terrorismo surja de nuevo
vie 21 octubre 2011 02:24 PM
España - ETA - fin de violencia
España - ETA - fin de violencia España - ETA - fin de violencia

El Ministro del Interior de España, Antonio Camacho, advirtió este viernes que aunque el grupo separatista vasco ETA declaró el fin de la violencia , la tarea más difícil aún está por venir: garantizar que los españoles no sufran la amenaza de ataques terroristas en el futuro.

Sus declaraciones llegan un día después de que ETA anunció un "cese definitivo de su actividad armada", en un comunicado publicado en la página web de Gara, un periódico que el grupo ha utilizado para transmitir mensajes en el pasado.

A ETA se le atribuyen cientos de muertes en sus largas décadas de lucha por un estado vasco independiente, que operó principalmente en secciones del norte de España y del suroeste de Francia.

"Hemos completado una primera parte de nuestra tarea, (pero) falta la más compleja: garantizar a través del estricto cumplimiento de nuestras leyes que nunca más una generación de españoles sufrirá sobre sus espaldas el peso de una barbarie que retrasa nuestro progreso y compromete nuestro futuro", dijo Camacho este viernes en declaraciones a Televisión Nacional Española.

Añadió que ETA había sido derrotada "por el trabajo incansable e imparable de la policía y la guardia civil" y que, como consecuencia, se vio obligado a declarar un cese de la violencia sin lograr uno solo de sus objetivos.

Los servicios de seguridad habían logrado este resultado "con tenacidad, con trabajo, con dedicación y, sobre todo, con mucho sufrimiento", dijo.

Publicidad

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de EU, Tommy Vietor, dijo este viernes que el anuncio de ETA "nace con la vocación de un paso histórico hacia la paz, aunque hay un largo camino por delante para cumplir esta promesa".

Rindió homenaje a las víctimas de la violencia de ETA, y añadió: "Reconocemos la valentía del Gobierno español y del pueblo español en sus esfuerzos permanentes para promover la democracia y la libertad en España y en todo el mundo".

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, elogió el desarrollo como "un momento verdaderamente histórico que culmina con años de terror y con los ataques a la sociedad española".

La noticia "marca la culminación de años de incesantes esfuerzos en la lucha contra el terrorismo", dijo, al tiempo que felicitó a España por sus esfuerzos para combatir a ETA.

La policía había tomado medidas enérgicas en los últimos años contra ETA en España y Francia, dejando a la organización operativamente débil.

Ha habido numerosas declaraciones del grupo vasco haciendo llamados para conversar o llevar a cabo un proceso de paz de algún tipo, pero todos estos llamados se quedaban cortos para alcanzar el cese definitivo de la violencia.

El gobierno español dijo que desde que ETA había roto repetidamente el alto el fuego en el pasado, de manera que sólo una declaración oficial de que está deponiendo las armas lo lograría.

El anuncio del jueves siguió a una reciente campaña para que el grupo  abandonara la violencia definitivamente. Ese esfuerzo fue liderado por figuras internacionales que incluyen a líder del Sinn Fein, Gerry Adams, de Irlanda del Norte, y el exsecretario general de la ONU, Kofi Annan .

En un discurso televisado horas después de que se publicó el anuncio, el primer ministro José Luis Rodríguez Zapatero calificó el anuncio de ETA como de una "importancia trascendental" y una "victoria para la democracia".

"La nuestra será una democracia sin terrorismo, pero no sin memoria ", dijo Zapatero, en referencia a las 829 personas asesinadas por ETA.

El presidente elogió a la policía española, al personal de la Guardia Civil, a la agencia de inteligencia y a las autoridades judiciales "que han contribuido con este fin". Zapatero también agradeció a Francia, que tradicionalmente ha sido utilizado como base de retaguardia de ETA, y a su presidente, Nicolas Sarkozy, por su ayuda.

Zapatero dijo que sería hasta el próximo gobierno de España, que se formará tras las elecciones parlamentarias del 20 de noviembre, el encargado de dirigir el proceso de paz.

En declaraciones la noche del jueves en sus respectivas sedes de los partidos políticos en Madrid, los dos principales contendientes para sustituir a Zapatero,  Alfredo Pérez Rubalcaba, el candidato del Partido Socialista de Rodríguez Zapatero; y Mariano Rajoy, líder del opositor Partido Popular, aplaudieron el desarrollo, pero no dieron detalle lo que harían después en caso de convertirse en presidente. 

En su comunicado del jueves, ETA, que está catalogado como una organización terrorista por España, Estados Unidos y la Unión Europea, indicó por qué ahora era el momento adecuado para hacer esta declaración.

"Un nuevo tiempo político está surgiendo en el País Vasco", dijo ETA. "Tenemos una oportunidad histórica para encontrar una solución justa y democrática de un conflicto político con siglos de antigüedad".

El grupo añadió que "el diálogo y el acuerdo" deben predominar "sobre la violencia y la represión".

ETA instó a los gobiernos español y francés para llevar a cabo un "diálogo directo" con el fin de abordar las cuestiones pendientes, mientras que hizo un llamado a los compañeros vascos a comprometerse con este proceso.


Al Goodman y Mariano Castillo, periodistas de CNN, colaboraron para este reporte.
 

Publicidad
Publicidad