Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La fiscalía reinicia el desahogo de pruebas y llama tirano a Mubarak

Los fiscales reiniciaron la presentación de pruebas en el juicio contra el mandatario, acusado de corrupción y de ordenar asesinatos
mié 04 enero 2012 07:59 AM
AFP
Mubarak-Egipto-AFP AFP

El convaleciente expresidente egipcio Hosni Mubarak fue llevado a la corte este miércoles para el reinicio del juicio que se le sigue por las acusaciones de que ordenó el asesinato de manifestantes durante las protestas del año pasado.

Mubarak también enfrenta cargos por corrupción. Él se ha declarado no culpable.

El despegue del helicóptero de Mubarak se retraso debido a la neblina, pero entró a la corte en una camilla poco después de mediodía, hora local. Tenía lentes de sol y estaba cubierto con una sábana verde.

Los fiscales c omenzaron a presentar las pruebas este martes con los argumentos de apertura.

“Mubarak es un tirano que intentó ceder el poder a su hijo más joven Gamal, que promovió la corrupción en Egipto, que permitió a sus amigos destruir el país sin rendir cuentas”, dijo fiscal Mustapha Suleiman a la corte, de acuerdo a Khaled Abu Bakr, un abogado por los derechos civiles involucrado en el juicio.

Luego de escuchar a Suleiman hablar por una hora este martes, el juez declaró a la corte en receso.

Publicidad

Abu Bakr dijo que espera un veredicto “antes del 25 de enero, el aniversario de la revolución”, refiriéndose al comienzo del levantamiento que terminó con los 30 años del régimen de Mubarak.

Muchos egipcios son críticos de los procedimientos de la corte y algunos temen que Mubarak sea absuelto de los cargos de asesinato. Cinco policías acusados de matar a manifestantes fueron absueltos la semana pasada.

La salud de Mubarak ha estado en duda desde su detención en abril luego de reportes que dicen padece cáncer y problemas del corazón.

El exministro del Interior, Habib El Adly, otros seis funcionarios y dos hijos de Mubarak también se encuentran acusados de varios cargos.

Sus hijos Gamal y Alaa también se han declarado no culpables.

Unas 840 personas murieron y más de 6,000 fueron heridas en los 18 días de levantamiento que llevó al derrocamiento de Mubarak, de acuerdo con Amnistía Internacional.

Publicidad
Publicidad