Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Opositores sirios dicen que el discurso de Al-Asad no tiene valor

El presidente reiteró en un discurso televisado que su gobierno combate a los terroristas. Activistas dicen que ese argumento no es válido
mar 10 enero 2012 04:08 PM
presidente sirio
al-assad-presidente-siria presidente sirio

Activistas opositores sirios calificaron al desafiante y raro discurso del presidente Bachar al-Asad “sin valor” y “sin significado”.

“El régimen no ha aprendido”, dijo Burhan Ghalioun, líder del opositor del Consejo Nacional Sirio.

Rafif Jouejati, vocera del Comité de Coordinación Local de Siria, un grupo opositor, dijo: “Hemos escuchado mucha basura sobre terroristas, conspiraciones y atacantes desconocidos”.

Al-Asad dio un largo discurso televisado en el que defendía las acciones de su gobierno y qué las motivaba pese a la presión internacional por la represión de 10 meses contra manifestantes. Los activistas dicen que la vilipendiada operación ha dejando cerca de 6,000 muertos o más.

Mientras al-Asad daba su discurso, se registraban hechos violentos a lo largo del país, que causaron la muerte de 35 personas, de acuerdo con la Coordinación Local de Comités.

En su mensaje, al-Asad culpó de la violencia en su país a “conspiraciones externas” y dijo que el llamado internacional para hacer reformas no estaba tomando en cuenta lo que el país reamente estaba enfrentando: el terrorismo. Dijo que Siria inició reformas, como levantar la ley de emergencia y los planes para hacer un referendo constitucional en marzo.

Publicidad

Al-Asad no solo negó que ordenara a las fuerzas de seguridad disparar contra los manifestantes sino que aseguró que “no hubo órdenes de ningún departamento de estado para que dispararan contra la gente”.

Criticó a la Liga Árabe que lleva a cabo una investigación en Siria como parte de una iniciativa para terminar con el cerco contra los manifestantes pacifistas.

La Liga Árabe ha llamado a Damasco a terminar con los actos de violencia para proteger a los civiles, liberar a los detenidos políticos, retirar los tanques y las armas de las ciudades y permitir a los extranjeros, incluidos los medios de comunicación, viajar libremente por Siria y documentar lo que está ocurriendo.

La misión de observadores de la Liga Árabe en Siria es vista con escepticismo tanto por los seguidores de Asad, quienes los ven como títeres, como por los activistas antigubernamentales, para quienes son débiles e inefectivos.

El secretario general de la Liga Árabe, Nabil el-Araby, dijo el martes que había una campaña contra la misión.

Añadió que el gobierno sirio es el responsable de proteger a los miembros de la misión y que fallar en proveer seguridad sería un “incumplimiento serio” de su compromiso.

Publicidad
Publicidad