Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sanos y salvos, mexicanos que viajaban en crucero encallado en Italia

La joven pareja, originaria de Guadalajara, fue trasladada a Roma, y viajarán a México en días próximos, informó la embajada en ese país
sáb 14 enero 2012 06:34 PM
Crucero encallado
Crucero encallado Crucero encallado

Los dos mexicanos que viajaban en el crucero Costa Concordia, que encalló anoche frente a la isla italiana de Giglio, se encuentran sanos y salvos, confirmó este sábado el embajador de México en Italia, Miguel Ruiz-Cabañas Izquierdo.

El embajador le dijo a la agencia Notimex que la joven pareja, originaria de la occidental ciudad mexicana de Guadalajara, fue trasladada a Roma, de donde se espera que viaje a México en los próximos días.

El diplomático indicó que ninguno de los dos resultó herido, aunque perdieron sus pasaportes durante la confusión causada por el accidente.

“Fueron sacados (del barco) mientras cenaban. Están solamente espantados, pero por fortuna están bien”, confirmó Ruiz Cabañas al ser citado por Notimex.

Los dos mexicanos, cuya identidad prefirió no hacer pública, ya recibieron toda la ayuda de la delegación diplomática con el objeto de que puedan recibir nuevos pasaportes y agregó que ya hablaron con sus familiares en México.

Buzos están investigando las zonas hundidas del barco en medio de reportes de que 50 o más personas están perdidas, aunque podrían ser menos debido a las listas incompletas de pasajeros.

Publicidad

Diseñado para recibir a parejas y familias, el barco tenía cinco restaurantes, 13 bares, así como un gran spa con gimnasio, sauna, y un baño turco.

En los centros de recepción de la costa, algunos pasajeros podían ser vistos el sábado vistiendo aún las pijamas que llevaban puestas cuando sonó la alarma. La mayoría no tenían su dinero, teléfonos ni pertenencias.

Las sirenas se podían escuchar cuando algunos eran llevados al hospital, y usaron helicópteros para rescatar a otros desde el barco inclinado .

Rescatistas dijeron que la operación se había desarrollado entre la media noche y las 03:00 horas (local) y que el mar tranquilo había evitado mayores pérdidas de vidas. Tres personas murieron y 14 sufrieron heridas.

Lo que debió ser un viaje en crucero único por el Mediterráneo que salía de un puerto cercano a Roma y pasaba por Marsella, Barcelona, Palma de Mallorca, Cagliari y Palermo, se convirtió en una noche que pocos olvidarán.

Hay una investigación en marcha en torno a lo ocurrido, según funcionarios.

Publicidad
Publicidad