Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El número de muertos por el Concordia sube a 13; la búsqueda continúa

Aún hay 19 personas desaparecidas desde que el crucero naufragó el 13 de enero, cerca de las costas de la isla de Giglio, en Italia
dom 22 enero 2012 11:43 AM
naufragio del costa concordia
costa-concordia naufragio del costa concordia

Rescatistas italianos encontraron otro cuerpo a bordo del crucero parcialmente hundido Costa Concorida, informó la vocera de protección civil, Francesca Maffini, este domingo.

La mujer es la víctima número 13 del naufragio ocurrido el pasado 13 de enero.

Los buzos están trabajando para recuperar el cadáver, el cual fue hallado en el puente número siete, bajo el agua, dijo Maffini. La víctima vestía un chaleco salvavidas, añadió.

El descubrimiento reduce la cifra de desaparecidos a 19 luego de que el barco chocó contra una línea de rocas en las aguas de la costa de la Toscana.

El cuerpo de otra víctima, la número 12, fue encontrado dentro del barco este sábado por la tarde, de acuerdo con autoridades italianas.

Ese cadáver también llevaba puesto el chaleco salvavidas y fue hallado en la zona inundada del barco, según Maffini.

Publicidad

El comité encargado del rescate informó a reporteros y residentes de la isla que la búsqueda de víctimas continuaría, mientras el riesgo de un desastre ambiental está cobrando relevancia.

De acuerdo con los funcionarios no se puede predecir cuánto tiempo tardarán en limpiar la zona, ya que depende de las condiciones marítimas y de dificultades técnicas; también dijeron que tanto el aspecto ambiental como el humano serán tomados en cuenta.

“Es momento de que Italia demuestre que puede hacer algo y hacerlo bien”, dijo Gabrielli, quien dirige la agencia de Protección Civil de Italia.

El funcionario advirtió que las tareas son complicadas y de enormes proporciones porque toma cerca de 45 minutos buscar en cada camarote usando cámaras especiales y buzos. El gigante Costa Concordia tiene 1,500 cabinas a bordo.

Gabrielli aseguró que aún no se ha derramado el combustible del barco, solo aceite de cocina y aceite de máquinas, y que no veía un riesgo inmediato de que las 2,400 toneladas de combustible a bordo fueran a escapar.

Un plan para remover el combustible ha sido aprobado, dijo, y comenzará una vez que los expertos den la orden.

Alrededor del barco han sido colocadas trampas para evitar que el combustible,así como otras sustancias contaminantes como detergentes y aguas residuales se dispersen. Con 4,000 personas a bordo, el barco tenía el tamaño de una ciudad pequeña, según Gabrielli.

El combustible será remplazado con agua para mantener el balance del barco, dijo el almirante Ilarione Dell’Anna, jefe de la autoridad costera del puerto de Livorno.

Grabrielli aseguró que Costa Cruises, la compañía propietaria del barco, está cooperando y que estaba mostrando responsabilidad a pesar de los errores pasados.

Tanto Costa Cruises como las autoridades han criticado al capital Francesco Schettino , quien está bajo arresto domiciliario y enfrenta cargos por homicidio involuntario, abandono de barco y naufragio.

En una grabación obtenida por el diario Reppublica y publicada este sábado se escucha que el capitán, al menos al principio del incidente, aseguró a las autoridades que haría lo correcto.

Según la grabación, un oficial de la Guardia Costera de Italia le preguntó a Schettino cuántas personas necesitaban ser evacuadas a la parte superior del barco para después ser rescatados en botes salvavidas.

“Cerca de 200 o 300 todavía”, respondió el capitán.

El oficial pregunta: “¿Todos serán evacuados o alguien se quedará?”

“Me quedaré aquí”, responde Schettino.

Otros audios dados a conocer antes, sin embargo, indican que Schettino no permaneció a bordo sino que abandonó el crucero , lo que provocó la ira de las autoridades.

El oficial de la fiscalía, Franceso Verusio, dijo que apelaría la decisión del juez que permitió el arresto domiciliario de Schettino .

Verusio ha dicho que el capitán debería estar en prisión debido al riesgo de que huya y a la gravedad de los crímenes.

El abogado de Schettino, Bruno Leporatti, dijo al canal de televisión italiano Sly Tg24 el viernes, que la gente a guardar su juicio contra el capitán hasta que se conozcan todos los hechos.

El liderazgo de Schettino ha sido repetidamente cuestionado. A principios de semana, un cocinero del barco dijo a una estación de televisión filipina que el capitán había ordenado su cena para él y para una mujer cerca de las 22:30 horas (local), poco menos de una hora después de la colisión.

Sin embargo, la mujer de Moldavia, Domnica Cemortan, de 25 años, quien también trabaja para el crucero pero dijo que estaba en el Concordia como pasajera, defendió al capitán en una entrevista en televisión.

“He escuchado en la televisión rusa que el capitán dejó el barco primero, o que estuvo entre los primeros, pero no es cierto”, dijo.

Los fiscales han acusado al capitán de pilotar el barco a demasiada velocidad como reaccionar a los peligros, lo que causó el naufragio, según documentos legales.

Al momento en que el Costa Concordia encalló había cerca de 4,200 personas  a bordo, 3,200 pasajeros y 1,000 miembros de la tripulación. La gran mayoría abandonó el barco a salvo.

Publicidad
Publicidad