Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Quién grita en la llamada a la policía en el caso de Martin?

Los estudios aplicados al audio señalan que es probable que la voz en las grabaciones no sea de George Zimmerman
lun 02 abril 2012 07:19 PM
Una mujer protesta por el asesinato de Trayvon Martin
AFP. Trayvon Martin-racismo Una mujer protesta por el asesinato de Trayvon Martin

Los gritos que la policía grabó en la llamada que el vigilante George Zimmerman hizo cuando perseguía a Trayvon Martin, a  quien después de enfrentar le causó la muerte,  parecen no ser los del guardia de origen latino, aseguraron expertos en audio.

Zimmerman, de 28 años, argumentó la legítima defensa en el asesinato de Martin el 26 de febrero, al decir que el joven de 17 años lo abordó después de que él había llamado a la policía para reportar al adolescente como una persona sospechosa que caminaba por su vecindario.

Los expertos en audio Tom Owen y Ed Primeau analizaron las grabaciones para el periódico Orlando Sentinel en las que utilizaron diferentes técnicas. Su diagnóstico arrojó que no creen que sea Zimmerman quien se escucha gritar en el fondo de las llamadas a la policía.

“Hay muchas posibilidades de que no sea la voz de Zimmerman”, dijo el ingeniero en audio Primeau. “De hecho, después de 28 años de hacer esto pondría mi reputación sobre la mesa para decir que no es George Zimmerman quien grita”, dijo.

Owen, analista forense de audio y también presidente emérito de la Junta Estadounidense de Pruebas Grabadas, dijo que tampoco cree que los gritos vengan de Zimmerman.

Los programas computacionales que a menudo se utilizan para analizar las voces en casos judiciales indican una probabilidad del 48% de que sea la voz de Zimmerman. Se necesita por lo menos un 60% de posibilidades para estar seguros de que dos muestras son de la misma fuente, dijo a CNN. Significa que no es posible que los gritos vengan de Zimmerman, argumentó Owen.

Publicidad

Ambos expertos dicen que han testificado en casos jurídicos que implican análisis de audio, y enfatizaron que no pueden decir con precisión quién gritaba. No cuentan con muestras de la voz de Martin.

Dentro de la investigación, Zimmerman confesó haber gritado por ayuda mientras hablaba por teléfono. Los  análisis de dicha llamada podrían desempeñar un papel importante en el esclarecimiento de la muerte de Martin y se determine si se tratará como un caso civil o delictivo.

El profesor de leyes en la Universidad de California David Faigman explicó que los tribunales y la comunidad científica en general tienen opiniones encontradas sobre la fiabilidad de tales análisis de “reconocimiento de voz”.

Aunque un objetivo en el caso de Martin podría ser el descartar a Zimmerman como la fuente de los gritos –en vez de identificar con precisión quién estaba gritando realmente- esto podría poner criterios más bajos y así presentar esas pruebas ante la corte, dijo Fraigman.

Para el especialista en leyes no les sería complicado a los abogados de Zimmerman encontrar un experto en audio para ofrecer una opinión contraria que no lo culpe por el homicidio de Martin.

La fiscal especial del caso continúa con su investigación sobre el tiroteo, el cual encendió protestas a lo largo y ancho del país, y comenzaron las manifestaciones que piden el arresto de Zimmerman. Estas movilizaciones  ponen de nuevo la atención en asuntos de relaciones raciales y reaviva el debate sobre la derogación de la ley de “defensa propia” en Florida.

La enmienda permite a las personas utilizar fuerza letal siempre y cuando sientan una amenaza razonable de muerte o lesiones graves. Según una versión del diario Orlando Sentinel, la cual fue corroborada por la policía, Zimmerman dijo que antes del tiroteo Martin lo golpeó en el rostro, lo tiró al suelo y golpeó su cabeza contra el concreto.

Los manifestantes también han pedido el despido del jefe de la policía de Sanford, Bill Lee, quien se hizo a un lado en marzo en medio de crecientes críticas por cómo manejaba su departamento el caso.

ABC News informó que el principal investigador de homicidios, Chris Serino, presentó la noche del asesinato una declaración jurada de denuncia penal, pero fue invalidada por la oficina de la fiscalía estatal.

Tracy Martin, padre del adolescente asesinado argumentó que  las investigaciones no son confiables : “Sin duda confirmo mis sospechas de que esta investigación se había estropeado desde el principio, y que otras personas sabían que no iba a haber un arresto”.

Mientras tanto, un grupo defensor de los derechos de tener armas de fuego, llamado legalboom.com, comenzó a recaudar dinero para un fondo de defensa legal de Zimmerman.

Christopher Kossman, quien organiza la campaña, se negó a decir cuánto dinero ha recaudado la iniciativa, pero comentó que ha sido “apabullante”.

“Si tiene que ir a juicio para que se haga justicia, entonces que así sea”, dijo Kossman. “Pero juzgarlo en el tribunal de la opinión pública no es la forma en que esto debe proceder”.

Anderson Cooper y Vivian Kuo, de CNN, contribuyeron a este reporte.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad