Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La violencia fronteriza limita las opciones del plan de paz en Siria

Decenas de personas murieron este lunes en el área cercana a Turquía horas antes del fin del plazo para cumplir la estrategia de Kofi Annan
lun 09 abril 2012 12:30 PM
Siria
Siria Siria

A un día de que se cumpla la fecha límite para que Siria retire sus tropas de los centros de población, la violencia se expande por el país, e incluso ha llegado a la frontera con Turquía.  

Al menos 145 personas murieron en Siria este lunes, de acuerdo con los Comités Locales de Coordinación de Siria, una red de activistas opositores. El creciente número de muertos y la demanda del gobierno a los rebeldes de que se comprometan por escrito al fin de la violencia animan a pensar que las esperanzas de que el régimen retire las tropas son mínimas. El gobierno sirio ya señaló este domingo que no ha aceptado una retirada unilateral.

La jornada coincide con la publicación de un nuevo reporte de la organización Human Rights Watch, que denunció que las fuerzas sirias han ejecutado a más de 100 civiles durante los recientes ataques.

La violencia se ha trasladado a la frontera con Turquía, país que alberga a miles de refugiados. Dos personas murieron y otras 19 resultaron heridas este lunes durante los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad de Siria y la oposición en la zona fronteriza, según un comunicado de la oficina de la gubernatura de Kilis, en Turquía. El incidente comenzó cuando personas heridas intentaron cruzar la frontera hacia Turquía, informó Selcuk Unal, un vocero del ministerio de Exteriores turco.

Un video aparentemente filmado por residentes del campo y subido a YouTube mostró a sirios llevando a un hombre gravemente herido en una tabla. Otro mostró a un hombre, aparentemente muerto, en la parte trasera de una camioneta de la policía turca. 

Previamente, hubo un enfrentamiento entre rebeldes sirios y fuerzas del gobierno en el cruce fronterizo de Bab el Salama, a menos de un kilómetro de distancia, donde murieron seis agentes fronterizos sirios y miembros de seguridad, según el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Publicidad

“Estoy llevando yo mismo seis personas en mi auto, un amigo llevó a dos”, dijo el hombre. “No hay ambulancias aquí. Estamos intentando ayudar a las personas a cruzar la frontera nosotros mismos”, según relató a CNN un funcionario turco. Turquía contactó con la Embajada de Siria en Ankara para demandar que las fuerzas sirias detuvieran el fuego. 

En la frontera oeste con Líbano, un camarógrafo de la televisora libanesa NTV murió y un reportero resultó herido, de acuerdo con la agencia estatal de noticias libanesa NNA. No se conocen detalles sobre el incidente.

¿Quién deja las armas primero?

Los hechos ocurren un día después de que Jihad Makdissi, vocero del Ministerio de Exteriores de Siria, anunció que quizá fue mal interpretada la idea de que Siria retiraría sus tropas de las ciudades a partir del 10 de abril, según SANA. El régimen no se comprometerá a sacar a las fuerzas sólo para ser atacadas por “grupos terroristas armados”, dijo.

En el conflicto, que ya ha durado más de un año, han trabajado grupos de derechos humanos que han documentado lo que describen como los horrores realizados por el régimen de Bachar al Asad.

El reporte de este lunes de Human Rights Watch denuncia que "en un esfuerzo desesperado para interrumpir los levantamientos, las fuerzas de Siria han ejecutado a gente a sangre fría, tanto civiles como rebeldes", dijo Ole Solvang, investigador de emergencias de la organización humanitaria. "Las (ejecuciones las) hacen a pleno día y en frente de testigos, evidentemente sin miedo a ninguna responsabilidad por sus crímenes".

El reportes describe varios casos de ejecuciones en masa, como los asesinatos de al menos 25 hombres en Homs el 3 de marzo, y los de  47 personas, en su mayoría niños y mujeres , en la misma ciudad el 11 y el 12 de marzo.

El gobierno de Siria ha culpado constantemente de la violencia en el país a "grupos terroristas armados". Sin embargo, las Naciones Unidas y otros líderes mundiales han dicho que el gobierno está tomando medidas enérgicas contra los disidentes que buscan una verdadera democracia y el derrocamiento del presidente Bachar al Asad, cuya familia ha gobernado Siria durante 42 años.

Entre los rebeldes se encuentran soldados que desertaron del ejército Al Asad, que han tomado las armas, pero su fuerza es menor en comparación con las tropas del régimen que están mejor equipadas.

La demanda del gobierno a los rebeldes para dejar las armas primero señala otro estancamiento en la crisis de Siria. "No podemos dejar nuestras armas hasta que se retire el régimen de las ciudades", dijo Abdullah Odah del Ejército Libre de Siria desde Estambul. "Nosotros no empezamos los asesinatos en masa. El régimen comenzó. Tiene que dejar de matar, y luego automáticamente nos detendremos". 

Activistas de la oposición, así como la oficina de las Naciones Unidas, el secretario general Ban Ki-moon, han acusado al régimen sirio del aumento gradual de la violencia en los días previos a la fecha límite de retiro.

CNN no puede confirmar de forma independiente estos reportes de violencia, debido a que el régimen sirio restringe el acceso a los medios internacionales.

Las Naciones Unidas estimaron que la violencia, que comenzó hace un año, ha causado la muerte de 9,000 personas; sin embargo, activistas señalan que la cifra es de más de 11,000.

Ivan Watson, Yesim Comert, Yousuf Basil, Jim Clancy, Salma Abdelaziz y Samira Said contribuyeron con este reporte.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad