Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Rey de España llama a disolver las Cámaras y convocar a nuevas elecciones

El plazo constitucional para escoger un nuevo presidente está próximo a vencer, y al no tener un candidato electo, se convocará nuevamente a comicios.
mar 26 abril 2016 02:59 PM
Las siguientes votaciones estarían previstas para el 26 de junio.
En manos de los electores Las siguientes votaciones estarían previstas para el 26 de junio. (Foto: Pool/Getty Images)

El rey Felipe VI de España informó este martes al Parlamento que, a falta de un candidato a la jefatura del gobierno, es necesario disolver las cámaras y convocar a nuevas elecciones legislativas, a sólo seis meses de las anteriores.

“El monarca ha comunicado al presidente del Congreso, Patxi López Álvarez, que no formula una propuesta de candidato a la presidencia del gobierno", comunicó la Casa Real al término de la tercera y última ronda de consultas con los líderes políticos desde las legislativas del 20 de diciembre pasado, que dejaron al parlamento fragmentado.

El plazo constitucional para elegir a un nuevo ejecutivo que suceda al del conservador Mariano Rajoy, en el poder desde finales de 2011, vence el 2 de mayo.

Sin embargo, la primera votación de una eventual investidura se tendría que haber celebrado este sábado, para lo que era necesario presentar a un candidato con posibilidades de ser elegido este miércoles, explicó después el propio López en una breve rueda de prensa.

"Al no haber mañana ningún candidato, estamos abocados a la elaboración de ese decreto de disolución de las Cortes y de convocatoria de elecciones. Eso será el día 3, cuando lo elaboremos y lo firmemos", precisó.

Los próximos comicios están previstos para el 26 de junio, primera fecha posible según los plazos constitucionales y antes del inicio de las vacaciones del verano.

Publicidad

Lee: Del Paso recibe el Premio Cervantes y critica "Ley Opresora" mexicana

España, cuarta economía de la Eurozona, vive desde hace cuatro meses una situación de parálisis política con un ejecutivo en funciones incapaz de tomar decisiones relevantes. Los nuevos comicios prologarán esta situación al menos tres o cuatro meses más.

Publicidad
Publicidad