Trump cumple un año de hostigar a los inmigrantes en EU

El presidente estadounidense ha cumplido con algunas de sus principales promesas, como cancelar el DACA y los estatus de protección especial para Haití y El Salvador.
Migración  Las medidas tomadas por Trump ha favorecido una política migratoria radicalmente restrictiva y aislacionista, consideran especialistas.  (Foto: Reuters/Carlos Barria)
WASHINGTON (EFE) -

En su primer año de mandato en Estados Unidos, Donald Trump, ha atemorizado a millones de indocumentados al llevar al papel su discurso antiinmigrante con planes ansiados por los conservadores como cancelar el DACA y TPS, aunque ha chocado con la realidad a la hora de materializar medidas como el muro con México.

El magnate neoyorquino dejó sentadas las bases de su política migratoria desde el día en el que anunció su candidatura a la Presidencia, en junio de 2015, al proponer levantar un "gran muro" en la frontera con México, país desde donde mandaban, en su opinión, "drogas, el crimen y los violadores".

Lee: Un año con Trump: Los momentos más tensos de la relación entre México y EU

Desde entonces se sucedieron promesas de endurecer la política migratoria para obtener más logros sobre este tema que lo alcanzado por otros políticos en los últimos 50 años, y en un año ha dado pasos para lograrlo.

Cinco días después de llegar al cargo firmó dos órdenes ejecutivas para detener al mayor número posible de indocumentados y deportarlos sin demora y retirar fondos federales a las ciudades que rechazaran colaborar en este objetivo.

A la espera de los fondos del Congreso para llevarlas a cabo, el "efecto Trump" sí quedó patente en una reducción del 26 % en la llegada de inmigrantes a la frontera. El temor a sus medidas era palpable fuera del país, pero también entre los 11 millones de indocumentados que se calcula viven en el país.

Recomendamos: 'Falsa', la palabra que dice Trump (por lo menos) una vez al día

Los inmigrantes con permiso temporal como los "soñadores" amparados bajo la Acción Diferida (DACA) y aquellos que pidieron el Estatus de Protección Temporal (TPS) también han sido víctimas de las políticas migratorias de la Casa Blanca este año.

En septiembre anunció la cancelación de DACA, que amparaba a 690,000 jóvenes, aunque un tribunal federal anuló temporalmente esta medida y a finales de año decidió no renovar el TPS a 195.000 salvadoreños, 58.000 haitianos, 5,500 nicaragüenses y un millar de sudaneses.

El director ejecutivo de Alianza Américas, Óscar Chacón, dijo a Efe que con todas estas medidas Trump ha favorecido una política migratoria "radicalmente restrictiva y aislacionista".

Coincide con él Andrew Selee, presidente del Migration Policy Institute (MPI), al señalar que Trump ha tratado de "enmarcar a la inmigración como un problema para el país".

Chacón cree que esta dimensión retórica extremista que "viene de la Casa Blanca" no tiene precedentes en la historia reciente de los Estados Unidos y no augura "nada bueno" para los inmigrantes en general.

Lee: El DACA está probablemente muerto por culpa de los demócratas, dice Trump

"Si la tendencia que hemos visto a lo largo del primer año de Trump se consolida, seremos testigos de un endurecimiento aún mayor de la guerra contra los inmigrantes", agregó.

Con todo, Trump ha sufrido duros reveses tanto desde el poder legislativo como el judicial.

El proyecto del muro con México no avanzó demasiado porque el Congreso no le ha dado los fondos requeridos, y por ahora debe contentarse con los ocho prototipos que se han levantado en San Diego (California), ni tampoco los recursos para su "fuerza especial de deportación", que iba a contar 10,000 agentes extras en el Servicio de Inmigración (ICE) y 5,000 en la Patrulla Fronteriza.

En el caso de las ciudades y condados que se declararon santuario, no colaboran con ICE y protegen a los indocumentados, el presidente intentó infructuosamente cancelar fondos federales destinados a las fuerzas de seguridad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ante el bloqueo realizado en las cortes por los opositores a esa medida, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, confirmó recientemente ante el comité judicial del Senado que el Gobierno buscará otros caminos y presentaría cargos criminales contra las ciudades santuario.

Y es que, según el trabajo de MPI, a pesar de que la retórica ha debido enfrentar la realidad, "hay señales" de que el gobierno está haciendo en realidad lo prometido por Trump, que ha logrado ser "consistente" con lo dicho en campaña.

Ahora ve
Vecinos y policías rescatan a una niña enterrada viva en el barro en Brasil
Te Recomendamos
×