Publicidad
Publicidad

Una explaymate revela las tácticas de Trump para ocultar su relación con ella

La exmodelo detalló a 'The New Yorker' su presunto romance con el presidente de EU durante 9 meses, cuando Trump tenía 2 años de matrimonio con Melania; un portavoz de la Casa Blanca negó la aventura.

Una exmodelo de Playboy que afirma haber tenido una aventura con Donald Trump a partir de 2006 está haciendo pública una descripción de la supuesta red que armó el presidente estadounidense ara ocultar su amorío.

En un documento de ocho páginas escrito a mano obtenido por la revista estadounidense The New Yorker, Karen McDougal detalló su presunto romance con Trump durante nueve meses entre junio de 2006 y abril de 2007, cuando Trump tenía dos años de matrimonio con Melania.

El documento fue entregado a The New Yorker por una amiga de McDougal, pero ésta confirmó a la revista que la escritura del documento es suya. La historia de la revista fue publicada este viernes.

El documento describe cómo supuestamente Trump llevó a cabo su aventura amorosa con McDougal: pagó la cena en un bungalow privado en el hotel Beverly Hills, le ofreció dinero después de la primera vez que tuvieron relaciones sexuales y le reembolsó el dinero por viajar.

Lee: El abogado de Trump pagó 130,000 dólares a estrella porno

"No dejó rastros de facturas", escribió McDougal, según The New Yorker.

Publicidad

Un portavoz de la Casa Blanca negó la aventura en un comunicado dirigido a la revista.

"Esta es una vieja historia que no es más que una noticia falsa. El presidente dice que nunca tuvo una relación con McDougal", dijo el vocero.

Trump también hizo comentarios que McDougal consideró irrespetuosos, que incluían insultos a su madre –una mujer cercana a la edad de Trump-, llamándola “vieja bruja” y también solía hacer referencias lascivas y estereotipada de los genitales de los hombres negros, informó The New Yorker, citando múltiples fuentes.

Después de terminar el romance, McDougal firmó un acuerdo en 2016 que otorgaba a American Media, Inc., la propietaria del National Enquirer -una publicación a favor de Trump-, la exclusividad de su historia por 150,000 dólares.

Sin embargo, la compañía dirigida por David Pecker, un amigo de Trump, nunca publicó su historia y según The New Yorker, usó la compra para matar la noticia. La compañía le dijo a la revista que no lo imprimió porque no encontró que la historia de McDougal fuera creíble.

Recomendamos: Caso de Trump y actriz porno, ¿una historia que no interesa?

Publicidad

Jerry George, exeditor senior de American Media, Inc., le dijo a The New Yorker que Pecker compra y mata rutinariamente historias para proteger a Trump, a quien considera un amigo.

"Nunca publicamos una palabra sobre Trump sin su aprobación", dijo George a The New Yorker.

La compañía, de acuerdo con el informe, también acordó publicar columnas regulares de McDougal con temas sobre el envejecimiento y el bienestar; además, dijo que la publicaría en la portada de dos ediciones.

McDougal le dijo a The New Yorker que lamentaba haber firmado el contrato.

"Me quitó mis derechos", dijo McDougal. "En este punto siento que no puedo hablar de nada sin meterme en problemas, porque no sé de lo que se me permite hablar. Me da miedo incluso mencionar su nombre".

McDougal le dijo a la revista que espera que hablar convencería a otros para evitar firmar acuerdos similares.

Publicidad

Según la revista, McDougal, de ideología republicana, al principio se mostró reacia a hablar sobre su presunto romance durante la campaña presidencial, por temor a que los seguidores de Trump la acusen de fabricar historias o dañar a su familia.

Le dijo a The New Yorker que quería evitar influir en la elección de alguien" o recibir "amenazas de muerte en mi cabeza".

Lee: WSJ: abogado de Trump pagó a estrella porno por su silencio

The Wall Street Journal, sin embargo, publicó una historia sobre el presunto romance y el acuerdo con National Enquirer días antes de las elecciones de 2016.

La publicación de la historia se produce después de que el abogado personal de Trump, Michael Cohen, dijo haber pagado 130,000 dólares a Stephanie Clifford, una estrella porno que se conoce con el nombre de Stormy Daniels, antes de las elecciones de 2016. Clifford presuntamente tuvo un encuentro sexual con el presidente antes de su mandato, aunque Cohen dijo que Trump "niega vehementemente" cualquier encuentro entre los dos.

Al igual que McDougal, a Clifford se le prohibió contar su historia, pero porque ella firmó un acuerdo de no divulgación. Un administrador de Clifford afirmó que el acuerdo ya no es válido debido a la divulgación de Cohen sobre el pago.

Publicidad

Trump se ha enfrentado anteriormente a acusaciones de tener varios asuntos extramaritales antes de ser elegido presidente.

También ha sido acusado por al menos 15 mujeres de una amplia gama de acusaciones de mala conducta sexual, incluida agresión sexual, acoso sexual y comportamiento lascivo.

Trump ha negado las acusaciones y en un momento dado amenazó con demandar a sus acusadoras, aunque todavía no lo ha hecho.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad