Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sexo y la Casa Blanca, de Bill Clinton a Donald Trump

Ambos presidentes de EU se han visto envueltos en escándalos sexuales con 20 años de distancia, pero el juicio no ha sido el mismo.
jue 25 enero 2018 03:17 PM
Escándalos
Escándalos Las noticias de los presidentes envueltos en escándalos sexuales no han sido abordadas de la misma forma. (Foto: JTSorrell/Getty Images)

Una mentira casi le cuesta la presidencia de EU a Bill Clinton: "No tuve sexo con esa mujer", dijo el político cuando se le acusó de tener una relación inapropiada con Monica Lewinsky.

Dos décadas después, el actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, es señadado por comprar el silencio de una estrella porno y no pasa nada.

El caso de Trump, que en un país como EU podría hundir cualquier carrera política, apenas llegó a los titulares.

Especialistas, analistas, historiadores y otros observadores de la política intentan explicar por qué una revelación así pasa tan desapercibida.

"Trump es una anomalía", dijo Tobe Berkovitz, profesor de la Universidad de Boston. "Mire a otros políticos, celebridades y periodistas atrapados por comportamientos menos impactantes o serios que Trump".

nullStormy Daniels, nombre artístico de Stephanie Clifford, habría recibido 130,000 dólares de Trump a cambio de su silencio, según dijo el Wall Street Journal hace 15 días.

Publicidad

Sin reacción

El adulterio en la era Clinton involucraba a un presidente en funciones y a una pasante de la Casa Blanca, y todo ocurría muy cerca de la Oficina Oval.

Trump era solo un ciudadano en 2006 y la entrevista a Clifford no deja dudas de que la relación fue consensuada. Pero estaba casado y su esposa Melania hacía apenas cuatro meses que había dado a luz a su hijo menor, Barron.

OPINIÓN: Todas las mujeres del presidente Trump son cómplices

En medio de la campaña presidencial de 2016, podría haber muerto políticamente después de la publicación de un video donde se jactó de agarrar a las mujeres "por el coño". También fue acusado por varias mujeres de haberlas acosado o agredido sexualmente.

Y sin embargo fue elegido como presidente de Estados Unidos.

La corresponsal de New York Magazine en Washington, Olivia Nuzzi, atribuyó esta débil reacción pública al "cansancio del escándalo", que se ha generalizado desde la llegada del republicano a la Casa Blanca hace un año.

"No es que haya un estándar diferente para Trump", dijo Nuzzi. "Así es como Trump reacciona a las acusaciones. Trump se quita los guantes y golpea el celular y comienza a tuitear".

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad